Loen - Noruega

Loen

Dejando atrás la zona del helicóptero regresamos hacia el fiordo al lado de donde está Loen, el pueblecito donde vamos a dormir. La noche anterior dormimos en lo alto de la montaña rodeados de nada más que naturaleza, esta vez al menos vamos a un pueblo con alguna casita (unas 150 según internet), dos hoteles y una iglesia, no es mucho pero es algo. Por el camino aparece el arco iris, y esta vez forma un arco entero de inicio y fin en el agua del lago, creando la imagen perfecta de los cuentos. El guía nos avisa que no hay mucho que hacer en el pueblo pero que podemos subir hasta la iglesia, para los que lo hagamos tenemos deberes: averiguar que son las dos piedras al lado de la iglesia. Tras cenar a las ocho de la tarde (en Noruega, si no son ciudades, cenar más tarde es imposible), y tras ver que lo único que hay en el hotel es gente mayor bailando con sus mejores ropas y gente mayor frente a la chimenea del hotel con el fuego encendido, decidimos ir caminando del hotel hasta la iglesia y hacer los deberes. Una de las cosas que más nos llamaron la atención en Noruega es lo poco que gastan el luz, cuando es de noche apenas tienes luces en las calles, y Loen, un pueblo tan tranquilo y silencioso no iba a ser menos. Teniendo en cuenta que ya era de noche el camino hacia la iglesia, que está en lo alto de una elevación, era como sacado de una película de miedo, en cualquier momento aparecía alguien de las sombras y nos daba un ataque. Pero siendo un pueblo tan tranquilo no pasaban ni gente ni coches, los más escandalosos éramos nosotros, un grupo de veinte españoles no son silenciosos. En el camino hasta la iglesia pudimos ver a un lado ovejas durmiendo plácidamente, al otro lado campos de Manzanos, y alguna casa con las luces encendidas. Eso era otra de las peculiaridades que vimos pro Noruega, eso de que no se vea gente por ningún lado pero las casas tienen todas las luces encendidas y nadie dentro (como no tienen ni cortinas ni persianas se ve perfectamente el interior de la casa y no vimos ni una sombra humana en ellas). Lo más iluminado del pueblo era la iglesia de madera, que casi deslumbraba en comparación con el resto del pueblo. Como el guía solo había dicho dos piedras junto a la iglesia nosotras empezamos a buscar ene l muro de piedra de la iglesia y una mujer del grupo decidió mirar alrededor de la iglesia (y lo que había alrededor era el cementerio), así que nos veis a las tres y la otra mujer del grupo alrededor de la iglesia, andando por el cementerio con la linterna del móvil buscando unas piedras que dijeran algo (de película de terror, alguien saca una mano de debajo de la tierra y se nos oye en la otra punta del país del grito que pegamos). Tras recorrer de noche y a oscuras el cementerio vemos que frente a la iglesia hay dos enormes piedras verticales. Más grandes y no las vemos. Nos acercamos el grupo a intentar leer lo que pone pero está en noruega y solo entendemos las fechas, nombres de personas y la edad de esas personas. Está claro que son las personas fallecidas pro algún motivo, pero los deberes son averiguar que fue. Así que como una de las parejas tiene internet en el móvil empieza a buscar, aquí empezamos a reírnos mucho, porque la pareja es muy graciosa y el móvil muy poco útil. Finalmente, cuando ya regresamos hacia el hotel encuentran una traducción del móvil del noruego al español sobre las catástrofes de Loen. Por supuesto las traducciones de los móviles dejan mucho que desear y entre la traducción y la gracia de quién la leía todo el grupo nos partimos de risa, lo que nos pudimos reír. Lógicamente ahora estará fuera de contexto pero la traducción decía así: “15 de enero 1905 rasa se selecciona un gran trozo de roca a partir de los 1500 metros de altura Ramnefjell, y 61 personas murieron. Superó Losna 500 metros por la ladera de la montaña, y la sopa con él un gran reloj de abajo. pedazo de montaña estaba a unos 100 metros en voz alta, 50m Breidt y 10 metros de espesor. Esto significa que Hammaren piedra era aproximadamente 50.000 metros cúbicos, un peso equivalente de 125.000 toneladas. Además llegó el acarreo y la grava, por lo ein calcula que las emisoras de 870.000 toneladas de celulosa rasa en Loenvatnet.Una parte de la gente hablaba de pasar del valle después de accidente de tráfico. Sin embargo durado todo el corral construido att. Husa duró construido más lejos de la costa.” Eso del accidente de trafico, como no golpeara un coche la roca que cae, como que no tenía mucho sentido, pero ¿en 1905?, y luego lo del reloj y la sopa, ahí ya no veíamos manera de encontrarle sentido. Al llegar al hotel, tras muchos reírnos, nos conectamos al wifi del hotel y descubrimos que las piedras conmemoras dos tsunamis que arrasaron el pueblo. Tanto en 1905 como en 1936 hubo grandes derrumbes de roca de la montaña que cayeron directamente al fiordo provocando enormes y destructivas olas gigantes (tsunamis) y además de madrugada cuando todos dormían. La fuerza de las olas provocadas por el derrumbe de rocas acabaron con casas y personas. La zona en la que se cayeron las rocas hoy en día es tierra ganada al mar y si volviera a ocurrir ya no crearían tsunamis. Habría sus destrozos pero no olas gigantes que arrasaran todo.


Visita: Septiembre 2016

Mis imágenes: Dentro del Álbum Noruega
Noruega Album Facebook

Información para viajar: Pendiente

Comentarios

Entradas populares de este blog

Transporte de Cuenca a la Ciudad Encantada

Lisboa - bus turistico - City Sightseeing Tour de Lisboa

Viajes por Mexico