sábado, noviembre 30, 2013

Madrid - España

Madrid

Aprovechando que teníamos que hacer noche en Madrid dadas las horas a las que el vuelo salía del aeropuerto destino Toronto, decidimos irnos por la mañana a Madrid y así aprovechar para ver algo de la ciudad. Salimos de Zaragoza en ave y a las diez y media ya estábamos en Madrid, para no perder tiempo yendo al hostal dejamos las maletas en la consigna de la estación y tomamos el metro hasta la parada de Bilbao. Nuestra primera visita era el andén cero-estación de Chamberí. Hacía tiempo que tenía curiosidad por ver la llamada estación fantasma de Chamberí. Ya en la misma estación del metro había carteles orientativos sobre qué salida tomar para ir al andén cero. Saliendo apenas unos pocos pasos a pie se llega a la plaza de Chamberí y al andén cero. La entrada es gratuita, lo que no sabíamos es que también hay visitas guiadas gratuitas. Son cada cierto tiempo pero la guía te aconseja que puedas ver el audiovisual y aunque lo pilles empezado va en bucle y al final de la visita puedes entrar a terminar o empezar de verlo, según como lo hayas cogido. Así que entramos a ver el audiovisual sobre el metro de Madrid, el quinto tras Londres, Paris, Budapest y Berlin. Y cuando iba a empezar la visita la guía avisó en la sala que los interesados en la visita está iba a comenzar. Por supuesto que nos unimos al grupo, y he de recomendar que si se va se unan al grupo porque las explicación son mucho más interesantes que el audiovisual, además, una vez escuchados los comentarios de la guía el audiovisual tenía más sentido y uno sabía en qué fijarse, como por ejemplo la primera parada de metro, que pasa sin pena ni gloria en el fotograma del audiovisual pero que después de que te lo cuente la guía ya uno se interesa por verlo. Tras la visita, a veces interrumpida por el paso del metro, porque aunque no para ya en la estación de Chamberí desde la ampliación en 1960 de los vagones de metros, el metro sigue pasando, y el ruido es ensordecedor, además de que es muy curioso que la gente de Madrid que estaba ahí comentaba que nunca se había dado cuenta de es parada inexistente. Al igual que paso con la visita al cementerio de Zaragoza la guía hablaba más para los que conocían Madrid, supongo que porque en estas visitas no va tanto la gente de fuera como la de la propia ciudad. Tras la visita se puede recorrer el andén libremente, solo un lateral dado que el otro está cerrado el paso, pero se puede ver a través de una barrera de cristal, por el lateral que se puede recorrer el andén está lleno de publicidad de la época en cerámica, todos los detalles muy cuidados, y escasa iluminación porque han mantenido la iluminación de la época y todo lo demás, que excepto unos carteles de Chamberí, el resto es todo original restaurado. Al otro lado del andén además de la publicidad en cerámica hay unas imágenes de video que muestran lo que eran los carteles de publicidad en papel de la época, curiosamente apareció el anuncio de Galleas Patria Zaragoza, y el día anterior habíamos estado viendo la fábrica en Zaragoza. Se pueden hacer fotos pero sin flash, y no se puede grabar video. La entrada y la salida se conservan con la taquilla y los tornos de la época y en el tablón de anuncios los precios de los billetes y recorridos y billetes especiales como el de los toros. Una visita muy interesante y recomendada. Tras volver a ver el audiovisual (ahora ya con más sentido y entero) nos marchamos a coger el metro de nuevo para visitar el templo de Debod. Mis amigas ya habían estado pero yo no, así que nos marchamos hacia allí y cuando llegamos como se estaba tan bien sentadas en los bancos al sol sacamos nuestros bocadillos y nos pusimos a comer. Tras la comida y un poquito de relax recorrimos primero el templo por fuera y luego hicimos fila para poder verlo por dentro, había leído que por cuestiones de tamaño solo pueden entrar veinte personas a la vez. Mis amigas no habían estado dentro, creían que no se podía entrar, no tuvimos que esperar demasiado y vale la pena, por dentro es como cualquier otro templo que visité en Egipto, bastante bien conservado, salas pequeñas, estrechos pasillos y una gran aglomeración de gente. En la sala de la planta superior había unos ordenadores con toda la historia del templo desde su construcción, Debido a la construcción de la presa de Asuan, por la que el templo de Abu Simbel fue trasladado piedra por piedra a otro emplazamiento, otros edificios se iban a ver anegados por las aguas. Y para que estos templos no se perdieran, entre otras cosas, el gobierno egipcio decidió donar cuatro de los templos afectados, siendo el templo de Debod el que se trasladó a España. Aquí tuve que esperar sentada a que mis amigas terminaran de leérselo todo, yo como mi memoria es tan mala preferí dejar el leerlo en casa en libros o internet porque sabía que a lo que llegará a escribir la entrada mezclaría la historia si intentaba extenderme mucho, por eso no me extiendo demasiado en las explicaciones historias, para no meter la pata liando los datos, si alguna vez lo hago no es intencionadamente (por lo que los insultos que a veces recibo en los comentarios por no ser cien por cien fiel a la historia se los pueden ahorrar). Tras la ver el templo por dentro y por fuera nos asomamos al mirador del parque que tiene una buena vista del Palacio Real y de ahí bajamos andando hasta Gran Vía, recorrimos con tranquilidad la Gran Vía y decidimos subir a la terraza del Círculo de Bellas Artes, sabemos que hay una terraza que es gratuita, o eso nos han dicho, pero como esta la teníamos tan cerca decidimos pagar los tres euros que cuesta la entrada y subir a ver Madrid desde la terraza, que tenía bastante gente, hasta tumbada, aunque el día era bastante frío y poco apetecible para estar mucho tiempo en la terraza, aunque las vistas merecían pasar algo de frío durante un rato. Tras tomarnos algo salimos de nuevo a la calle y nos dirigimos hacia la Cibeles, que tenía los leones como ennegrecidos, y de ahí bajamos andando hasta la estación de Atocha. Durante el paseo pudimos ver la kilométrica cola que el Museo del Prado tenía para poder entrar gratuitamente, teniendo en cuenta la hora que era y la hora de cierre del museo no sé si les compensaba a los que estaban al final de la cola, ya pasado todo el edificio, que es largo ya de por sí. Como teníamos que madrugar bastante y aún había que llegar al hostal en Barajas nos dirigimos a coger las maletas y tomar el recorrido al hostal. Excepto el museo del ferrocarril habíamos visto todo lo planeado, y leído y vistos todos los audiovisuales, que eso quita bastante tiempo, así que quedamos satisfechas de nuestro día en Madrid (por supuesto pese a ser Noviembre tuve mi ataque de alergia – razón por la que no visito más a menudo Madrid-).
Visita: Noviembre 2013

