lunes, diciembre 31, 2012

Feliz Año 2013

Todo comenzó hace tiempo, contando mis primeros viajes y compartiendo las fotografias en el grupo de lectura en el que participaba, cuando cerró el grupo algunas de las compañeras sugirieron que hicera un blog para seguir contando mis viajes y enseñandoles mis fotos, y asi comenzo este blog: Destinos Errantes.

Desde entonces el blog ha ido creciendo, se han ido añadiendo más secciones y sobre todo se han añadido más lectores, gente que pasó por aqui por unas imagenes y les gustarón mi variedad de imagenes, otros que llegarón por casualidad buscando información sobre un lugar, otras personas que conocí en mis viajes(por libre y en circuito), y así, toda una variedad.

A todos.. Feliz Año 2013, que este año nos traiga muchos viajes, lejanos o cercanos, que nos llenen de experiencias gratificantes.

viernes, diciembre 28, 2012

Barcelona - España

Barcelona

Nuestro objetivo del fin de semana en Barcelona era: visitar al Sagrada Familia pro dentro, y pasar por el bar el bosque de las hadas. Escogimos un hotel con oferta desde su web que nos daba una botella de agua grande (que nos subieron a la habitación) y dos copas de cava. El viernes después de trabajar llegamos demasiado cansadas para hacer nada, ni siquiera para salir a cenar fuera. Al día siguiente desayunamos en la pastelería bocatería junto al hotel y en tres paradas de metro llegamos a la sagrada familia, eran poco más de las nueve de la mañana y ya había fila en la zona de individuales (que está por la zona de atrás, al puerta de la pasión) pero lo cierto es que la cola pasaba bastante rápido. Aprovechamos el descuento del libro del bus turístico y entramos dentro. Justo nada más entrar encendí y la cámara y plaf, se me apagó, lo volví a intentar con el mismo resultado, no me lo podía creer, no se me encendía. Justo después de haber pagado y entrar no tenía cámara. Menso mal que la tecnología de hoy en día es una maravilla y tenía el móvil, que no hace las fotos igual pero que me sirvió algo dado que nunca había entrado a la sagrada familia (que sigue sin estar terminada) y para una vez que entro, va y la cámara se muere, que desesperación. En fin, al menos tenía el móvil, que no es lo mismo pero, podría haber sido peor. Entramos, como decía, por la puerta de la pasión y nos quedamos embobadas como una media hora solo en la misma entrada, sin avanzar. Es preciosa por dentro, vale muchísimo más, y eso que no está acabada. La iluminación y colores que dan las vidrieras, las figuras en lo alto con su simbología, las columnas como largas plantas tan altas, las flores, la naturaleza hecha catedral, con las figuras de colores que representan a los apóstoles en los medallones de las columnas, en fin, todo precioso. Finalmente anduvimos y fuimos avanzando por la catedral, viendo desde todos los ángulos la iglesia, con el triangulo dorado de la santa trinidad al fondo, el raro san Jorge en una de las puertas, y así hasta salir a ver la puerta de la natividad de cerca, donde no encontramos la dichosa serpiente que decía el audio guía, visitamos el pequeño claustro donde si vimos la bomba de mano pero no al monstruo marino de la audio guía. Y luego está el museo, las maquetas, los dibujos, la cripta donde está enterrado Gaudí, al final salimos después de unas 3 horas, pero podíamos haber estado mucho más tiempo. Al menos el gasto está más que aprovechado, muy bien amortizado. Una vez salimos bajamos a la plaza Catalunya para comprar lotería de navidad, parada obligatoria para mi familia, y de ahí paramos por un bar de las ramblas y mientras tomamos un aperitivo decidíamos donde comer y que hacer ya que habíamos cumplido con uno de los requisitos de la visita. El bar del bosque de las hadas al que ya había estado yo, aunque no mi amiga, esta junto al museo de cera y como abrían el domingo y teníamos también descuento, dejamos las dos cosillas para el domingo. Y mirando el folleto de descuentos para ver que podíamos gastar vimos el bar de hielo, el icebarcelona, el primer bar de hielo del mundo en una playa. Así que decidimos ir, bajamos andando desde plaza Catalunya hasta la Barceloneta parando por la catedral gótica, para echarle un vistazo, luego nos metimos por el barrio que nos llevó a la catedral de santa María del mar, y de ahí nos desviamos para ir hacia el puerto, como hacia una tarde tan calurosa para ser noviembre el paseo estaba lleno de gente paseando, tomando algo, músicos tocando, dejando a un lado los barquitos bajamos por el paseo marítimo disfrutando de la vista del mar muy tranquilo hasta la playa de la barceloneta, bajando abajo donde los bares de la playa está el bar de hielo, por fuera es un bar normal, por dentro es todo de hielo, te dan un abrigo y guantes y en la entrada entra también una bebida de vodka con algo. Había una figura de hielo de la sagrada familia y un oso, estuvimos poco tiempo, justo para hacer fotos y beber el vodka, estábamos a -15 grados. El vaso, por supuesto, como la barra del bar, también era de hielo. Cuando salimos regresamos al hotel a descansar, cambiarnos y bajar al bar a tomar esas dos copas de cava antes de salir a nuestro siguiente recorrido: recorrido por las luces navideñas de Barcelona. Resulta que había salido en las noticias que en Barcelona habían querido adelantar las navidades y era la primera ciudad española que inauguraba sus luces navideñas, así que nos hicimos un recorrido por las bonitas porque eran muy originales, luces navideñas. Como hacia tan bueno y no parábamos de ver a gente comiendo helado nos cogimos un helado y nos hicimos fotos bajo las luces navideñas, los arboles como cerezos en flor pero que son todo luces tomando helado (hacia demasiado calor para ser noviembre) y vimos un poco a los patinadores en la pista de hielo de la plaza Catalunya, y así recorrimos de nuevo toda la ciudad a pie, de luz en luz. Al día siguiente salimos hacia las Ramblas, había bastante gente paseando y haciendo fila en la lotería (que aunque era domingo estaba abierta), y en una plaza adyacente a las ramblas había un mercado de monedas antiguas. Entramos al museo de cera, yo más que mi amiga, que le dio miedo la iluminación y ambiente del lugar y tuvimos que empezar por el final. La señora de la entrada fue muy maja porque podía haber dicho, tu compraste la entrada ahí te quedas si no puedes pasar de la entrada (a oscuras y con ruido de truenos), luego, en un callejón al lado del museo de cera está el bar El bosque de las hadas, aunque solo se ve una peor bueno, es pequeño pero chulo de ver mientras se toma algo.
Visita: Noviembre 2012

