Mostrando entradas con la etiqueta Aragon. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Aragon. Mostrar todas las entradas

martes, julio 26, 2016

Recreación Inaguración de la Estación de Canfranc 1928 - España

Inaguración de la Estación Internacional de Canfranc 1928

La recreación de la inauguración de la estación de Canfranc en 1928 es muy interesante de ver aunque no tanto de participar. Lo achacaré a que es la tercera vez que se organiza y los eventos tienen mejorarán con el tiempo dado que de la experiencia se aprende. Para el espectador está muy bien, desde primera hora (las diez de la mañana) ya la gente del pueblo pasea por Canfranc mostrando a los visitantes y foráneos que algo nuevo se cuece en el ambiente, aparecen los coches de época, expuestos para el público. Reparten el periódico “especial” los chiquillos vestidos de la época donde poder leer el gran acontecimiento: la inauguración de la estación internacional de Canfranc conexión entre Francia y España a través de los Pirineos. Este año se podía ver a las monjas y el profesor e escuela con sus alumnos dibujando con tiza en el suelo, los militares, alpinistas, fotógrafos y señores y señas vestidos de época de diversas clases sociales. Así hasta las 12 del mediodía en que comienza el desfile inaugural. Unas cuentas personas se han quedado en el puente de acceso a la Estación esperando y el desfile se compone por la banda de música de la época, los militares y la guardia civil de la época a caballo, carros y camión de época, y desfile de personal civil implicado en la inauguración. Tras ello llegan los coches con el presidente de la república francesa y el rey Alfonso XIII, y ofrecen sobre un atrio un discurso inaugurando la estación, puente entre dos naciones donde desaparece la barrera de los Pirineos. Luego hay un dance típico y fin de la primera parte de la recreación. La segunda parte este año la han trasladado a la tarde, muy buena elección para no hacer tan pesada la mañana y dividir las actividades a lo largo de todo el día. La segunda parte consiste en la inauguración del Túnel de Somport, que unió Francia con España (el famosos túnel que no creían que hicieran uno y no dos) y después un baile de época junto a la explanada cerca del túnel. Como veis es algo muy interesante de ver, que recomiendo que si se tiene algún día libre en julio se aproveche y se acerque el 18 de julio por Canfranc para verlo, pero si eres recreador, si vas solo el pasear tantas horas no tiene ningún aliciente, solo o acompañado no ves mucho del evento dado que están dentro de él recreando y además, no llegas a hacer nada, excepto en el baile de época. Recuerdo que un señor junto a mí tras acabar la inauguración preguntó “¿y solo es esto?”. Puede que solo fuera cosa mía o del señor desconocido junto a mí, pero me parecieron muchas horas para tan poca cosa, eso sí, los organizadores lo cuidan todo al detalle. Por lo que si eres espectador es recomendable ir porque es un lugar y unos hechos históricos acordes a la época que se recrea, por lo que el marco es incomparable.

