La catedral de los nueve espejos: Praga

Cuando leí la sinopsis de este libro; "La catedral de los nueve espejos" de Rua Martín, se indicaba que el autor había escrito el libro tras una visita a la ciudad de Praga.
Y es que hay libros que inspiran viajes a destinos desconocidos más allá de las palabras, y destinos que inspiran libros.

"El Moldava fluía con placidez bajo los arcos del puente de Carlos. Desde el antiguo parapeto de piedra resplandecía, dorado, bajo la luz transversal del crepúsculo. Patos, gaviotas y cisnes nadaban lentamente entre los pilares. Cientos de personas, turistas, pintores, orquestinas improvisadas y transeúntes rendían homenaje al gran puente. Acariciaban sus estatuas, admiraban su armonía o, sencillamente, lo cruzaban para llegar a Malá Strana, la Ciudad Pequeña, con sus callejones, sus edificios ornamentados con misteriosos emblemas, sus restaurantes típicos y las omnipresentes tiendas de suvenires."

Puente de Carlos

"Bajo la luz parpadeante de las farolas, que se habían encendido hacía un rato, al caer la tarde, me pareció que dos personas, que llegaban desde Staré Mĕsto, la Ciudad Vieja, se acercaban rápidamente hacia mí. Podían ser dos de los muchos turistas que aún abarrotaban el puente de Carlos, pero decidí alejarme y me encaminé a paso ligero hacia el otro lado, a Malá Strana"

Ciudad Vieja, Stare Metso

"Llegué a Prašná Brána, la Torre de la Pólvora, giré a la izquierda y entré en mi hotel."

Torre de la Pólvora

"A eso de las ocho, han encontrado asesinado al dueño de una tienda de objetos esotéricos que se encuentra cerca del castillo."

Castillo al fondo

"En unos minutos llegamos a Staroměstské Náměstí, la plaza de la Ciudad Vieja, auténtico corazón de Praga. A pesar de la hora, la plaza, completamente peatonal salvo un lado, estaba llena de turistas que iban de una cervecería a otra o se limitaban a disfrutar de esa espléndida noche bohemia. Entre los edificios coloridos que daban a la plaza destacaba el Dům U Kamenného Zvonu, la Casa de la Campana de Piedra, un interesante palacete gótico con forma de torre construido en el siglo XIV, quizá para Isabel de Bohemia. Dentro se había organizado la muestra sobre alquimia."

Plaza de la Ciudad Vieja

Ya hace mucho tiempo de este viaje, y no viene mal recordar la ciudad de Pagra, con todo su encanto. Lástima que cuando fuimos estaba plagada de turistas. 

(Todas las fotografías de mi viaje)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Jerusalen - Israel

Subir al Waynapichu - Peru

Esqui de fondo en Inari - Finlandia