Mis imagenes: aqui

Información para viajar:Pendiente

jueves, diciembre 27, 2012

Valle del silencio y Peñalba de Santiago - España

Valle del Silencio y Peñalba de Santiago

Hay lugares donde el ruido desaparece. A pocos kilómetros de Ponferrada encontramos el Valle del Silencio, con los montes Aquilianos, los mismos de los que los romanos se proveían de agua para su mina de Las Médulas. Para llegar hasta el Valle del Silencio, primero tenemos que atravesar el valle del Oza. Veremos que el paisaje cambia rápidamente, pasando de los campos al terreno montañoso plagado de árboles, atravesado por un pequeño río. La carretera, de esas con encanto, nos adentrará poco a poco en el bosque, siempre acompañados del murmullo del río. La bacheada carretera no se detiene, incluso atraviesa una cascada, y cruza varias veces sobre el río. Una vista preciosa la del río discurriendo por el bosque, casi como encantado, donde se puede parar y bajar al rio. El bosque llega a su fin cuando la carretera empieza su ascensión, lo que nos permiten ver el valle del río Oza. El único problema es que al ser fin de semana había bastante coche y la carretera, aparte de llena de baches, solo cabe un coche y si se encuentran dos hay que hacer maniobras para dejar pasar o pasar. El camino termina en el pequeño pueblo de Peñalba de Santiago, y aunque hemos visto un espectacular bosque, todavía no estamos en el Valle del Silencio. Para eso, tenemos que andar un poco, no sin antes visitar este pueblo de montaña, con varios alojamientos rurales (y dos bares) que me recordó a los pueblos del Pirineo con sus tejados de pizarra, sus paredes de piedra y sus balcones de madera, sus estrechas calles, su iglesia mozárabe del 937 y con la ausencia de coches en sus calles porque tiene un parkings al inicio del pueblo para que no entren los coches al pueblo. Varios carteles avisan que no se puede recoger castañas sin autorización de los vecinos porque son propiedad de los vecinos de Peñalba de Santiago.
Visita: Noviembre 2012