Visita: Julio 2016

Mis imágenes: Dentro del Álbum III Recreación Inaguración Estación de Canfranc

lunes, julio 25, 2016

Canfranc - España

Canfranc

La última vez que fui a Canfranc desde Zaragoza en tren fue hace varios años, y lo cierto es que el recorrido y el tren no han cambiado. Lo bueno de que el tren salga a las 6.40 de la mañana es que las vistas que se tienen del recorrido una vez pasado Huesca son bonitas; las montañas, los ríos, los mallos de Riglos, los campos, etc. A las 10.40 llegamos por fin a Canfranc, lo primero que hice fue dejar el equipaje en el lugar donde me alojaba, y de ahí acercarme a la oficina de turismo (en los bajos del ayuntamiento) para coger y pagar las entradas a la visita de la estación. Desde la última vez que estuve hay dos cosas nuevas en Canfranc que pensaba tachar de mi lista de pendientes: visita al interior de la estación y espectáculo de luz y sonido en la estación. Desde Canfranc se ofrecen varias excursiones y visitas turísticas en verano. El problema es que las visitas se hacen en diversos días por lo que si uno no va para estar una semana puede que no tenga ninguna excursión que hacer ese día (como fue mi caso). Canfranc tiene una especie de museo sobre la nieve y la montaña cuya entrada está incluida con la entrada al interior de la estación de Canfranc, también tiene la visita al interior de la estación (si vas con reserva previa te ahorras fila en la oficina de turismo) y la visita al torreón. El problema para visitar el torreón es que está a unos 2 km antes de la entrada al pueblo, y si vas sin vehículo de transporte propio andar 2km por carretera solo si no vas preparado pues igual es un poco peligroso. (único momento en que hubiera deseado viajar con coche y desplazarme a ver más sitios). Así que como sabéis, yo que voy en tren, solo pude hacer visita exterior al túnel de Somport, la estación de tren de Canfranc, la visita turística al interior de la estación, visitar el pueblo, el museo, y algún que otro recorrido corto por las montañas, que teniendo en cuenta el sol que hacía la sombra de los árboles era perfecta. Parece poco pero entre que el tren llega las 10.40 y llega la noche se me pasó el día volando. Como no esperaba que hiciera ese sol abrasador (normalmente suele caer alguna tormentilla de verano, o algún día nublado) me cogí la visita a la estación a las 4 de la tarde. Ni que decir tiene que, aunque el grupo de visita estaba completo, todos buscábamos un rincón con sombra para resguardarnos del sol hasta que apareciera el guía. Para la visita hay que estar quince minutos antes en el puente donde el edificio de la estación estaba adornado por las banderas de España y Francia con motivo de la recreación. El motivo de quedar antes es para darnos los gorros y los cascos de obra dado que, como en la catedral vieja de Vitoria, la estación todavía está en rehabilitación y siendo una obra en construcción hay que seguir las normas establecidas en una obra, vamos, lo mismo que al visitar la catedral vieja de Vitoria. En este edificio hay unas escaleras que vamos bajando y poniéndonos cerca de la reja a esperar a que estemos todos y el guía nos diga. Al parecer el túnel por el que vamos a ir es el de acceso al vestíbulo de la estación, la única zona visitable por ahora. El guía nos explica quién fue el arquitecto y los planes para hacer de la estación una obra de lo más chic de Europa (los azulejos de las paredes asemejándose a la obra inaugurada del metro de Paris, las escaleras de mármol de carrara traído de Italia). Y al otro lado del túnel llegamos al interior del vestíbulo, una parte era zona Francesa, con el escudo de la Republica, y la otra zona española (donde el escudo está sin restaurar hasta confirmar cuál es el que se tenía porque en España cambiamos de escudo como de ropa). Como la estación era de Francia y de España el guía nos cuenta como en ese lugar llegaron a convivir todo tipo de nacionalidades dado que una vez Francia fue ocupada por los nazis, la estación también fue en parte ocupada por los nazis, y España fue monarquía, república y dictadura, por lo que hubo de todo por la estación, hasta suizos (blanqueadores de dinero a través del famoso oro de Canfranc) y británicos (espías), pero si se quiere saber más tendréis que hacer la visita guiada porque a mí no me da para explicarlo todo. En el vestíbulo han puesto fotografías de la época tales como la inauguración del túnel de Somport, y otras que sirven al guía para contarnos la historia de la estación. El guía te cuenta las información de forma divertida y amena para que sea más interesante, por ejemplo para hacer el túnel se planeó darle a uno pico, pala y una brújula, ve cavando en dirección tal hasta que te encuentres al otro. Y en el lado francés lo mismo. Claro, nadie confiaba en que se encontraran y pensaban que se iban a hacer dos túneles, pero no, se encontraron y se creó un solo túnel uniendo Francia y España. También hay una placa moderna dentro del vestíbulo de la estación puesta por una asociación israelí, hay toda una historia real de espías y refugiados en la estación, que nos cuenta el guía y que se ha demostrado históricamente, y por ello la placa. Hubo muchísima información interesante que me es imposible contarla aquí pero que es muy interesante y por 3 euros que cuesta la visita, merece la pena aprovechar un paseo por los Pirineos y parar en Canfranc para hacer la visita guiada al interior de la estación. Tras visitar el vestíbulo se sale al porche exterior, todavía en rehabilitación, donde tenemos más historia sobre el pasado y el futuro de la estación, declarado monumento histórico. Por la noche iluminan con diversas luces de colores la estación, lo que hace aún más bonita que de día (según mi opinión), y a cierta hora hacen un espectáculo de luz y sonido sobre la estación. Normalmente es a las 22.30 o así pero como estaban en fiestas y había verbena en la carpa municipal, una vez terminada a la verbena a eso de las 23.45 comenzó el espectáculo de luz y sonido. Lo cierto es que no está mal pero prefiero la iluminación de la estación porque el espectáculo básicamente consiste en contar la historia de la estación (no de las historias acontecidas dentro, sino la de la propia estación) desde su inauguración hasta nuestros días y mientras ir iluminando la estación con luces de colores, es decir, que siendo que esa semana era tan tarde, si lo hubiera sabido con ver la iluminación me habría bastado, pero ya que estaba ahí me lo vi entero hasta las doce de la noche. Lo que se dice un día completo.

Visita: Julio 2016

Mis imágenes: Pendientes

miércoles, junio 15, 2016

Gladiadores Zaragoza - España

Gladiadores en Zaragoza

La asociación Ludus Augusta volvía presentar la historia de los gladiadores romanos en el teatro romano de Zaragoza de forma gratuita, y dado que el año pasado no pude ir este, aproveche que el mes de mayo para asistir al evento. Durante el bimilenario de Augusto había asistido a un espectáculo de gladiadores en el parque Macanaz, junto al Ebro, con los gladiadores sobre la arena. En este caso el espectáculo era en el teatro romano, el problema es que por motivos de conservación histórica el espectáculo fue en la tarea de madera moderna colocada sobre el suelo del teatro. Por supuesto esto quita parte del encanto pero tuve la suerte de colocarme tras los recreadores para así ver los combates. El evento estuvo bien, pero en mi opinión había demasiada explicación histórica para la cantidad de niños pequeños que había ido. Todo el mundo sabe que los pequeños no mantienen la atención mucho tiempo a una ingente cantidad de explicaciones histórica, un poco más mayores sí que lo hacían, pero los más pequeños no. En su ventaja tengo que decir que explicaron y mostraron mucho más que los del bimilenario. Por ejemplo hubo un desfile de la diosa romana y las vestales que estaban presentes en el cuidado de la llama de Roma e importantes en los combates. También había mujeres romanas y explicaron varios casos en los que los gladiadores eran la atracción de estas mujeres nobles y ricas, mostrando como estas los observaban y tocaban divirtiéndose sabiendo que posiblemente uno de ellos acabaría muerto tras los combates. Hasta la historia de algunas mujeres nobles romanas que escaparon con un gladiador como amante dejando a su marido noble. Durante el combate tanto los hombres como las mujeres vestidos de romanos apoyaban a su gladiador favorito. También teníamos al juez que vigilaba los combates, que en plena acción era muy parecido al árbitro de los combates de boxeo. Nos mostraron los diversos gladiadores y en los combates vimos sus diferentes formas de pelear, pero también vimos mujeres gladiadoras. Al parecer también existían pero consideraban a las mujeres más débiles, por lo que el combate era de dos mujeres contra un hombre. También nos mostraron la lucha entre varios gladiadores a la vez, y una vez perdido el combate como la figura de un personaje con una máscara (no recuerdo el nombre) se aseguraba que estaba muerto golpeando con un mazo su cabeza. Es interesante pero no te hace sentir que estas en otra época, tal vez por la cantidad de explicación histórica antes y después de los actos.
Visita: Mayo 2016