Mis imagenes: Madrid

Información para viajar:  -Estación de Chamberi

viernes, noviembre 29, 2013

Zaragoza, XXIII Ruta de Los Sitios - España

Zaragoza

Todos los años, el uno de noviembre, día de todos los santos, la asociación histórico-cultural de Los sitios de Zaragoza celebra su ruta anual. Este año la ruta comenzaba en la basílica de Santa Engracia donde se inauguró una placa conmemorativa en recuerdo de los soldados polacos que lucharon con honor en los Sitios de Zaragoza. La ruta comenzó donde se inauguró la placa (que tiene el texto en español y en polaco) y fue una vez terminado el acto político, dado que este año fueron al acto el embajador de la república de Polonia en España, Tomasz Arabski y Jan Stanislaw Ciechanowski Ministro Jefe de la Oficina de Excombatientes y Personas Represaliadas de la República de Polonia .Debido a nuestro agotamiento no llegamos al inicio de la ruta, pero como me conocía el recorrido, nos acercamos a la siguiente parad ay ahí encontramos al primer grupo y luego al segundo (siempre hay tantos socios dispuestos a participar en la ruta que hay que formar dos grupos). Es muy interesante porque te cuentan cosas de la historia de los sitios que seguramente no leerías en ningún libro, sabía que a mis amigas les gustaría, y así fue, les gustó mucho todas las explicaciones y como la forma en que lo contaban (se escucharon las explicaciones de los dos grupos). En el segundo grupo en la Plaza de España los Voluntarios de Aragón lanzaron una salva de honor. El primer grupo marchó hacia las calles del tubo para continuar con la historia y el segundo grupo se dirigió directamente al museo diocesano, patio en el cual se encontraron los dos grupos y se continuaron con las explicaciones de la ruta de este año. Entre la historia no faltaron anécdotas como el robo de las cortinas cuando dormía un francés durante los poco años de dominación de los franceses en la ciudad, y también la reivindicación de un monumento en la arboleda/parque Macanaz por los miles de muertos que allí se enterraron durante los sitios de Zaragoza, siendo este año el bicentenario de la liberación de Zaragoza de las tropas francesas. Tras la salida del museo diocesano los miembros de la asociación bajaron a la cripta y el resto tuvo que esperar a que le acto terminara para poder bajar. Una vez terminado el acto en la cripta donde suelen colocar una corona de laurel en la tumba del genera Palafox en el exterior del Pilar se congregaron los asistentes, como los dos miembros de la comunidad polaca de Zaragoza ataviados con indumentaria típica polaca, miembros de la asociación de Los sitos, de los Voluntarios de Aragón, y los polacos con su uniforme de la época.