Mis imagenes: Pendientes

Información para viajar:Pendiente

miércoles, diciembre 26, 2012

Ponferrada - España

Ponferrada

De las Médulas fuimos al valle del Silencio, y de camino pasamos por Ponferrada para tomar algo, así que nos acercamos a ver rápidamente el casco histórico. El casco histórico se extiende a los pies de un imponente castillo fundado por los templarios. El Castillo se alza sobre el río Sil y desde ahí tiene una vista impresionante, al castillo se accede por su lado sur a través de un puente levadizo sobre el foso, señalado con un pivote que marca que esa zona es camino de Santiago. La fachada principal está flanqueada por dos torreones unidos por un arco. A los pies del Castillo se extiende el casco antiguo de la ciudad, al que se entra por la Calle del Reloj, donde se levanta la Torre del Reloj sobre una de las puertas del antiguo recinto amurallado. Junto a la Torre del Reloj se sitúa un Convento. Y de aquí regresamos al coche para continuar nuestro camino hacia Peñalba de Santiago, en el Valle del Silencio.

Visita: Noviembre 2012

Mis imagenes: Pendientes

Información para viajar: Pendiente

martes, diciembre 25, 2012

Feliz Navidad 2012

Para todos los que están ahí, ya nos hayamos conocido en un viaje, o hayas llegado al blog por casualidad, o seas de los que siempre ha estado ahi desde los inicios, a TODOS.... 
FELIZ NAVIDAD
 
 

lunes, diciembre 24, 2012

Las Medulas - España

Las Médulas

Hoy amanece con sol y no hace demasiado frio para ser noviembre y estar en León, así que cogemos el coche y nos acercamos a la comarca del Bierzo para visitar Las Médulas, patrimonio natural de la Unesco. Primero nos acercamos al mirador de Orellán, con el día que hacía la vista era espectacular. Las nubes flotaban bajas sobre el pueblo de las médulas, y las montañas que forman todo el conjunto refulgían de color naranja. Ahí mismo, pagando, se puede entrar en las cuevas construidas por los romanos durante sus excavaciones. Esta era una zona de minas de oro en la época romana, así que el lugar tiene varias cuevas y laberintos, algunos de los cuales se pueden recorrer. Luego bajamos y nos acercamos a tomar el camino largo hacia las minas Cuevona y Encantada. La razón de tomar el camino largo es que el camino corto es, sí, más corto pero mucho más empinado, todo de tierra y por tanto, más dificultoso. Así que tomando el camino largo caminamos por entre los arboles de color otoñal, con sus coloridas hojas amarillas y rojizas y las montañas de barro cada vez más cerca. Finalmente se llega a la zona baja de las montañas, donde hay una gruta enorme, llamada la Cuevona, que actualmente tiene prohibido el paso y que sin iluminación es peligroso entrar en ella. Al lado, en la otra montaña, está la Encantada, que tiene laberintos y agujeros, algunos dan al exterior y se pueden recorrer, otros son más profundos y sin linternas no es posible explorarlos. La vuelta la hicimos por el camino corto que ofrece una bonita vista de las montañas pero que con la lluvia del día anterior y al ser el camino solo de tierra y no de piedra como el camino largo estaba lleno de barro, muchísimo barro. Así que afortunadamente hicimos el camino largo primero porque sino la subida hubiera sido menos gratificante que la bajada.
Visita: Noviembre 2012

Mis imagenes: aqui

Información para viajar: Pendiente

domingo, diciembre 23, 2012

Astorga - España

Astorga

Como es invierno y a las seis de la tarde ya es de noche (en este caso con la lluvia y las nubes del día a las cinco ya estaba oscuro) así que cuando llegamos a Astorga ya estaba todo oscuro. La primera vista de la ciudad fue del palacio y la catedral en lo alto de la colina rodeado por las murallas romanas. Subimos y vimos la catedral por fuera, curiosamente la catedral no está iluminada, así que tuve que conformarme por verla a oscuras. Al lado está el palacio episcopal obra de Gaudi, y es de estilo parecido a la casa que hizo en León pero más estilo castillo. Este sí que estaba iluminado y se veía muy bonito, como un castillo de los pitufos que hacía de pequeña. Pasando por cientos de tiendas llenas de dulces típicos, de los cuales me llevé unos cuantos (merles, mantecas, nicanores…) llegamos al ayuntamiento, con su fachada barroca, torres y en lo alto una campana con dos figuras; un hombre y una mujer, con un mazo cada una, que a la hora en punto comienzan a golpear la campana. Cerca de ahí están los restos de las casas romanas, con los mosaicos y las zonas descubiertas, y un plano y descripción en las vallas, de acceso libre y con una cubierta para la lluvia. La visita fue rápida per muy productiva.