Mis imágenes: Dentro del Álbum España Recreaciones de Facebook

martes, junio 14, 2016

Tiger Meet Zaragoza - España

Tiger meet Zaragoza

Solo unos días después de dejar atrás la toscana italiana y la época napoleónica era la Tiger Meet en Zaragoza. Me enteré que la Tiger Meet, un encuentro que se realiza cada año en alguna parte del mundo (el año pasado fue en Konya-Turquía), iba a ser en Zaragoza este año, siendo el Ala 15 lo anfitriones del evento. De esto me enteré por un recreador de Tarifa y así me apunte al Spott Day, pero al final debido al trabajo no pude ir, aunque por mi amiga me enteré que hubo un atasco impresionante para poder ir (y eso que había que inscribirse con mínimo un mes de antelación y pagar para poder asistir). El día siguiente, aprovechando que era un día de puertas abiertas y demostración gratuita, y gracias a una amiga que quiso ir y cuyo novio se ofreció para llevarnos (un sábado a las siete de la mañana) pude hacer un viaje a la base área de Zaragoza, que pese a vivir en Zaragoza nunca había visitado. Siempre hay viajes cerca de casa que uno puede hacer si se le presenta el momento oportuno. Todo el mundo en Zaragoza sabe que la base área era la base norteamericana, todavía hay gente que recuerda la ciudad como era con los norteamericanos, con su bolera y sus costumbres. Hasta el inventor de la fregona lo hizo trabajando en la base de Zaragoza cuando era de los norteamericanos. El ala 15 se crea en el 85 con los cuatro primeros EF-18 llegados directamente desde EE.UU., siendo Zaragoza la primera base española en tenerlo. En el 92 las fuerzas aéreas de los Estados Unidos establecidas en la Base con motivo del Tratado de Amistad y Cooperación, abandonan sus instalaciones y el Ejército del Aire Español se hace cargo de las mismas, toda una herencia. No eran ni las ocho de la mañana y ya había fila para entrar a la base, lento pero sin parar conseguimos llegar, aparcar y bajar. El novio de mi amiga no iba a quedarse y por poco no consigue salir dado que, y es normal, había mucha seguridad. Cuando llegamos había, o parecía, muchos coches aparcados, pero no cubrían ni una quinta parte de lo que vimos a la salida. Antes de las acrobacias aéreas se podían ver los aviones que estaban en exposición, como era la Tiger Meet había aviones de diversos lugares del mundo; Estados Unidos, Francia, Bélgica, Alemania, … Y se podía entrar en la bodega de carga y la cabina de uno de los grandes. Los otros aviones, al igual que los helicópteros, tenían algún tigre, ya fuera en el ala, o un peluche en la cabina, o unas rayas de tigre en el depósito de gasolina (lo sé por el recreador de Tarifa, que sabe de aviones, yo no sé nada). También estaban las tiendas de la jornada de puertas abiertas de la base área, con la unidad de emergencia móvil, el helicóptero de la policía, una muestra de los equipos de la torre de control aérea, etc. Tras dar un par de vueltas al final nos colocamos junto a los fotógrafos extranjeros. Aunque sean extranjeros los fotógrafos saben cuál es el mejor sitio donde colocarse, el único problema fue que hacía un día soleado, y con el cierzo (viento) que hacía también era un día muy despejado, y a esa hora, según donde se realizaran las acrobacias, el sol te cegaba. Aun así vimos bastante bien, primero tuvimos un espectáculo de la patrulla acrobática de paracaidismo del ala 15, fue lo más colorido, después vino la demostración aérea de un F-18, luego vino la demostración de los helicópteros, me quedé con la imagen del quijote yendo sobre los molinos (uno de los movimientos mostrados en la demostración aérea) y finalmente tuvimos una demostración sin megafonía de un F-16 belga que fue el más espectacular de todos, realmente fue alucinante todo lo que se puede hacer en el aire. Tal vez fuera que el sol ya no estaba tan alto y por tanto se veía con más claridad, pero fue el que más nos gustó. Aunque según había leído en los comentarios del spotter day la patrulla águila nunca decepcionaba, tras el descanso para comer a la una decidimos marcharnos. En principio el novio de mi amiga iba a venir a buscarnos peor había tal retención en la carretera que era imposible. Afortunadamente un amigo estaba con su novia y podía llevarnos a las dos en su coche, así que tuve la suerte de conseguir salir de ahí (no sé qué hubiéramos hecho) y además tanto él como ella eran majísimos. Cuando nos íbamos todavía había gente que llegaba, había una fila kilométricamente parada para poder entrar a la base aérea. Está claro que para asistir a este tipo de eventos gratuitos hay que madrugar. Solo para conseguir salir tuvimos que hacer varios rodeos por la base área dado que había tal atasco que tuvieron que generar varios rodeos para hacer tiempo y que los coche se movieran algo en vez de estar horas parados. Es increíble al cantidad de coches y autobuses que a esa hora seguían llegando, había gente que hasta había dejado los coches en la carretera e iba andando con los críos hacía las puertas de la base aérea. Lo siento por el espectáculo de la patrulla águila pero fue una suerte salir a esa hora o a las nueve de la noche todavía estaríamos haciendo fila por salir.
Visita: Mayo 2016

Mis imágenes: Dentro del de Facebook de EspañaIII-Zaragoza

miércoles, mayo 11, 2016

Alcalá de Ebro - España

Alcalá de Ebro

La siguiente parada de la excursión fue Alcalá de Ebro, donde varios carteles durante el paseo por el pueblo recuerdan que inspirado en esa población Cervantes, en la segunda parte del quijote, creó la Insula Barataria, donde fuera gobernador Sancho Panza. En el pueblo nos encontramos con una vecina del mismo que nos abrió la iglesia. Por fuera puede no llamar mucho la atención, excepto una placa recordando a los caídos en la guerra civil, pero su interior es muy curioso. Tiene un gran altar dedicado a San Gregorio Magno, cuyo fin de semana eran las fiestas (lo sé porque es el patrón de mi barrio y el domingo hacían romería hacia la ermita de San Gregorio en el campo de tiro de Zaragoza). Y también tenía unos curiosos balcones central y laterales desde donde se podía ver el patio de la iglesia. El balcón superior se puede ver más habitualmente, pues es donde suelen colocar el órgano (en esta iglesia no había) pero los laterales que sobresalían más que el central son menos comunes. Además estos balcones laterales estaban separados por puertas convirtiéndose en independientes. También nos dejaron subir a esta parte de arriba de la iglesia. Tras visitar la iglesia nos encaminamos hacia la escultura dedicada a Sancho Panza, gobernador ficticio del lugar, que está junto al río Ebro. La razón por la que este lugar fue de inspiración para la Insula Barataria es porque con las crecidas del río, el Ebro rodea el pueblo convirtiéndolo en una isla. Paseando junto al río regresamos al autobús disfrutando de un paseo junto al Ebro y los restos de una muralla árabe. Al acaba el paseo había una casa con un mural de Don Quijote y Sancho Panza, y unas palabras de Cervantes, para conmemorar el 400 aniversario.