Visita: Noviembre 2013

Mis imágenes:
Zaragoza, Ruta día 3 - XXIII Ruta de Los Sitios (con la Asociación de Los Sitios de Zaragoza).
Dentro del album España-Zaragoza

Información para viajar: Asociación Cultural Los sitios



jueves, noviembre 28, 2013

Zaragoza, Ruta día 3 - España

Zaragoza


El tercer día ya no podíamos madrugar, así que salimos sobre las nueve y media- diez de la mañana. Después de dos intensos días visitando la ciudad el cansancio ya hacia mella en nosotras. Primero las llevé a ver la plaza del rosario y al fachada de la Casa del tío Jorge, donde las calles se conservan como en la época de los sitios por los franceses, cuando era niña la plaza del Rosario tenia pintada una puerta, ahora tiene un retrato del tío Jorge, personaje histórico de los Sitios de Zaragoza. Paramos en el peirón, y bajamos por el balcón de San Lázaro al mirador al ras del Ebro desde donde se puede contemplar el Ebro, el puente de piedra, y las dos catedrales, La Seo-Catedral de San Salvador y la Basílica-Catedral de El Pilar. Cruzamos una de las arcadas el puente de piedra hasta llegar a la arboleda de Macanaz y subimos para cruzarlo hasta la margen derecha y visitar El Pilar. La razón por la que había dejado a basílica para el final es porque abre todos los días del año desde las seis de la mañana hasta las 12 de la noche, a veces hasta más tarde, por lo que era lo único que ver por dentro no tenía dificultad de horarios de cierre. Que decir del Pilar que no se haya dicho ya, lo más llamativo son las bombas que recuerdan cuando cayeron sobre el Pilar y no explotaron, las pinturas de Goya y otros artistas que decoran las cúpulas del techo, el altar mayor que es impresionante lleno de figuras y detalles como el de sirenas peinándose. Y la iglesia dentro de una iglesia que es la cúpula que cubre la columna y la virgen del Pilar, que a todo el mundo llama la atención su tamaño, según todos la virgen del Pilar es muy pequeñita. En teoría según el cartel de la entrada no están permitidas las fotografías pero todo el mundo hace fotos dentro del Pilar, sobre todo a la virgen y con la virgen. Por la parte trasera de donde está la virgen se puede tocar y adorar un trozo de columna sobre la que se le apareció la virgen al apóstol Santiago, desgastado por el paso de los fieles. La importancia de esta aparición la cantan los infanticos del Pilar y se escucha por Zaragoza en las horas puntas, y es que se le apareció cuando todavía estaba viva, cuando sus restos de apariciones fueron ya muerta. El día 1 de noviembre es uno de los dos únicos días en los que se puede visitar la cripta del Pilar, donde está por ejemplo enterrado el general Palafox, pero cuando llegamos todavía estaba cerrada. Como todavía estábamos a tiempo de llegar a la ruta de los sitios nos marchamos corriendo para poder ver algo de la ruta (a la que no nos dirigimos nada más salir porque salimos muy tarde) y a la vuelta, tras la visita de la gente de la asociación de la cripta se abrió completamente al público, aunque esperaba un poco más. Tras la ruta de los sitios y la visita del Pilar nos acercamos a ver por fuera la Casa Solans y la fábrica de galletas Patria antes de irnos a comer. Tras la comida nos costó salir a seguir viendo la ciudad, cada vez pesaba más el cansancio. Esta vez tocaba ver toda la parte nueva creada tras la Expo de 2008. Comenzando por el puente de piedra caminamos por la ribera, pasando por debajo del puente de Santiago, de la Almozara, la pasarela del voluntariado, así hasta llegar a la zona de la Expo, con su ciudad de la justicia en antiguos pabellones, el acuario fluvial, las fuentes modernas, las esculturas, hasta llegar al palacio de congresos y la figura del alma: la figura de una persona formada con letras creada para la Expo y que quedó de recuerdo y adorno. Otra de las cosas que quedaron tras la Expo fue el pabellón puente, afortunadamente estaba abierto (no siempre lo está) aunque solo estaba abierta la zona de paseo entre riberas dado que la de exposiciones al ser festivo estaba cerrada. El pabellón puente parece una nave espacial y tiene corrientes de aire aunque ese día el cierzo no soplaba. A veces, cuando sopla el viento y te colocas sobre uno de los focos parece que estas siendo abducido por los extraterrestres. A mis amigas les gustó mucho el pabellón puente, creo que es lo único moderno de Zaragoza que no es un horror, me refiero a que las farolas de la plaza del pilar, del paseo de independencia, el cubo de la plaza de la Seo y el museo Pablo Serrano les parecieron bastantes feos (hasta a mí me lo parecen). Tras el puente llegamos al parque del agua pero estaba tan cansado que nos paramos y ya no llegamos a ver ni la playa, ni la noria siria, sino que volvimos desandando lo andado por la ribera, para ver la ciudad de noche de puente en puente. Como les comenté a mis amigas todavía quedaron sitios por visitar pero que por horarios de apertura (principalmente fines de semana) no habían podido ser. Y es que, para sorpresa de ellas, Zaragoza no se ve en un día.

