Serie Sano Ichiro: Japón feudal

Algo que no me gusta, pero que en España, por desgracia es habitual, es comenzar una serie por la mitad (las editoriales sabrán el por qué de ello). Por lo que esta serie no la he leído en orden, como me hubiera gustado, y sirve para descubrir el Japón feudal y entretenerse con los misterios que el detective Sano Ichiro tiene ante sí.
Para esta entrada he tomado párrafos del libro de la serie llamado "La marca del asesino" de Laura Joh Rowland.



"(Tokio, mayo de 1695) Un dispao resonó en el interior del castillo de Edo y su eco alcanzó la ciudad que se extendía en las faldas de la colina."


Castillo de Edo, Tokio

Puente al castillo de Edo, Tokio



"Los montaban jinetes samuráis, vestidos con yelmos de metal y cotas de armadura, encogidos en las sillas."

Armaduras samurais en Himeji

"entraban por la doble puerta, cruzaban el patio y pasaban a la mansión, que se multiplicaba en un laberinto de alas conectadas por pasillos cubiertos."


Interior del castillo de Himeji


"Su luz menguante doraba los tejados que se extendían por la llanura debajo del castillo, el río que describía una curva alrededor de la ciudad y las pagodas del distrito de los templos. "

Castillo de Himaji

"Los tenderos andaban ocupados recogiendo de la calle las muestras de género para guardarlas en sus establecimientos. Cerraban y aseguraban las persianas que cubrían sus tiendas."



barrio antiguo de Kanazawa


"Las llamas resplandecían en las linternas de piedra repartidas por el complejo de edificios de entramado de madera y los senderos de grava blanca que cruzaban sus lozanos y apacibles jardines. "


calle barrio antiguo de Kanazawa


"Las ranas croaban en los estanques mientras resonaban los disparos de las prácticas de tiro"


Jardines de Kanazawa


"Bellos muchachos vestidos con vistosos ropajes de seda tocaban el samisén, la flauta y los tambores; otros bailaban."


Músicos en teatro de Kyoto


Baile en teatro de Kyoto


"Nos atamos el uno al otro con una cuerda."


Representación teatral en Kyoto

Japón está lleno de contraste, pero lo positivo es que está muy bien conservado los rincones de la época Edo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Jerusalen - Israel

Subir al Waynapichu - Peru

Paseo en dromedario por Douz - Tunez