Visita: Mayo 2016

Mis imágenes:  Pagina del facebook

martes, mayo 10, 2016

Academia General Militar - Zaragoza

Academia General Militar

Comenzamos las vacaciones con agua, seis meses esperando que lleguen y llegan toda la semana con lluvia. Como el mal tiempo no va a hacer que me quede en casa después de estar meses esperando por unos días de vacaciones me apunto a una excursión que organiza la Asociación de Los Sitios. La excursión comienza visitando la Academia General Militar de Zaragoza. La Academia tiene un museo visitable de lunes a viernes, pero como caso excepcional el sábado hicieron visita guiada a dos grupos, uno de ellos el de la Asociación de Los Sitios. El Museo tiene tantísimas cosas por ver (las salas están abarrotadas: vitrinas, suelos, paredes..) que decididamente sería necesaria otra visita, con más tiempo y menos gente. Empezamos a eso de las diez de la mañana y aunque recorrimos el museo con calma al ser dos grupos grandes no había mucho tiempo para detenerse en cada pieza. Lo bueno es que tuvimos unas fabulosas explicaciones que seguramente en otro momento no hubiéramos tenido. Y eso vale mucho. Porque uno o es un experto o puede ver muchas cosas, pero sin alguien que te lo explique pierdes la mitad del atractivo. Una de las cosas curiosas que pudimos observar fue un maletín de rayos X creado cuando todavía iban los coches con los enormes aparatos de rayos X.  No saben el por qué no prosperó el maletín, aunque fuera un invento español de un español que estuvo trabajando en Estados Unidos puede dar una idea. En el museo hay tanto uniformes, como miniaturas, como documentos, como calzadores, medallas, armas de todo tipo, aparatos de la antigua enfermería, fotografías, en fin, un sinfín de objetos variopintos relacionados con la historia militar de la academia. A parte del museo contamos con una visita guiada por las instalaciones de la Academia. Los edificios exteriores decorados con ladrillo y cerámica dan una idea de la grandiosidad del lugar. Y estos son solo los edificios principales. En estos edificios visitamos, con guía, la sala de los retratos, la antigua biblioteca, espectacular, con libros antiguos y un mobiliario de película de época, hay que destacar lo bien conservado que está todo. También visitamos la sala de la bandera, y el teatro, que es también un cine. Esta última sala es un lugar impresionante, donde se hacen lecturas de Cervantes, y está perfectamente conservado con todas sus sales bien adornadas y cuidadas. Debido a la falta de tiempo (teníamos más visitas que hacer en la excursión) no pudimos continuar con la visita a la academia, pero es un lugar muy interesante y muy rico. Se pueden ver las salas e instalaciones por internet, y recomiendo visitar el museo si se tiene tiempo entre semana.

Visita: Mayo 2016

domingo, febrero 07, 2016

Palacio Larrinaga - Zaragoza - España

Esta casa, que los zaragozanos llamamos Palacio por sus dimensiones, tiene su entrada propia Zaragoza, Palacio Larrinaga y Matadero, de cuando realicé una visita turística a la misma, dado que es una casa que va pasando de mano en mano, y entre tan diferentes propietarios no siempre es visitable. En todo caso, si cuando visitáis Zaragoza resulta que es posible realizar una visita a esta casa palacio, no lo dudéis, tenéis que hacerla. Es una pequeña joya olvidada en lo que era la salida de Zaragoza (con su motivo propio) y vale la pena.


La casa o palacio, como aquí nos referimos a ella, se llama Larrinaga por la familia que la construyó y tiene una historia de amor detrás. Según nos contó la guía fue en el siglo XIX cuando Miguel Larrinaga y Asunción se conocieron en la Basilica del Pilar. Larrinaga, efectivamente, no es un apellido aragonés pero es que la familia Larrinaga (de origen vasco) tenía una naviera y era gente de dinero y afincada en Inglaterra. Y aunque vivían en Inglaterra el padre de familia envió a sus hijos a España a estudiar, y el hijo Miguel estudió derecho, por lo que acabó en Zaragoza. Y fue mientras estudiaba cuando conoció a su futura esposa. Como tanto la familia de él como el trabajo (director de la naviera Larrinaga en Liverpool – Inglaterra-) estaba fuera de España la pareja se casó y vivió toda su vida en Inglaterra. En ese caso ¿qué tiene que ver la historia de Miguel y Asunción con esta casa?


Miguel podría no haber sido aragonés y haber estado solo de pasada en Zaragoza para sus estudios de leyes pero Asunción era de la localidad aragonesa de Albalate del Arzobispo y su vida en Inglaterra, cuando ella no había nacido ahí como su esposo, ni conocía el clima y las costumbres del país es lógico que cuando fuera mayor deseara retirarse a su tierra. Y como ahora tenía dinero, que mejor regalo de su esposo que preparar una mansión para ella en las afueras de Zaragoza, en la carretera que lleva a Albalate del Arzobispo, para que todos que fueran del pueblo a la ciudad la vieran (ya había comentado que su localización era estudiada), y donde permanecer durante su vejez, en un clima más agradable que el inglés. Y ahí fue cuando nació la casa, una mansión creada para la jubilación, solo que ese hecho nunca llegó. La casa se terminó, se mantuvo vacía y guardada, pero nunca se consiguió su objetivo final, la vivienda de la pareja, dado que Asunción murió antes del retiro de su esposo. Por lo que cuando Miguel retiro todos los recuerdos personales de la casa, la vendió, muebles incluidos.