Visita: Noviembre 2013

Mis imagenes: Zaragoza, Ruta día 3

Información para viajar: Lugares que visitar en Zaragoza

miércoles, noviembre 27, 2013

Zaragoza, Visita teatralizada al Cementerio - España

Zaragoza


El jueves 31 de octubre, la noche antecesora al día de todos los santos, cuando dicen que las ánimas cobran vida reserve con Gozarte una visita teatralizada al cementerio de Zaragoza al cual llevar a mis amigas extremeñas. Salimos pronto y con los bocadillos preparados para la cena, hacía muy buena noche, el cierzo se había parado y la calle estaba llena de niños disfrazados pidiendo caramelos, costumbre muy americana esto de Halloween que cada año tiene más adeptos por lo que puedo ver, y por la cantidad de caramelos que se agotan en mi casa. Al final, pese a salir pronto, tuvimos que coger un taxi debido a la fatídica huelga de autobuses urbanos, pero el trayecto no es muy caro aunque el taxista no estaba muy seguro de si esa era la puerta del cementerio antiguo (el cementerio tiene varias puertas). Como yo soy bastante ignorante con respecto a mi ciudad, llamé a casa para asegurarme y tras confirmarlo nos sentamos en un banco frente a la puerta donde ponía claramente “Cementerio de Torrero” y nos pusimos a cenar nuestros bocadillos, con nuestra agua. Y además al lado había baños para Carmen, que siempre va tras un baño. Poco a poco fue llegando la gente, éramos un grupo grande, pero tras nosotros media hora más tarde aún había otro grupo. Mientras pagábamos y nos organizábamos nos iban repartiendo los farolillos y encendiendo la vela que daba calorcito, dado que aunque el cierzo no soplara muy fuerte frio hacía igualmente, por la noche y siendo ya inicio de noviembre es normal. Comenzamos la visita con la historia del cementerio, desconocía que el cementerio de Zaragoza durante años había sido de los único en no cerrarse jamás, lo que aparte de permitir robos permitía hasta vivir en él (si tienes que esconderte y no tienes otro sitio al que ir aquí se puede estar de o más tranquilo), lo que me recordaba a la ciudad de los muertos de el Cairo, que tan lejos y siendo una cultura diferente al final tenían personas que hacían lo mismo en los cementerios. y nos nada más entrar nos encontramos con el primer actor, el vigilante del cementerio. La visita transcurrió pro varias tumbas, con explicaciones del guía y con alguna que otra visita de las estatuas del cementerio que cobran vida de noche, a mis amigas le resultó curioso que hubiera niños en la visita, pero ya les había avisado que no era una visita de miedo, por mucho que fuera el 31 de octubre. Además así “la afición” la estatua de la tumba del torero Herrerin dio lugar al bautizo de uno de los niños como “electricin”, y durante la visita, además de aprender, también nos llevamos algunas risas. Una pega que encontraron mis amigas es que a veces había explicaciones muy dirigidas a la gente de Zaragoza, que ellas, como eran de fuera no conocían, y yo, que soy la persona más despistada del mundo, pues tampoco, y cuando me hablaban de la cuesta del moran y de otras familias y lugares de Zaragoza, pues me quedaba como ellas, todo el grupo decía que sí sabía de que hablaba el guía y mis amigas me preguntaba y yo contestaba, “estoy como vosotras, ni idea de lo que me habla”. Aunque bien mirado es normal que esto pasara dado que creo que la mayoría de la gente que toma estas visitas es de la propia ciudad, y los nombres de las familias y lugares les van a ser conocidos. Terminamos la visita junto a una tumba perfecta como escenario donde el guía nos contó de principio a fin la historia de Don Juan Tenorio, recitando algunos versos, y esta parte nos encantó. Salimos de la visita destacando, sobre todo lo demás, al guía y como explicaba las cosas. Y es que el guía nos dio esa guinda de pastel contándonos con tal viveza la historia de Don Juan Tenorio y Doña Inés, que a cualquiera le entraban las ganas de ir a un teatro a verla y disfrutar tanto de la historia como lo estábamos haciendo solo escuchándola de los labios del guía junto a una tumbas decorado con una hermosa escultura en la oscuridad de la noche. Como decía, lo que más disfruté es de como hizo la visita el guía, que si me hubieran quitado el encanto de las estatuas vivientes no lo habría notado, pero además, al final de la visita, nos dieron buñuelos y mosto, y había para repetir. Por si el final anterior, ese gran final de la historia de D. Juan Tenorio no había sido suficiente, comida y bebida para el cuerpo. Creo que mis amigas quedaron más que satisfechas con la visita, tras la cual bajamos a coger un taxi y pasamos por la antigua cárcel de torrero. Así que, aunque satisfechas, me echaron en cara que dos días enteros en Zaragoza y habían visto hasta el cementerio y al cárcel pero no El Pilar por dentro. Bueno, eso es porque el horario del Pilar es muy amplio, pero esa ya es otra historia para la siguiente entrada.

