lunes, diciembre 06, 2010

Helsinki - Finlandia

Helsinki

En vez de seguir viendo lugares de Estonia, y aprovechando la sala privada de acceso a internet gratis del hotel buscamos y reservamos un grupo de gente que conocí en el viaje, muy maja, un billete de ida y vuelta a Helsinki. En ferry era unos 5 euros más barato, pero tenía menos horarios que el catamarán, además que le costaba media hora mas tarde, así que cogimos el catamarán y el día anterior por la tarde, como decía en la crónica de Tallin fuimos a buscar desde donde salía el catamarán, y demás, aprovechamos para coger un plano de Helsinki y hacernos un mapa de que ver, como dije, el lugar está muy sucio y descuidado pero luego el viaje no se hace muy largo, por lo menso a mí, que me eché una cabezada y dormí, no lo fue. Primero empezamos a ver las islitas que rodeando el comienzo de la costa finlandesa, las casitas y los faros de las mismas, las embarcaciones y ya se empieza a ver el puerto de Helsinki, la vista de la ciudad desde el mar Báltico es maravillosa, la iglesia uspenski a un lado, el ayuntamiento de frente y la catedral en lo alto, hacen una bonita postal. Pensando que en Finlandia haría más frio que en Estonia me abrigue muchísimo, y luego resulto que fue el día, de toda la semana, que más calor hizo. Con las capas de ropa colgando, y arremangada por el calor salimos de la terminal y pasamos directos hacia el centro de la ciudad, pasamos pro el mercado, antes la lonja de pescado. Y llegamos a la plaza del mercado, donde había todo tenderetes de comida, flores, suvenir, y un barco cafetería que es como un museo… pasamos de largo camino a la uspenski, catedral ortodoxa de ladrillo rojo, donde estaban celebrando una boda, todos estaban de pie, hasta los invitados, así que no resaltamos mucho, desde arriba de la uspenski se puede ver la ciudad y el otro puerto, bajamos y caminamos por él, admirando las embarcaciones y alegrándonos del día tan bueno y soleado que había salido, de ahí fuimos hacia la catedral, cruzando las calles ordenadas, limpias y algunas bastantes empinadas de Helsinki. La catedral por fuera es inmensa, de color blanco y cúpulas verdes con dorado, por dentro, el estilo luterano es muy regio, cuatro estatuas, y los bancos de madera altos. Bajamos las escaleras que llevan de la catedral a la plaza del senado, en la plaza había una exposición de osos de todo el mundo, pintados, que una pareja de las que íbamos había visto en Berlín hacia unos años, al parecer es una exposición itinerante, que ellos van siguiendo sin proponérselo. Luego algunas obras de aquí para allá y nos fuimos a la plaza del mercado a comer, porque sería el sitio más barato donde hacerlo, luego tomamos un café en un cafetería, realmente caro, yo también un pastel que me pagaron y que debo devolver algún día, así que la comida en el mercadillo estuvo bien de precio y de comida, albóndigas de reno, paellas, pescaditos fritos, etc. Subiendo por el paseo fuimos hacia la estación central, una gran mole con unas estatuas gigantes, que tiene pinta de ser de la poca soviética por su forma. Paseamos entre calles hasta llegar a ver el parlamento, y algún otro edificio más, la ciudad de Helsinki so cuesta y roca pura, que aprovechan para construir los edificios, de ahí fuimos a ver la iglesia de la cueva, había bodas así que la habrían solo media hora después y antes de las boda, cuando llegamos estaban cerrando y tuvimos que esperar, pero como hacia buen día y habíamos estado andando sin parar un descanso no vino mal, por dentro vale la pena la espera, y después sin mucho ánimo de coger el tranvía para el ver el parque se siberus, que es un parque con una estatua con la cabeza de siberus como órgano fuimos bajando con tranquilidad al centro mientras mirábamos como las casas altas con todas parecidas, calles ordenadas, parques limpios, y letreros con el nombre de la calle en dos idiomas… o por lo menso en dos escrituras diferentes.

