Palabras en mis manos: Holanda

Hay libros cuya sinopsis no invita a leerlos pero una vez comienzas ya no puedes dejar de leer hasta terminar la historia y saber todo lo que el autor nos quiere contar, este es uno de esos casos. Y además nos muestra un poco de la Holanda de esa época, y de Amsterdam. El libro es "Palabras en mis manos"   de Guinevere Glasfurd.

"Salimos a la calle. Cuando nos alejamos de la sombra de Westerkerk, nos detuvimos a contemplar la vista: el Prinsengracht, brillante y resplandeciente, un continuo fluir bajo la brisa cálida. Las barcazas se arremolinaban, cabeceaban y se rozaban en sus amarres. Las cuerdas se distendían, luego se tensaban, luego se rozaban entre sí. "

Westerkerk

Prinsengracht

"Aferré las invitaciones con fuerza y señalé por dónde teníamos que cruzar la calle para dirigirnos a Herengracht. Cuando alcanzamos la otra acera, atajamos por un callejón que daba a Langestraat y volvimos a salir a la rutilante luz del sol. "

Herengracht
cerca de Langestraat

"Lo llevé a lo largo del Brouwersgracht, de ahí cruzamos al barrio de Jordaan."
Brouwersgracht

 barrio de Jordaan

"Habíamos llegado al mercado de las flores. Los pétalos cubrían el suelo, alegrando la monotonía del pavimento. Me parecieron muy bonitos y comencé a deambular de un lado a otro para no pisarlos. Algunos vendedores habían empezado a desmontar los puestos. Otros estaban vendiendo sus últimas flores por unos pocos stuivers. "

Mercado de las flores

Mercado de las flores

Hay muchos más lugares interesantes que ver por Amsterdam y Holanda en general, pero esto nos da una breve pincelada de la ciudad.

(Todas las fotografías son de mi viaje)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Subir al Waynapichu - Peru

Esqui de fondo en Inari - Finlandia

Paseo en dromedario por Douz - Tunez