martes, agosto 25, 2009

Huesca - España

Huesca

Después del recorrido por la Hoya de Huesca nos quedamos a visitar Huesca, había estado varias veces pero nunca la había visto, solo había estado de paso. Sabía que era pequeña pero me sorprendió ver lo pequeña que era, en un momento conseguimos ver todo lo que tenia y sin perdernos, aunque al principio costó orientarnos porque habían pegado pegatinas sobre los mapas de la ciudad y dimos una gran vuelta para llegar al casino y al parque de la ciudad, cuando en realidad estaba bien cerca. Fuimos a ver la catedral, las torres, las murallas (que por cierto están restauradoras de una forma muy fea y horrible) y un par de iglesias. Todo forma un círculo que nos llevaba sin pérdida alguna de un lado a otro, y como un pueblo pequeño.

Visita: Agosto 2009

domingo, agosto 23, 2009

Vadiello - España

Vadiello

Siguiendo la carretera sinuosa entre las montañas y riglos que se veían desde el torreón de santa Eulalia pudimos llegar hasta el embalse de Vadiello. Un embalse es un embalse (de este se toma el agua que va para Huesca) pero la diferencia es el paisaje que rodea al embalse. Por un lado en lo alto se encuentra unos riglos abandonados, rojizos al sol son formas que recuerdas a escenas de indios y vaqueros en el lejano oeste. Al otro lado las montañas calcáreas, con sus agujeros, que en Japón no son nada común y que aquí, combinadas con el agua del embalse parecía un lugar de ciencia ficción.

Visita: Agosto 2009

jueves, agosto 13, 2009

Santa Eulalia - España

Santa Eulalia

Siguiendo la ruta de Montearagon fuimos hasta Santa Eulalia, desconocía que podíamos ver en este pueblo pequeño, el bus nos paro en la entrada y comenzamos a subir, el pueblo estaba en una montaña así que seguimos subiendo por entre las casas, tal vez por ser verano y pequeño no haba nadie, y el único local estaba cerrado, finalmente llegamos la iglesia, una pequeña ermita de estilo románico y su fuente de agua fresca que nos refresco. La vista desde ahí estaba cubierta por la maleza pero un pequeño camino nos llevaba hasta lo alto de la montaña donde se mostraba altivo un torreón. Subimos por el camino hasta el torreón, en lo alto de la montaña, y desde ahí disfrutamos de la vista, a un lado el campo llano y amarillo del trigo, en el otro lado las montañas prepirinaicas, montañas de diferentes tonos: verdes, marrones, azules, unos mallos anaranjados y plegados, resaltando como en pleno desierto pero rodeado de montañas verdosas, ni una persona o casa entre el paisaje. El torreón es de la época de la reconquista, desde donde se comunicaba con otra torre para vigilar la invasión musulmana. Luego desde lo alto de la torre el pueblo a un lado, los campos y la montaña, con vista clara bien se podría viajar en el tiempo, pues nada quedaba en los ojos que rompiera la armonía del paisaje.

Visita: Agosto 2009

martes, agosto 11, 2009

Montearagon - España

Montearagon

Pese a no tener ni coche ni carnet se pueden visitar diferentes lugares por la Hoya de Huesca gracias al bus turístico (solo cinco euros en este 2009) así que el siguiente destino fue la ruta del abadiado. Esta ruta se compone por la visita a Montearagon-Santa Eulalia-Vadiello. Al castillo de Montearagon ya había ido mi familia, está en ruinas pero aun así no lo había visitado por lo que era un lugar pendiente por ver. Esta bastante cerca de Huesca ciudad y se distinguen sus ruinas sobre las montañas. Desde arriba, antes de llegar a entrar al castillo lo que se te regala a los ojos es una impresionante panorámica del valle, los campos de trigo amarillos (que a nuestro amigo japonesa les gusta fotografiar porque en Japón lo que hay son campos de arroz y no estos valles amarillos), las montañas perfectamente dibujadas, que por el día tan claro dejaban ver cada grieta y a lo lejos también los mallos de riglos, resaltando rojos y agrietados. El castillo, como decía, está en ruinas, pero tampoco se quiere restaurar completamente porque sería falso, pero si conservarlo, la entrada al mismo es difícil. Es una entrada de estilo árabe que se hace rodeando el castillo, así que hay que subir dando rodeos a la montaña hasta poder acceder al interior, un gran patio con las murallas de lo que fu un castillo ahora apenas conservado. Subimos, con bastante precaución a la torre, que se cae a pedazos y vimos el interior de la parte de arriba de la cúpula, un agujero hecho por el paso del tiempo nos permitió ver la vista que desde la torre se tenía, para nosotros belleza, en su día visión para la conquista y resistencia cristiana.