Visita: Septiembre 2010

Mis imagenes: Pendientes

Informacion para viajar: pendiente

miércoles, diciembre 01, 2010

Tallin - Estonia

Tallin

De Lituania fuimos a Estonia por las orillas del mar, ahí todo son pinos, casitas de madera, mar y más pinos. Tallin es la capital con más encanto de los Países Bálticos, aunque tampoco su casco antiguo es muy grande pero si muy bien conservado. La muralla que lo rodea, con sus torreones de tejado rojo, parece sacada de un cuento y en todas las callejuelas puedes pasear como si estuvieras en el pasado, los carros de dulces con vendedores medievales también quedan bien. Dentro de la ciudad vieja hay montones de restaurantes y terrazas para tomar unas cervezas, y queso, especialmente en la plaza del Ayuntamiento, en un rincón de la plaza está la farmacia más antigua. La mejor forma de recorrer la ciudad es perderse por las callejuelas sin rumbo fijo porque cada esquina es encantadora. Las calles cercanas a Raekoja Plats están repletas de turistas, pero caminando y caminando siempre se llega a calles más solitarias, la pata corta y la pata ancha que está bien bajarlas pero subir esas cuestas empedradas resulta agotador, la ciudad tiene tres miradores, y cada uno da una vista diferente de la ciudad, el puerto, y las torres de las iglesias y del ayuntamiento. Arriba están los restos del castillo de Tallin, la iglesia de la Cúpula y la ortodoxa Catedral Alexander Nevski. En la pata larga hay una cuesta llena de pintores callejeros que exponen sus obras en las murallas y andado por esa calle uno puede encontrar un callejón, como tantos otros encantadores, y este además tiene los restos de una iglesia de los dominicos. Fuera del casco antiguo, Tallin cuenta con su centro urbano con centros comerciales y edificios de oficinas de cristal, y el campo de las canciones, desde lo alto se ve el puerto y los feerys y dicen que ahí los estonios cantando consiguieron su independencia de Rusia. Se puede recorrer el paseo marítimo de Pirita Tee, que discurre a lo largo de la playa de Tallin dejando al fondo los campanarios de la ciudad antigua, aunque se notan los desagües y tuberías que contaminan la playa y el mar, tomando ese camino se puede llegar a la compañía de catamaranes que van a Helsinki en hora y media, es más pequeño pero más rápido para ir a Finlandia, ahí pudimos encontrar una cantidad inmensa de bebidas alcohólicas y comprobé lo que me había dicho Edorta, que los finlandeses van a Tallin para comprar alcohol que es más barato. El parque Kadriorg es un lugar ideal. Se puede llegar en tranvía desde la ciudad vieja y luego perderse entre sus árboles, también junto al mar hay un parque con casas típicas estonias, todas de madera, como las rusas. Los estonios son muy guapos, todos altos rubios, ojos claros, pero son más secos y desagradables que ninguno. Al menso el hotel tenía una sala privada para internet, donde hice uso de la compra del billete del catamarán, porque no sabe desde España si al final lo iba a hacer, pero esa es otra historia.

Visita: Septiembre 2010

Mis imagenes: Pendientes

Informacion para viajar: pendiente

lunes, noviembre 29, 2010

Sigulda - Letonia

Sigülda

Sigulda es una población al lado de Trakai, no la pude ver a conciencia porque solo paré a comer pero si vi los refugios de la guerra, en los montículos de tierra, y el castillo en ruinas, con su encanto, piedra gris, no ladrillo rojo, rodeado del bosque libre.

Visita: Septiembre 2010

Mis imagenes: Pendientes

Informacion para viajar: pendiente

Turaida - Letonia

Turaida

En turaida está el parque natural y el castillo que se alza en una colina sobre el río Gauja. El Castillo Turaida fue alcanzado por un rayo y destruyó. En la actualidad el castillo es en gran parte fijo. En la zona del castillo es un museo. Las exposiciones del museo los visitantes familiarizarse con los hallazgos arqueológicos en las proximidades del castillo como el origen y desarrollo de los residentes en la zona. El complejo del castillo, encontramos la iglesia de madera y una torre de defensa Donjon. A partir de la torre de observación de la cubierta es una hermosa vista del castillo desde arriba, del rio, y del parque de turaida. Luego cerca está la canción Hill que es el parque con 22 esculturas, que representan varias escenas de la vida en Letonia. También una iglesia de madera luterana y una tumba con flores de una Leyenda de la supuesta verdadera historia de amor. Cuando una niña Maija pagar por su verdadero amor por la vida, (esta la leyenda en mi blog de leyendas) y luego la cueva donde están escrito desde hace cientos de años los nombres de los amantes que no pueden estar juntos por algún motivo... y un riachuelo que dicen cuya agua te rejuvenece, será por lo fría que está. En todo caso es un lugar hermoso, que tiene delito perderse. Es un placer pasear por el parque, visitar la cueva, ver al cisne en el agua (esta solo porque su pareja murió y no se ha vuelvo a juntar, eso dicen) ve la iglesia, el museo, el castillo, las esculturas, tantas cosas…