Visita: Octubre 2013

Mis imagenes:
Zaragoza - Ruta día 2 -Visita Teatralizada al Cementerio de Torrero (con Gozarte)

Información para viajar: Gozarte. Visitas teatralizadas

martes, noviembre 26, 2013

Zaragoza, Ruta día 2 - España

Zaragoza


Hoy jueves, víspera de festivo, hay que aprovechar para ver todo lo que tiene horario de cierre y que no pudimos ver el día anterior, entre otras cosas. Lo primero de todo es ver la antigua fábrica azucarera, por fuera no había problema de horarios pero por dentro, como es una biblioteca, sí que lo hay. No vinos todo porque íbamos por libre y hay zonas que no sé si se puede entrar sin guía así que nos limitamos a ver la zona publica, lo suficiente para hacerte una idea de la fábrica. Luego comenzamos adentrándonos en la Zaragoza romana. CaesarAugusta se llamaba entonces y conservamos mucho restos de aquella época, aunque no se puedan comparar a los que tienen otros lugares no dejan de ser interesantes, a mis amigas les llamó la atención como el río era parte principal y eje de economía y vida de todo. Comenzamos desde la plaza de San Bruno, con vista a La Seo mudéjar (recordemos que en su tiempo, antes de ser catedral cristiana fue mezquita) donde bastante escondida está la entrada al museo del puerto fluvial romano. Que compramos la entrada que es un paquete de todos los museos romanos de Zaragoza, y que permite ver el museo del foro (que nos saltamos de ver, aunque mucho ha tenido que cambiar desde que lo vi para que me llamara la atención) el museo del puerto, del teatro y de las termas. El museo estaba vacío, todo para nosotras, empezamos con una proyección muy interesante y didáctica que nos mareo un poco porque no sabíamos hacia qué lado ir, después se puede visitar el puerto fluvial, donde destacan las escaleras de bajada, muy bien conservadas, y ver las marcas en las piedras de las diversas legiones que participaron en la construcción (todo porque antes el vídeo te va informando de los detalles que descubrir). Llegaron más visitantes mientras nosotras estábamos observando todo pero nos dejaron un tiempo antes de volver a poner la proyección. Tras el puerto nos acercamos a las termas romanas, cercanas al teatro pero las más escondidas, dado que es el solárium de una casa y dimos todo un rodeo hasta dar con la puerta del museo, ahí ni al entrar ni al salir hubo nadie más que nosotras, la proyección, aunque no sacaba imágenes de las termas actuales era también interesante para saber cómo estas estuvieron construidas, y lo poco que nos queda a día de hoy. Tras ver el alcantarillado, las columnas y los mármoles que adornaban la piscina principal de las termas nos acercamos al museo del teatro romano. Primero lo vimos por fuera, dando todo un rodeo dado que está pegado a un edificio de vivienda, y está descubierto así que se puede ver perfectamente sin entrar al museo, como al igual que los otros dos museos, este también resulta interesante. Nos vimos primero la proyección audiovisual, después un recorrido rápido por la plana baja y salimos fuera a recorrer el teatro romano, solas nosotras tres y la chica que estaba con el pincel limpiando restos. Luego nos dirigimos a las otras plantas del museo, que son muy didácticas y que lamentamos no poder ver con más tranquilidad dado que el museo cerraba en poco tiempo. Salimos y nos fuimos a comer. Tras la comida seguimos con el itinerario, ahora tocaba acercarnos a la plaza del Pilar, ver La Lonja (que no de pescado) sino de mercaderes para hacer los negocios, y no en las plazas, decorada como si fuera un palacio, las fuentes dela plaza del Pilar, el Pilar por todos los ángulos hasta llegar a la fuente de la Hispanidad y la iglesia de San Juan de los Panetes con su torre inclinada, la única que queda en pie de las dos que había inclinadas. De aquí fuimos al paseo Echegaray y caballero para entrar a la torre panorámica del Pilar, abrieron cinco minutos pasadas las cuatro de la tarde y había gente para visitarla. Desde la última vez que estuve ahora hay un ascensor panorámico y unas escaleras de caracol muy modernas que suben hasta arriba del todo, para tener unas vistas completas de la ciudad desde el cielo. Como el cierzo soplaba con fuerza el cielo estaba despejado y de vean todos los montes que rodean Zaragoza, uns vista diferente e imperdible la de la torre, para amortizar aún más estuvimos un buen rato en la zona balconada que está abierta y sin cristales, me parece un poco peligrosa depende de las personas y niños que estén por ahí, pero las vistas son mejores que tras el cristal. Una vez visto cada detalle de la ciudad desde el aire (el pilar, las murallas, el puente de piedra, la chimenea, etc) llamamos al ascensor dado que no se puede bajar andando. Como me recordaron mis amigas teníamos pendiente la visita obligada al caballito que hay tras la Lonja y que es el memoria del caballito que un fotógrafo ponía para hacer las fotos a los niños, es la foto típica y divertida, así que nos subimos una vez cada una, dos juntas, y las tres para inmortalizarnos sobre el caballito, que esta dorado de la de gente que se sigue montando (yo desde pequeña siempre con vestido de baturra). Y de ahí nos acercamos por la rivera hasta el convento del santo sepulcro construido con parte de la muralla medieval que se ve perfectamente, y donde hay una placa de información histórica. Sobre la pared de la casa pegada al antiguo convento hay una pintura de una de las puertas de la ciudad, no la había visto antes así que no sé desde cuando esté. De aquí subimos dejando atrás la muralla medieval y llegamos hasta la iglesia de la Magdalena, con otra pintura en la casa de al lado de cómo era la ciudad y vista de la torre mudéjar de la Magdalena, preciosa sobre el brillante cielo azul. Y de aquí hasta la plaza san Miguel, para ver el exterior de la iglesia de San Miguel y la pintura de la puerta de la Victoria. De aquí caminamos por el Coso, vimos alguna que otra casa restaurada, el Casino mercantil, que aunque como es una caja de ahorros no se puede ver por dentro pero por fuera iluminado es precioso, y visitamos el interior del palacio de Sastago, con su escalera de madera y vidriera llamativa como la de Correos, la entrada es gratuita dado que como La Lonja se utiliza como sala de exposiciones. Saliendo seguimos por el Coso pasando por la puerta de los antiguos juzgados y bajamos hasta el mercado central, que se construyó en 1903 con el objetivo de ser un mercado donde había estado la antigua plaza del mercado pero que el constructor, que había visto edificar la torre Eiffel de Paris no olvidó ningún detalle, y si uno se fija en las flores de hierro, los animales de porcelana, las frutas, verduras y animales que adornan las columnas y las paredes de piedra del mercado se dará cuenta que podría ser un palacio en vez de un mercado por la decoración exquisita en detalles. Ahí, junto a la estatua de Cesar Augusto están las murallas romanas que nos llevan al torreón de la Zuda y la iglesia de San Juan de los Panetes. De aquí volvimos a casa a descansar un rato antes de salir de nuevo y visitar el cementerio en una visita teatralizada que había reservado para la noche.

Visita: Octubre 2013

Mis imágenes:
Zaragoza, Ruta día 2
Zaragoza, Ruta día 2 -Romana
Zaragoza, Ruta día 2 -Vista desde la Torre del Pilar