La casa está rodeada de un jardín, aunque actualmente tiene un colegio pegada a la parte trasera. Si se visita el interior es fácil ver aulas y mesas escolares en algunas salas del palacio dado que uno de los compradores que tuvo la casa fue un colegio marianista. Y junto a la casa se hizo una ampliación moderna del colegio. Ahora la casa no pertenece al colegio (va cambiando de dueño) y afortunadamente durante todos estos años el exterior se ha mantenido, por lo que aunque al visitar el interior es difícil hacerse idea de cómo eran los dormitorios o la capilla, el exterior se mantiene tal cual se diseñó.


La casa tiene cuatro torres, que marcan los extremos, y que al parecer se levantaron varias veces hasta completarse a gusto de la pareja. Es importante conocer la historia de la paejra para entender cada componente arquitectónico de la casa, como son las letras M y A unidas entre sí. O las conchas y los caballitos de mar y el mural de la entrada de unos veleros con la diosa fortuna soplando referencia a la naviera de la familia. Motivos decorativos que sin conocer la historia de la casa no tendrían mucho sentido.


En la entrada hay unas escaleras con un tragaluz, son típicas escaleras que encuentras en los palacios zaragozanos para dar acceso de una planta a otra, con la diferencia de que aquí no hay patio, sino que está cerrado y decorado por unas columnas. Las salas de la planta inferior son las mejores conservadas, con los frisos de la chimenea o de las ventanas. Así como el acceso al invernadero. En la parte de arriba la sala mejor conservada es la que era la capilla que ahora es una biblioteca-museo y que solo conserva la vidriera con el arcángel Miguel como recuerdo de su función original. La parte de arriba fue usada por el colegio y lo que más vale la pena son las vistas desde sus dos balcones. El que está sobre el invernadero (que da al colegio pero que permite ver los detalles arquitectónicos de la casa más cerca. Y el que da a la fachada principal.


Visitas guiadas: Contactar con la oficina de turismo del ayuntamiento de Zaragoza porque la casa ha cambiado tanto de dueño y de agencia turística que puedo poner aquí un nombre y a los dos días quedar obsoleto. 

sábado, febrero 06, 2016

Casa Solans - Zaragoza - España

Sobre esta casa ya escribí en la entrada Zaragoza, Ruta Modernismo Industrial - España, y como es una casa que está en el barrio donde crecí no puedo dejar de recomendar echarle un vistazo, aunque no es ninguna grandiosidad. La Casa Solans de Zaragoza fue una villa suburbana construida por el industrial harinero Juan Solans, enfrente de su fábrica La Nueva Harinera en el siglo XX, era el lugar donde el empresario se podía reunir con sus socios y posibles compradores sin estar alejado de sus fábricas (ahí estaban la harinera, la fábrica de galletas, la azucarera, la estación de tren, etc.), mientras su mujer podía tomar el té en la pequeña terraza invernadero del piso superior. Según la guía hubo varias discusiones entre la pareja sobre el lugar donde construir esta casa, aunque finalmente parece que ganó el marido, que la quería lo más cerca posible de sus negocios. La casa es pequeñita pero hay que tener en cuenta que no era una vivienda sino una segunda casa hecha para reuniones comerciales, y para ello era bastante grande. 


Cuando la visité en una de las pocas visitas guiadas que hay, la guía nos confirmó que la familia Solans a la que pertenecía esta casa es la misma que a la que pertenecía el real Zaragoza (en los viejos tiempos) y la empresa Pikolin. El edificio es puramente modernista, en el exterior se puede ver la imagen de las estaciones en paneles de azulejos policromados, de ahí que en el barrio a la casa se la conociera como casa de los azulejos. 


La casa tiene tres plantas más un pequeño sótano. La planta baja consta con vestíbulo de entrada a doble altura donde se sitúa la escalera, sala de visitas, despacho, comedor y sala de billar, y de zona de servicio donde se sitúa una pequeña escalera de caracol, con lavadero, fregadero, cocina y despensa. La sala de billar es realmente grande pero no tanto como la puerta, según la guía se instaló la mesa de billar dentro de la sala y después se construyó la pared y la puerta. Hoy en día hacer la puerta posteriormente a meter una mesa de billar porque por la puerta elegida no cabe la mesa de billar elegida, no sería lo más usual. 

Fotografía de internet - cuando la visité estaban prohibidas las fotografias en el interior
La escalera que nos lleva a la primera planta tiene unos frisos preciosos en el techo y da el aspecto noble a la casa. La planta primera consta de una capilla, dos miradores, dos dormitorios, y un baño. Uno de los miradores es una pequeña sala cerrada, casi como un invernadero porque aún en un día frío hace calor, me pareció el lugar perfecto para sentarse frente al ventanal y disfrutar de una taza de té y charla con las amigas mientras el marido está abajo con los hombres hablando de negocios. La torre que coronaba la casa ha desaparecido, al igual que sus cúpulas y adornos. 



El edificio conserva el artesano de la cochera aunque muchos de los elementos decorativos se han perdido, o bien por los incendios, o bien porque simplemente han desaparecido (ciertamente se hace raro que una cúpula en forma de piña decorada al estilo modernista desaparezca de repente, pero esas cosas pasan mucho por España, alguien la tendrá y alguien se habrá llevado dinero por ello). Desgraciadamente cuando visité la casa estaban prohibidas las visitas del interior, como en La Seo, por lo que las fotografías que hay son mías solo las del exterior, las del interior son todas de internet. 