Visita: Septiembre 2010

Mis imagenes: Pendientes

Informacion para viajar: pendiente

Riga - Letonia

Riga

De rúndale llegamos a Riga, me aloje en un hotel al otro lado del rio, por lo que las torres de la ciudad saluda al anochecer y al amanecer, sobre el rio. Aunque cruzarlo de noche resulta bastante frio, además estaban de obras lo que dificultaba la tarea. Visito primero el mercado, que se encuentra en antiguos almacenes de dirigibles, por el camino hay n edificio que ya vi en Polonia y Rusia, heredado de la época soviética. Riga ya me gusta más, el casco histórico pese a ser un clima y un cielo gris resulta mas colorido. También tienen muchas iglesias pero muchas casitas y palacios. Callejuelas estrechas y rincones encantadores. Sobre todo hay que saber mirar al cielo pues en los tejados de los edificios se pueden encontrar gatos de figura paseando (ya comente en Francia que no sería el primer gato de figura en tejado que encontraría) y niños con libros estudiando, y demás figuras. Si uno se cansa de mirar arriba puede pasear por la plaza del ayuntamiento que resulta también un edificio rojo precioso, la Casa de las Cabezas Negras y la iglesia de San Pedro desde cuyo campanario se obtiene la mejor panorámica de la ciudad. Si pasear por las callejuelas del casco histórico resulta encantador pese al frio invernal del otoño (en vera presiento que las republicas bálticas serán más bonitas), un barrio algo más alejado del centro también nos supone mirar hacia arriba, pues en pocos metros hay una gran cantidad de edificios de Art Nouveau, sus rostros y figuras resultan fascinantes. También destaca el Monumento a la Libertad, símbolo de la independencia letona.

Visita: Septiembre 2010

Mis imagenes: Pendientes

Informacion para viajar: pendiente

Jurmala - Letonia

Jurmala

Jurmala es una ciudad balneario letona. Paseando por el pueblo pueden ver las casas de madera, las clásicas y las muy modernas, de la gente que pasa el verano ahí. Las calles en esta época están bastante abandonadas pero resulta igualmente curiosos pasear y ver los arboles y las casitas de madera del lugar hasta llegar a la playa. Por la playa pasea gente, bien abrigada, y el agua debe estar helada pero el olor a mar báltico y la arena suave dan un paisaje diferente al país, que por ahora había sido todo verde.

Visita: Septiembre 2010

Mis imagenes: Pendientes

Informacion para viajar: pendiente

Rundale - Letonia

Rundale

Pasando las praderas verdes cambiamos de país sin darnos cuenta. Letonia también es llana y verde, esta lloviznando cuando llegamos al palacio de rúndale. Para entrar hay que pasar un riachuelo y anda un camino recto yermo. Ya pasada la puerta principal el edificio tiene una forma de palacio, no es muy grande. La entrada supone llevar patucos, como en los palacios rusos pero las salas están peor o menso restauradas pro lo que la visita del interior no resulta tan sorprendente. Aquí residieron los duques de Curlandia y los más resaltable es su salón de baile. Lo mejor es el jardín, que se visita con entrada aparte, que dan colorido al lugar en el día gris de septiembre.

Visita: Septiembre 2010

Mis imagenes: Pendientes

Informacion para viajar: pendiente

domingo, noviembre 28, 2010

Colina de las cruces - Lituania

Colina de las Cruces

Cruzando las llanuras verdes de Lituania podemos llegar a ver una colina, como son extrañas están ondulaciones en el relieve es natural que sea resaltada pero el caso es que empezaron a poner cruces en las colinas, no saben porque, y ahora por visitarla, por la muerte, por el nacimiento, por la boda, todo el mundo pone cruces, hasta los turistas. Y ya no se ve la colina verdes sino que se ve la llanura verde y de repente una pequeña colina de cruces de madera. El lugar se conoce como la colina de las cruces, o la colina de las mil cruces, y subir la colina y pasear alrededor, mirar con detenimiento las cruces resulta, en silencio, hasta abrumador.

