martes, mayo 09, 2017

Sisi Emperatriz accidental: Austria

Otro libro traducido por Moonmates, y otro libros más sobre Sisi (los primeros capítulos me hicieron recordar las escenas de la película).
Para mí es otro libro más de "Sisi emperatriz accidental" de Allison Pataky (no hay nada resaltable).
Pero mejor nos centramos en los bonitos paisajes que en la triste historia de Sisi.

"asistiendo a la reunión urgente que la familia real había organizado en Innsbruck. Se reunieron en el pabellón imperial, situado en lo más alto de los Alpes austríacos. Sissi, que en aquel entonces tenía diez años, recordaba bien el viaje. Había crecido en las montañas, pero no había visto nada semejante a esas cumbres cubiertas de nieve hacia las que viajaban—Estamos en la cima del mundo —exclamó Elena a medida que el carruaje subía y subía. Sissi recordaba haberse preguntado en qué lugar dejaba de existir el cielo y empezaba el paraíso.Durante la primera noche en Innsbruck su madre las dejó"

Innsbruk

Innsbruk

"Sissi se mantuvo ocupada en la tensa atmósfera del interior del carruaje clavando la vista al otro lado de las ventanillas mientras se imaginaba cómo sería vivir en todas y cada una de las casas alpinas por las que pasaban. Si bien las granjas parecían idílicas, llegó a la conclusión de que los cabreros vivían mucho mejor. Porque los cabreros tenían libertad para salir todas las mañanas de sus cabañas en los riscos y dirigirse a las colinas. Armados con queso, una hogaza de pan y una bota de vino, podían deambular y explorar las montañas y los arroyos sin responder ante nadie. O podían encontrar un prado iluminado por el sol en el que tumbarse en la hierba y ver pasar las horas con un cielo tan cercano que Sissi anhelaba estirar los brazos y coger un trocito de su inmensidad azul."

El Tirol Austriaco

El tirol

"La travesía por el Danubio duró tres días. Tenían todo el río para ellos solos ya que se había prohibido el tránsito para las demás embarcaciones. El barco surcaba con determinación el agua en la que flotaban guirnaldas de rosas mientras decenas de miles de curiosos contemplaban su avance desde las orillas. Todas las tierras por las que pasaban eran ahora suyas: las huertas con los árboles cargados con la primera fruta de la temporada. Las antiguas ruinas que se desmoronaban en las ciudades medievales."

Vista desde paseo en barco por el Danubio

Vista en el paseo en barco por el Danubio

"Colgado en los escaparates de las cafeterías de la plaza de San Esteban, pintado en los platos de porcelana en los restaurantes de Kärntner Strasse."
Catedral y plaza de San Esteban en Viena

"En la iglesia de los Agustinos, una catedral medieval que la familia real había mandado erigir en la plaza de San José de Viena, no cabía ni un alma. "

Plaza de San José en Viena

"No se parecía en absoluto a Possi. Mientras que Possi tenía un aspecto ajado (sus sofás deshilachados, su porcelana descascarillada), el palacio de Hofburg relucía con sus superficies doradas y flamantes. Las paredes estaban tapizadas con brocado de seda de color crema y contaban con ventanales desde el suelo hasta el techo que estaban orientados a los jardines imperiales. Los sillones y los sofás, encerados y pulidos, crujían cuando Sissi se sentaba en ellos, de manera que temía romperlos. Las sillas y las mesas auxiliares estaban dispuestas conformando pequeños lugares de reunión delante de los ventanales."

Palacio de Hofburg en Viena

(Todas las fotografias son de mi viaje)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...