Fotografía de internet - no dejaban hacer fotografías en el interior-
Visitas: 
Visitar la página de turismo del ayuntamiento de Zaragoza porque van cambiando y no hay fechas fijas. De vez en cuando hay visitas regulares como la cierran por meses.

viernes, febrero 05, 2016

Torre Panorámica del Pilar - Zaragoza - España

Otra de las cosas que hacer en Zaragoza, de la que ya hablé en la entrada Zaragoza, Ruta día 2 - España, es subir a la torre panorámica del Pilar. El Pilar tiene cuatro torres de estilo barroco y la que se encuentra junto a las murallas romanas y frente al río Ebro tiene un ascensor abierto para las visitas. Cuando era más joven recuerdo haber subido a la torre en un viejo ascensor, y recuerdo más el lugar cerrado que las vistas. Pero hace unos pocos años renovaron el ascensor de la torre convirtiéndolo en panorámico. Las vistas siguen siendo las mismas, pero lógicamente la ciudad ha crecido y cambiado con los años, al igual que el interior de la torre. 



La entrada a la torre se encuentra en la parte trasera del Pilar, la zona más cercana a las murallas y más alejada de La Seo. El acceso a la torre se encuentra en una puerta a la derecha de la puerta de entrada al Pilar (hay cuatro puertas, cada una en una de las esquinas). Nada más cruzar la puerta pagas la entrada y tienes la vista del ascensor panorámico, mucho más grande y espacioso que el antiguo. Aunque más amplio que el viejo ascensor todavía hay una limitación de personas, por lo que es posible que tengas que esperar turno, aun así la espera no es muy larga.



El ascensor es bastante rápido y nos lleva hasta un piso donde nos encontramos con unas escaleras de caracol, también de cristal para hacer todo más visible. El motivo es debido a que el ascensor no cabe en el capitel de plomo de la torre. Por lo que solo puedes llegar hasta el lugar donde tienes la parte final de ladrillo de la torre. Si uno va en silla de ruedas solo llegaría hasta este punto. Pero no por eso se perdería ninguna de las vistas ya que la zona última de ladrillo está completamente abierta y se puede dar un vistazo de 360 grados a la ciudad desde la torre (si se va en invierno hay que ir abrigado pues al estar abierta y siendo amplios los ventanales es fácil que corra un frío viento).



Pero nos habíamos quedado en la escalera de caracol que nos lleva hasta lo más alto de la torre, la parte de la punta, que está cerrada por vidrios que protegen del viento y hacen que se quede el calor del sol. La parte más alta es muy estrecha por lo que no cabe mucha gente de vez. Si había bastante gente hay que armarse de paciencia pero no desesperar, vale la pena dar una vuelta completa a la torre y mirar desde cada ventana la ciudad. La torre mide 99 metros, empatada con la giralda de Sevilla es de las más altas de España, por lo que la vista que se obtiene desde ahí no se va a conseguir en otro lugar de Zaragoza.


Tras dar la vuelta completa es recomendable bajar para salir a la zona de ladrillo abierta y más espaciosa. Tiene el problema del viento pero las vistas desde ahí son inmejorables. Hay unas escaleras de ladrillo con pequeños ventanales, al asomarse por ahí se puede ver las murallas romanas y el iglesia de San Juan de los Panetes desde lo alto. 


En la zona plana - la de ladrillo - los ventanales son mucho más grandes y permiten una vista completa de la ciudad, así como las torres de La Seo, la de San Pablo, la torre de la Magdalena, y todos los edificios que sobresalgan. Se puede apreciar los montes, el Moncayo, la torre del agua en la zona de la Expo2008 y en días claros la silueta de los Pirineos. También casi a nuestros pies se puede ver el río Ebro y sus puentes, el de Piedra y el de Santiago los más cercanos. Y, por supuesto, las cúpulas multicolores del Pilar.



Horario:
Inverno: De 10 a 14 horas. De 16 a 18 horas.
Verano: · De 9.30 a 14 horas de 16 a 20 horas.

Precio: 3 euros. Niños hasta 9 años gratis.

jueves, febrero 04, 2016

Patio de la Infanta - Zaragoza - España

De nuevo de paseo por la entrada Zaragoza Ruta dia 1 en este caso un pequeño lugar, no lleva mucho tiempo verlo, pero su historia es interesante, y además no está claramente visible al público, hay que conocer que existe para poder visitarlo.

Este patio es lo que yo siempre presento a mis amigos como el patio viajero. En Zaragoza había (y hay todavía) algunos palacios, uno de estos palacios renacentistas fue mandado construir por el comerciante Gabriel Zaporta. La historia artística del palacio tiene mucho que ver con Zaporta, aunque eso lo veremos más adelante. El motivo de llamarlo viajero es que tras construirlo y estar presente durante unos años en Zaragoza, finalmente el palacio es derribado, todo menos el pórtico de entrada y el patio, que son vendidos a un anticuario francés (en 1900 y poco) que se los lleva piedra a piedra a París (tanto le gustaba) y ahí lo vuelve a construir de nuevo. Tras varios años en París el patio es comprado por la Ibercaja (caja de ahorros) que lo trae de vuelta a Zaragoza, y piedra a piedra se desmonta de nuevo y se vuelve a construir en el edificio de las oficias centrales de Ibercaja en Zaragoza (de ahí que no esté claramente a la vista del público). Así que este patio ha viajado de Zaragoza a París y vuelta.


Si fue construido por la familia Zaporta y comprado por un anticuario francés ¿de dónde viene el nombre? El patio se llama Patio de la Infanta debido al nombre de la viuda del infante Luis de Borbón que vivió allí los últimos años de su vida. Para visitarlo, si se hace en un día laborable, hay que entrar en las oficinas de la Ibercaja y seguir los carteles en papel que te guían hasta el patio. Es muy curioso pasar de un edificio actual, con muebles de oficina modernos a encontrarse de repente con el pórtico y el patio renacentista.



El patio, como otros que hay en Zaragoza, tiene forma cuadrada con dos pisos. Usualmente, excepto visitas guiadas, no se puede subir al piso superior. En la parte baja hay ocho columnas con los ocho planetas del sistema solar (que se conocían en esa época). Las columnas tienen figuras humanas soportando los arcos. La parte superior está decorada con medallones, grifos, figuras y bustos de personajes históricos como Carlomagno, Hércules, Zaporta o Fernando el Católico. 