Visita: Agosto 2009

miércoles, agosto 05, 2009

Jaraba - España

Jaraba

Jaraba destaca por sus balnearios y es que siempre ha sido conocida el agua de Jaraba, de forma que lo más destacable del lugar es su agua, por lo que el río es su principal aliciente en la visita. Agua clara y fresca, cristalina en varias zonas que circula a lo largo del barranco. Según la historia un asentamiento celtibero fue visitado por una patrulla romana en plena expansión del imperio de Roma por la península. Las zarzas invadían todo el barranco y su salida (aun hoy puedo dar fe que lo invaden); pero el vapor del agua caliente que salía por entre ellas, delató a los manantiales termales.

Visita: 2009

Senderismo por la comarca de Calatayud - España

Senderismo por la comarca de Calatayud (Calmarza-Jaraba)

Así es, aprovechando que residíamos temporalmente en Calmarza nuestra amiga nos llevo de senderismo. A las cinco de la tarde y con todo el sol de lleno del mes de julio subimos la montaña de Calmarza para llegar hasta lo alto, donde ver a las aves. El camino fue largo y duro, y si hubiera sido en otras horas tal vez no nos hubiera costado tanto. El camino nos llevo desde las cinco de la tarde hasta las diez de la noche sin descanso (excepto unos diez minutos para rehidratarnos), por lo que al final ya ni mirábamos el paisaje, solo soñábamos con llegar. Estábamos en lo alto y de ahí bajamos para incoar, entre un sendero marcado con pintura blanca y roja un camino entre los cortados que nos llevaría hasta la ermita que esta junto al balneario de Jaraba. Pero hasta la emita había mucho camino, primero tuvimos que llegar al comienzo de la ruta. Entre montañas cortadas empezaba el sendero, primero había que bajar algunas rocas, que estaban ayudadas por escalones, y así de un estrecho camino te introducías en el sendero a seguir. Las montañas, antes cercanas se amplían y entre maleza u ancho espacio entre cortado y cortado. Y en el medio del camino, entre flores y mariposas, nosotros. El paisaje como se puede imaginar era hermoso de contemplar, solo nosotros entre la naturaleza, fácil pensar en tantos otros que habrían andado rodeador por las montañas, arriba del todo el cielo azul pero los cortados no permitían que el sol nos asfixiara. Entre los cortados, las grutas y la maleza el camino fue pasando y poco a poco se hizo más pesado, más largo. empezaron a verse grutas y construcciones artificiales de piedra, pero nadie más, y esperábamos ver la ermita a la vuelta de la esquina pero seguíamos andando y nada aparecía, luego unos huesos de oveja y comenzamos a sospechar que al final, sin cobertura, ni agua ni alimento finalmente así nos encontrarían, solo huesos en medio del camino. Pero finalmente encubo de basura dio la pista final, ya desanimados y agotados vislumbramos la ermita, en lo alto, incrustada en la montaña, si fuerzas para subir salimos hacia Jaraba y regresaos por el camino "corta" (7 kilómetros) a Calmarza. La noche cayó sobre nosotros pero la luna se reflejaba sobre los cortados, y aunque peligroso llegamos antes de que fuera noche cerrada, y el camino fue mágico.

Visita: 2009

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...