Visita: Septiembre 2010

Mis imagenes: Pendientes

Informacion para viajar: pendiente

Kaunas - Lituania

Kaunas

Cuando visite Kaunas llovía a mares, y el cielo grises y el tiempo frio no ánima a visitar la ciudad. El rio (hay tantos ríos y agua, y llanuras verdes en Lituania) tenía un paseo con el nombre escrito en la orilla, un pequeño casco histórico, con sus iglesias y casitas todas al rededor de una plaza, la universidad y sobre todo las torres de sus antigua fortaleza. La placita resultaba encantadora, las iglesias, bueno, iglesias, y también alguna que otra más destruida, los de vilnus hablaban mal de la ciudad, supongo que no son muy amigos, peo no está mal. Aunque tampoco hay mucho destacable, en medio día se tiene recorrido.

Visita: Septiembre 2010

Mis imagenes: Pendientes

Informacion para viajar: pendiente

Trakai - Lituania

Trakai

Esta ciudad tiene un encanto propio. Primero empiezas a vislumbrar el lago y su bosque, con barquitas paseando. Es un parque natural bien cuidado, y al otro lado del lago las casitas de madera pintada de colores, las casitas me recordaron a las de Rusia, solo que un poco mejor conservadas. Tenderetes, embarcaciones, todo al lado del muelle para disfrutar del lago, y en medio del lago la isla donde se encuentra el castillo de Trakai. El castillo fue restaurado por los alemanes, hay un museo pro dentro, pero lo más bonito es verlo por fuera, con su ladrillo naranja, sus torre, sus instrumentos de madera en medio del patio, sus barandillas y escaleras, y el paisaje, al estar en medio de una isla rodeado por el lago se distinguen tres colores predominantes: azul del algo y el cielo, verde de la tierra, rojo del castillo. Lo que crea una bonita postal y es que Trakai es una ciudad construida sobre el agua.

Visita: Septiembre 2010

Mis imagenes: Pendientes

Informacion para viajar: pendiente

Vilnus - Lituania

Vilnus

Después de comprar una nueva cámara de fotos (porque rompí las otras dos en mi caída del Mt. San Michael) al día siguiente de llegar a Madrid salí para Vilnus, con escala en Frankfurt. Salidos con retraso los dos vuelos así que cuando llegamos al pequeñísimo aeropuerto de Vilnius ya era de noche. Pro el camino hasta el centro vimos varios escenarios en los parques, al parecer ese día celebraban una festividad, no recuerdo cual, que coincidía con el día mas corto del año. Al llegar al hotel ya estaban recogiendo todo y no quedaba casi nadie, solo eran las nueve y media de la noche. Corrí hacia el centro, paseando por las calles solitarias, no había un alma, para llegar a la calle donde había todo restaurantes, casi todos ya cerrados. Conseguí cenar en una pizzería donde todavía no cerraban. A las diez y media de la noche la ciudad parecía deshabitada, ni un alma por las calles, ni un restaurante abierto, si bien era domingo resultaba extraño, el centro histórico no es muy grande, y lo que más resalta iluminado es la catedral, que parece un templo a un dios nórdico mas bien, y poco más. La catedral tiene el campanario enfrente, y un piedra pequeñita entre medio que es de esas que dicen que da buena suerte si giras sobre ella. Por el día la ciudad histórica es pequeñita y lo que más se ven son muchas iglesias, hay una por centro que tiene un barco vikingo colgado del techo y dos tambores turcos auténticos de la guerra contra los turcos en un lateral, iglesias ortodoxas, iglesias destruidas por dentro, y más iglesias (queda la torre de un castillo), el resto son alto y grandes edificios grises si el día se levan gris. Hay un mirador para ver la ciudad desde arriba, no es una gran vista pero hay un pequeño bar al lado con música de salsa. Hay algún rincón curioso, como pasear por la orilla del rio y ver el edificio pintado de arte… resulta como poco curioso.

Visita: Septiembre 2010

Mis imagenes: Pendientes

Informacion para viajar: pendiente

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...