Horarios:
·    lunes a viernes de 9 a 14 horas y de 17 a 21 horas (acceso oficina).
·    sábados de 10 a 14 horas y de 17 a 21 horas
·    domingos y festivos de 11 a 14h

miércoles, febrero 03, 2016

Palacio de la Aljaferia - Zaragoza - España

Siguiendo con las entradas de los lugares que uno no se puede perder en Zaragoza, este es otro de esos sitios que hay que visitar. Ya hablé sobre él en la entrada Zaragoza Ruta dia 1.

El palacio de la Aljaferia está algo más alejado del centro de la ciudad que el resto de lugares más nombrados como El Pilar o La Seo, pero no tan lejos como para no acercarse dando un paseo. Lo primero que se ve es su exterior, con forma de ciudadela amurallada y varias torres redondas (excepto la torre del trovador, que es rectangular y tiene su propia historia). El palacio se encuentra rodeado por un foso, que a su vez se rodea con un pequeño parque-jardín. su exterior es solido y sin decoración, por lo que sorprende el detalle que después puede uno encontrar en su interior.


Nada más entrar nos encontramos con una planta cuadrangular que da lugar a otro muro y una puerta, en un lateral se puede encontrar la Capilla de San Martin que cuenta con un arco decorado con el escudo de Aragón y elementos góticos y mudéjar. en su interior había antiguos planos de la Aljaferia y Zaragoza, pero la ultima vez estaba cerrado por obras. 


Finalmente pasamos el arco de entrada que da acceso a la parte árabe del palacio. En el lateral izquierdo nos encontramos con el patio de Santa Isabel. El patio es de estilo rectangular con dos salones a cada lado, es pequeñito pero muy del estilo árabe formado por caminos regados por albercas. El patio está rodeado por unos arcos con lazos y elementos vegetales de estilo árabe y da acceso del patio a los salones. En el lateral derecho es donde se encuentra el salón dorado. pero entre estos arcos que dan al patio y el salón dorado se encuentra la piscina. 

La primera vez que visité el palacio la piscina estaba abierta aunque sin agua, ahora está cerrada por unos tablones de madera, de forma que sea más sencillo caminar por el salón cuando hay muchos grupos de turistas o guías. En un lateral del salón dorado hay una pared con una pintura de estilo medieval y a color, recuerdo que la primera vez que la visité la guía comentó que la acababan de descubrir en una restauración, pero de eso ya hace muchos años.


El salón estaba decorado por alabastro en las dos terceras partes de su superficie, hasta la zona alta, recorrida por una inscripción con versos coránicos sobre la Creación. También contamos con la presencia de paneles decorativos en con elementos vegetales de época califal, como las piñas, flores, cuernos de la abundancia, granadas y hojas de acanto, entre otros. Aunque en los arcos del salón, de rollos con la franja central vegetal, podemos observar elementos decorativos característicos de la época taifa, como la "palma taifa".

Y a la derecha junto al salón principal se encuentra el oratorio del palacio de estilo árabe.No es posible entrar y solo se puede ver desde la puerta abierta pero se conserva gran parte de la policromía del lugar, de intensos colores rojos y azules, lo que no deja de ser sorprendente teniendo en cuenta que durante la guerra de la independencia española ese lugar era un polvorín donde almacenaban las armas.


De aquí vamos por unos pasillos que dejan la parte árabe del conjunto para entrar en la parte cristina. Como el palacio fue construyéndose una cultura sobre la otra, el paseo por el palacio va aumentando de años a medida que se va viendo lugares. Por lo que he podido comprobar, las exposiciones de las salas y pasillos que llevan de un lugar a otro del palacio van cambiando según los años.

Llegamos a la parte que era el palacio de Pedro IV, aquí nos encontramos con una gran sala vacía de altos techos, donde lo recuperado son los techos y vigas de madera con sus coloridos y diferentes escudos en ellas. También se puede ver el pozo que conecta con una de las capas freaticas del Ebro y que servía para suministrarse de agua en caso de asedio.


De aquí vamos a uno de los salones de reuniones para entrar en una de las plantas de la torre del trovador. Esta torre fue usada durante la Inquisición como cárcel y en la planta que dejan visitar se pueden ver juegos de ajedrez tallados e inscripciones de los presos. Esta torre antes de ser cárcel era sala del palacio árabe, por eso también se pueden ver pinturas de estilo arabesco en el techo. Esta torre, la del trovador, sirvió de inspiración para la opera il trovadore de Verdi.


De esta sala pasamos a los corredores y salones de los Reyes Católicos. Hay varios pequeños salones donde se conservan los techos labrados llenos de colores y detalles. Te puede acabar doliendo el cuello de mirar hacia arriba pero cada sala es más bonita que la anterior. También es fácil encontrar en los techos el nudo gordiano y el yugo y la flecha, no confundir esos símbolos con otra época, son los de los reyes católicos.

Finalmente llegas a la sala del trono. la sala del trono es grande y rectangular, se conserva parte del suelo original así como parte del techo de piñas doradas (entre el labrado de madera del techo se encontró un escrito escondido en hebreo).En el techo se encuentra una tribuna cubierta de artesanado de madera de estilo mudéjar dorado y rica decoración. Es sin duda lo más impresionante de la sala.


A este salón se accede por una puerta de arcos y escudos flanqueada por leones. Y antes de llegar a él hemos pasado por varios salones, es lo que se llaman las salas de los pasos perdidos, dado que era por donde los visitantes a los reyes tenían paso obligado.

Para bajar de las salas al patio inferior para salir por donde hemos entrado hay una gran escalera iluminada con ventanales decorados con yeso, pero de un estilo diferente al de los arcos mudéjares. En cada una de las salas se ve cómo el arte y el estilo, así como la época, va cambiando.


De abril a octubre: todos los días* de 10 a 14 h y de 16:30 a 20 h. 
Visitas guiadas a las 10:30, 11:30, 12:30, 16:30, 17:30 y 18:30 h
De noviembre a marzo: de lunes a sábado* de 10 a 14 y de 16 a 18:30 h. Domingos: 10 a 14 h. 
Visitas guiadas a las 10:30, 11:30, 12:30, 16:30 y 17:30 h.