Visita: Noviembre 2012

Mis imagenes: Pendientes

Información para viajar:Pendiente

sábado, diciembre 22, 2012

Basilica de San Isidoro

La Basílica de San Isidoro.
http://www.sanisidorodeleon.net/
Entrada Iglesia: Gratis
Entrada Tesoro, Panteon, Claustro y Biblioteca: 5 euros (con o sin guia, como se prefiera)
De estilo románico-primitivo comenzado a principios del siglo XI y terminado en el siglo XII. Esta Basílica fue construida para servir de mausoleo a San Isidoro de Sevilla. El hecho de llevarlas a León se debe a que fue el monarca leonés Fernando I quien obtuvo las reliquias del rey de la taifa de Sevilla, al-Mutamid,
Según cuenta la leyenda, en 1063 Fernando I guerreó por tierras de Badajoz y Sevilla, e hizo tributario suyo al rey taifa de Sevilla. De él consigue la entrega de las reliquias de Santa Justa, pero cuando su embajada llega a Sevilla a recogerlas, no las encuentra. Sin embargo, una vez en Sevilla, el obispo de León, miembro de la embajada, tiene una visión mientras duerme, gracias a lo cual encuentran milagrosamente las reliquias de San Isidoro. El retorno se hace por la Vía de la Plata. Cerca ya de León, la embajada se interna en tierras pantanosas, sin que los caballos puedan avanzar. Al taparles los ojos a los caballos, éstos salen adelante dirigiéndose hacia la recién construida iglesia de los santos Juan y Pelayo, que desde entonces se llamará de san Isidoro.

viernes, diciembre 21, 2012

Catedral de Leon

Catedral de León.

Se construye sobre la antigua Catedral románica, que a su vez ocupaba los solares del Palacio de Ordoño II y las termas romanas. Comienza su construcción hacia el año 1205, es de estilo gótico y está inspirada en la Catedral francesa de Reims, reducida su planta en 1/3.

Dentro de la catedral hay un pellejillo del topo que según cuenta la leyenda destruía los cimientos de la catedral y que los canteros al matarlo, colgaron su piel en lo alto de la puerta de san Juan.


Horario visita Catedral de León:

Julio a septiembre:
Lunes a sábado: de 8h30 a 13h30 y de 16 a 20
Domingos y festivos: de 8h30 a 14h30 y de 17 a 20

Octubre a junio:
Lunes a sábado: de 8h30 a 13h30 y de 16 a 19
Domingos y festivos: de 8h30 a 14h30 y de 17 a 19

Precio Entrada Catedral de León:
Entrada: 5 €
Horario visita Museo de la Catedral:
Julio a septiembre:
Lunes a viernes: de 9h30 a 14h y de 16h a 19h30
Sabados: de 9h30 a 14h y de 16h a 19
Cerrado domingos y festivos
Octubre a junio:
Lunes a viernes: de 9h30 a 13h30 y de 16h a 19
Sábados de 9h30 a 13h30
Cerrado sábados por la tarde, domingos y festivos


Precio Entrada Museo de la Catedral de León:


Entrada completa: 4 €

Entrada parcial: 2 €

Entrada claustro: 1 €


....................
.