Información para viajar: Lugares que visitar en Zaragoza

lunes, noviembre 25, 2013

Zaragoza, Ruta día 1 - España

Zaragoza


Aprovechando la visita de dos amigas recorrimos Zaragoza como si fuera una turista más. La visita que mis amigas tenían pendiente, de la otra vez que estuvieron en Zaragoza, era el palacio de La Aljaferia. Mis amigas iban a estar el miércoles, jueves y viernes. El viernes era festivo, y el jueves solo se aceptan visitas concertados con guía previamente, así que el miércoles teníamos que ver el palacio. Esto supuso una re estructuración en mis planes porque de todo lo visitable el palacio es lo que más alejado está de todo. Por lo que nuestra primera visita era el palacio. Por fuera no destaca mucho, solo la torre de trovador, donde se inspiró la historia de Il trovadore que transformaría en opera Verdi, por ser cuadrada frente a las redondeadas de estilo mozárabe. La entrada cuesta lo mismo con guía que sin guía, y aunque los domingos la visita es gratis no podíamos esperar y el precio vale la pena. La cogimos sin guía porque ya he estado otras veces con guía y podía hacer las explicaciones, y porque conociéndonos pasaríamos más tiempo viéndolo todo y haciendo fotografías que con la guía (y pasamos casi dos horas en el palacio). Primero tienes un patio, con alguna ventana gótica, nada excesivamente llamativo, pero entonces entras al patio, de estilo árabe, y las diversas salas que lo rodean. En el aljibe o estanque, que está cubierto de madera, se puede ver entre la decoración de los arcos un pájaro, un pavo real, lo que es extraño porque los adornos árabes son geométricos y de plantas, nunca representan personas o animales. La pequeña sala que más colorido conserva es precisamente la que está más oscura debido a que fue almacén; pólvora y armas se guardaban ahí durante los sitios de Zaragoza. Luego se pasa a la sala medieval, tras la conquista de Saraqusta. Lo más llamativo son los techos y sus escudos decorados de color en madera, antes se podían ver desde el suelo, ahora es desde la planta de arriba desde donde mejor se ven tras poner unos miradores y unas potentes lámparas, que desde arriba dejan ver bien los detalles pero que desde abajo dan un fogonazo de luz. En la sala donde solían estar los retratos de todos los reyes de Aragón, que juraron los fueros de Aragón ahora hay una sala con la historia de la bandera de Aragón. Luego otra sala que te permite acceder a una de las plantas de la torre del trovador, que fue estancia árabe y también mazmorra de la Inquisición, y que conserva escritos de los presos, juego de ajedrez y pinturas en los techos. El resto de plantas de la torre no se pueden visitar. Tras esto pasamos a una pequeña sala con el techo decorado con los motivos de los reyes católicos, el yugo y la flecha y el nudo gordiano partido por la espada. Y de ahí llegamos a la sala de los reyes católicos, donde recibían a la audiencia, se conserva parte del suelo decorado y sobre todo el techo de madera y coloreado, realmente maravilloso, y con secretos ocultos en su historia, de ahí más salas de los reyes católicos y un pasillo hasta las grandiosas escaleras con ventanas de estilo gótico que bajan al patio, ahí dimos el rodeo al patio para poder ver los arcos y el patio al completo. Y el resto del palacio es parte de las cortes así que no lo pudimos visitar. Tras la visita cruzamos el foso y fuimos andando hasta el centro para así ver desde el exterior algunos edificios significativos como la plaza de toros, el gobierno de Aragón con su cúpula dorada, la escuela Joaquín costa como palacio, el museo Pablo serrano: una combinación de monstruosidad moderna verde y negra y un pequeño edificio de ladrillo con farolas muy estilo años 20. Tras el museo, llegamos a la puerta del Carmen, que muestra los agujeros de balas durante la invasión francesa y el golpe de un autobús urbano, pero sigue en pie la única de las doce puertas que tenía Zaragoza. De ahí pasamos por el paraninfo, antigua universidad de medicina, decorada por el mismo arquitecto que hizo el mercado central y que tiene pequeños y bonitos detalles que hay que pararse a descubrir, aunque solo por fuera pues no llegamos a entrar. De ahí nos acercamos al patio de la infanta. Este es otro tesoro que mis amigas no vieron en su visita anterior y que no deberían perderse de ver, el patio pertenece a una casa que se construyó en Zaragoza y el patio está lleno de misticismo, donde llegó a vivir una infanta, de ahí su nombre, y que cuando la casa estaba desmoronándose antes de derribarla un anticuario franceses compró el patio y se lo llevo piedra a piedra a París, donde estuvo hasta que la Ibercaja lo recuperó y lo trajo de vuelta a la ciudad, es un patio viajero y lleno de detalles escultóricos que merecen la pena detenerse a estudiar. Tras el patio nos acercamos la basílica de santa Engracia pero la cripta de los mártires estaba cerrada así que entramos en el edificio de correos que tanto por dentro como por fuera conserva los detalles de lo que fue en su tiempo. Luego nos acercamos a la plaza de Los Sitios para comer. Tras la comida marchamos hacia la Seo, como llegamos antes de la hora de apertura dimos una vuelta alrededor de la catedral. Este rodeo es muy recomendable porque deja ver el lado mozárabe de la seo, el lado medieval, los signos del papa luna, el lado gótico, el arco del Dean con sus balcones adornados, el palacio de la real maestranza de caballería, y así tras callejear a su alrededor dieron las cuatro y pudimos entrar a ver la catedral por dentro. No se puede hacer fotografías, al principio sí que dejaban pero ya hace unos años que no dejan, una pena, pero aun así el precio de la entrada compensa la visita, con toda tranquilidad nos pusimos a pasearse y paramos en cada una de las capillas, admiramos los techos y los arcos, las puertas, y sobretodo el retablo mayor, que mis amigas estuvieron desgranando sentadas frente a él cerca de una hora. Principalmente llamativo el nacimiento, que es la escena principal del retablo. Tras ver el interior de la catedral al que dedicamos casi el mismo tiempo que a La aljaferia entramos al museo de los tapices, se accede desde dentro de la catedral y está incluido en el precio de la entrada. Hay tres salas con hermosos tapices, y hay que fijarse en ciertos detalles, tuvimos suerte de tener a un guía cerca y poder escuchar que detalles considerar. Tras la Seo (la catedral), y como ya se hacía de noche (en estas fechas y con el cambio de hora se hace de noche antes y cierran todo antes- horario de invierno-) volvimos a la basílica de santa Engracia, para ver la cripta de los innumerables mártires llamada así porque aunque por toda Roma se persiguió el cristianismo Zaragoza se hizo famosa en la Hispania romana por la cantidad de mártires que tuvo, no innumerables pero si muchos más que lo habitual. De ahí volvimos a la plaza de los sitios para visitar el museo provincial, que es gratuito, permiten hacer fotos sin flash, es un antiguo palacio así que tiene de aliciente no solo ver las obras de arte sino también el propio palacio. No quedan apenas obras de Goya que yo recordaba de la última vez, lo que deja las salas de Goya un poco más vacías que las del resto. Tras visitar el museo hasta el cierre nos dirigimos hacia el centro para cenar de tapeo por el tubo, aunque al final cambiamos un poco los planes, bajamos por la calle Alfonso para ver el pasadizo del siglo pasado y a vista del Pilar de frente, y cruzamos el puente de piedra para dirigirnos a la noria y ver la ciudad desde as alturas antes de dar por terminado el primer día de visita. Esperaba que las vistas desde la noria Princess de noche fueran más impresionantes, aun así no está mal, el problema es que Zaragoza no está excesivamente iluminada para verla desde las altura, y el ángulo de la noria no permite ver bien algunos de los monumentos que sí están iluminados, sin contar con que las luces de la noria reflejan en los cristales de las cabinas (que son cerradas) lo que no permite hacer tampoco unas buenas fotos de las vistas, porque te refleja por todos los lados como un espejo.