Detalle de la Fachada de la Catedral de León

jueves, diciembre 20, 2012

Leon - España

León

Llegué a León el viernes por la noche, desde Zaragoza no está muy cerca asique busque la mejor combinación que era un tren de Zaragoza a Madrid y luego otro tren de Madrid a león. Uno llega a atocha el otro sale de Chamartín. Nada más llegar a León nos fuimos al barrio Humedo (se encuentra entre la plaza Mayor, la catedral , la plaza del Grano y llega hasta la calle la Rua, que discurre por lo que era la muralla romana) que es la zona de calles estrechas y bares donde tapear y así darse por cenado. Ahí pides una bebida y te incluyen la tapa (3 euros) y son tapas generosas, no un platito de dos croquetas o patatas/frutos secos. En algunos sitios te dan hasta una carta para elegir la tapa que se quiere con la bebida, hay tapas dulces y saladas. El único problema es que con cada tapa va una bebida o al revés y eso de beber tanto hay que tomarlo en cuenta. Pero si, me recomendaron de león las tapas, y tienen razón, si se va por León hay que pasar por el húmedo y disfrutar de sus tapas. Al día siguiente amaneció con lluvia pero solo duró medio día, una pena porque por la tarde, cuando nos paramos a comer, salió el sol pero ya teníamos otros planes. El caso es que me vi León bajo la lluvia, en medio día puede visitarse sin problema. Lo de la lluvia debe ser algo común por ahí porque casi todo el mundo llevaba sus botas de agua, de esas que yo no he visto en Zaragoza por años y años. Empezamos la visita con el hostal de San Marcos, por dentro es un parador, y aunque se puede pasar al patio a la zona de arriba solo se puede pasar si eres cliente, la zona de arriba tiene un precioso techumbre, aunque en la entrada también hay una sala con el techo de madera labrada impresionante. En la recepción hay unos caramelos, típicos de ahí, que son como almendras garrapiñadas. Adyacente hay una iglesia y un museo. La vista desde fuera es preciosa, junto al río, con los arboles de colores dorados pro el otoño y sus hojas caídas y la portada llega de figuras labradas. Enfrente hay una cruz con un peregrino descansando, León es punto del camino de Santiago y antiguamente el hostal era un refugio para los peregrinos del camino. Cerca está el rio y el auditorio. También cerca de ahí está el Museo Contemporáneo que sin sol no brillan mucho los colores de su fachada y al igual que el auditorio es un edificio moderno sin mucho gusto en los días grises como hoy. Nos acercamos a La Casona, que solo está abierta de lunes a viernes (ilógico para el turismo, pero es lo que hay), es un edificio de la época de principios del XX que ha sido restaurado y por dentro, ya que por fuera no llama la tención, debe ser interesante. De aquí nos acercamos a la basílica de San Isidoro. La iglesia y su fachada, como el resto de edificios de León está labrad ay muy bien cuidada, pero lo mejor es el museo-cripta de los reyes. La entrada son 5 euros y se puede visitar el museo con pinturas de la época en las paredes de la iglesia, la biblioteca, con los volúmenes incunables, el claustro, y la cripta, que es impresionante, conserva todas las pinturas en los techos y las paredes, y es como entrar a una de las iglesias ortodoxas de Grecia y Rusia, con sus pinturas solo que los colores son mucho más llamativos. La visita puede ser guiada o por libre, el precio es el mismo. Y la cripta ya merece el precio. Nos acercamos a las murallas romanas, hay muchas conservadas por León y todas interesantes de ver, sobre todo el paseo de los cubos que es una calle con las murallas y sus torres conservadas perfectamente como cubos. Luego nos acercamos a La Casa Botines que es una obra de Gaudi, el estilo se nota que es diferente al del resto de edificios de León, incluso del palacio de Los Guzmanes, que está pegado a la casa botines. Para no faltar Gaudi puso en la portada de la casa botines un san Jorge matando al dragón (casi un lagarto grande). De ahí cogemos la calle principal que recorre casas del siglo XIX con sus ventanales de vidriera, dejamos a un lado la plaza mayor, fortificada y con el mercado de fruta de los sábados, y llegamos a la catedral. Hay que pagar entrada para ver la catedral por dentro, una preciosa catedral gótica, y también se puede pagar para subir al tejado de la catedral. Con la lluvia que caía omitimos esa parte, que con un día sin tanta agua sería muy interesante. Al lado de la catedral está el edificio de correos que también es una casa llamativa por su aspecto, aunque ya no recuerdo el nombre. Luego cogimos el paseo de los cubos hasta la puerta de la ciudad, se le conoce como el arco de la cárcel, porque está pegando a lo antiguamente fue una cárcel. De aquí nos acercamos a la plaza del grano, cerca del barrio húmedo es una gran plaza con una fuente en el centro y varios árboles. A un lateral que da una de las pocas casas con portales de madera de la época y un iglesia. Existe un albergue para peregrinos en un lateral. Conserva el empedrado característico de León antiguo.
Visita: Noviembre 2012

Mis imagenes: aqui

Información para viajar: aqui y aqui.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...