Visita: Octubre 2013

Mis imágenes:
Zaragoza, Ruta dia 1
Zaragoza, Palacio de la Aljaferia
Zaragoza, Patio de la Infanta

Información para viajar: Lugares que visitar en Zaragoza

domingo, noviembre 24, 2013

Nueva Portada

¡¡¡Regresé!!!

Como podéis ver ya regresé del viaje, en el facebook he ido poniendo más fotos y comentando varias cosillas de Canadá más que en el blog, pero solo hasta recuperarme de volver a la rutina diaria. 

Así que antes de comenzar con todas las entradas de viaje, primero cambio de la imagen de portada, una de las Cataratas del Niagara, es realmente es muy difícil elegir entre tanto bonito lugar. 


Niagara Falls




































Lugares que visitar en Toronto


- Oficina de Correos.
Adelaida St 260

Horario:  
De Lunes a Viernes:  9-5:30
Sabado:  10-4
domingo: 12-4
Entrada:
Se sugiere una donacion de 2 dolares al visitar el museo para manterlo.

http://www.townofyork.com/index.HTML

- CN Tower
 Bremmen Boulevard

Jueves, viernes y Sábado
LookOut9:00am - 11:00pm9:00am - 11:00pm
Glass Floor9:00am - 11:00pm9:00am - 11:00pm
SkyPod9:00am - 11:00pm9:00am - 11:00pm

Himalamazon motion theatre ride10:00am - 10:00pm
Film10:00am - 10:00pm 

360 Restaurante

Comida11:00am - 2:00pm
Comida domingo10:30am - 2:00pm
Cena (De Domingo a Jueves4:30pm - 10:30pm
Cena (viernes y sábado)4:30pm - 11:30pm
http://www.cntower.ca/en-ca/plan-your-visit/rates/rates.HTML

- Toronto Islas
Horario del Ferry para las islas:
http://www.toronto.ca/parks/island/ferry-schedule.htm

- Casa Loma
Visita antigua casa señoral.
Link sobre horarios y precios:
http://www.casaloma.org/visitor_information.prices.gk



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...