Los jueves durante todo el día y viernes por la mañana que haya actividad parlamentaria no se permitirá el acceso para visitas excepto los grupos previamente concertados. En caso de plenos extraordinarios fuera de estos días tampoco se permite el acceso. Más información web del palacio.

Precio: 5 euros.
Domingos gratuito

martes, febrero 02, 2016

La Seo - Catedral de San Salvador - Zaragoza - España

Ya había hablado sobre La Seo cuando mis amigas extremeñas vinieron a Zaragoza, en la entrada Zaragoza, Ruta día 1 - España  y cuando visité la parroquieta de La Seo, en la entrada Zaragoza, La Parroquieta de La SeoPero el otro día un amigo vino a Zaragoza y visitó por primera vez La Seo, y cuando dijo que no sabíamos lo que teníamos le dije que se equivocaba, sí que lo sabemos, otra cosa es que no se ha sabido promover y la gente solo visita El Pilar, que también es bonito, pero a unos pocos pasos está la otra catedral de Zaragoza, que permanece como olvidada. Y por eso he decidido hacer una entrada exclusivamente dedicada a este monumento.

Y es que Zaragoza tiene dos catedrales, no una vieja y otra nueva, sino dos por igual derecho. La más antigua es la catedral del Salvador o Seo como la llamamos aquí, pero tanto el Pilar como la Seo son catedrales. 

Si es cierto que el Pilar es gratis, pero el precio de entrada a La Seo no es muy alto (4 euros en el 2016), y más cuestan otras catedrales e iglesias por el resto de España. Así que creo que no es un problema de precio sino por puro desconocimiento el que haya tanta gente que ha estado varias veces en Zaragoza y todavía desconozca el interior de La Seo (es cierto que estuvo aproximadamente cerrada 18 años, pero hace ya un tiempo de aquello).



Lo que primero resalta de La Seo es su exterior. Tiene una combinación de estilo que muestran de un primer vistazo toda la historia que tiene esta catedral. La Seo está construida en el solar del antiguo Foro romano de Caesar Augusta, de la iglesia visigoda y de la mezquita mayor de Saraqusta, de cuyo minarete todavía perdura la impronta en la torre actual.
Si se está en la plaza adjunta a la del Pilar lo que se ve de La Seo es la puerta de estilo neo-gótico y la torre barroca. La torre resalta por ser la más alta de esa zona, visible desde el otor lado del río Ebro. En lo alto de la misma hay un reloj , que fue la incorporación más nueva de la torre, con las figuras de tres personaje sy un gallo. Se dice que representan el nacimiento, la vida y la muerte.



La puerta que ahora se usa como entrada principal pintada de blanco y de estilo clásico fue en su día una de las entradas laterales. si uno se acerca al lateral izquierdo (viendo de frente la entrada) puede ver cómo esta entrada está superpuesta al muro original que todavía conserva en su esquina una de las figuras y un ventanal de estilo románico. 



En esta zona de la izquierda está la entrada a la capilla de San Miguel (o parroquieta de La Seo) y que, dejando para más adelante el interior, nos lleva a través de un muro de arte mudéjar aragonés (declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad) con piezas de cerámica, mosaicos, y el escudo de la familia de los Luna. 



Podemos continuar adentrándonos en la plaza de San Bruno y cruzar el arco de Dean para acabar llegando a la que era la puerta principal de la catedral, ahora cerrada, que apenas dista de unos metros de distancia del muro de la casa de enfrente, y con apenas una figura de San Valero en lo alto. Desde aquí regresamos a la puerta lateral, que hoy en día es la principal.

El interior de La Seo sorprenderá a más de uno, porque no tiene nada que ver con El Pilar. Yo definiría el Pilar como arte pictórico y La Seo como arte escultural par hacer una diferencia muy simple y sencilla entre ambas. Lógicamente esto no es lo más correcto, pero sirve para hacerme una idea de si amis amigos les va a gustar más un sitio u otro.

Lo primero que uno ve es la altura de las cúpulas, los arcos y su unión de escudos.

Fotografía de internet - está prohibida la fotografía dentro del templo-
En el lateral una de las primeras capillas, con sus majestuosos esculturas. Sin duda lo que más me gusta todas las veces que visito La Seo (dentro de mi incultura, soy de ciencia y no de arte) es lo diferente que son cada una de las capillas pero lo magnificas y grandes que son. el detalle de la sangre roja saliendo de la garganta del dragón donde San Jorge tiene clavada su lanza (las figuras blancas excepto por ese detalle), la oscuridad del negro y dorado de otra capilla, más de estilo barroco, el cuidadoso mármol labrado de San Valero y San Blas, la figura de indios con sus plumas en otra de las capillas, los muros y techos coloridos del mismo estilo que La aljaferia en época de los Reyes Católicos en otra, y así una variedad de capillas, todas diferentes.

Fotografía de internet - está prohibida la fotografía dentro del templo
Y dejando a un lado el órgano y el coro está el retablo mayor, que aunque el del Pilar está muy trabajado el de La Seo me encanta. Esta todo colorido, y aunque parece madera es mármol, aunque en su origen fue de madera pintada. En el centro del altar se encuentra la Adoración de los Reyes Magos. Es tan inusual como bonito. Aquí se puede ver lo que en aquella época consideraban que serían unos camellos, o los tres reyes mayos.

Fotografía de internet - está prohibida la fotografía dentro del templo
Y entre el retablo mayor y el acceso al museo de los tapices se encuentra una preciosa puerta que da acceso a la sacristía mayor, y que excepto en San Valero siempre la veo cerrada, es magnifica. Como decía  a la derecha se encuentra el Museo de Tapices, situado en la sala capitular, y que si está abierto uno no debería perderse.

Fotografía de internet - está prohibida la fotografía dentro del templo
También no hay que olvidar la entrada principal, que ahora queda como lateral y olvidada, si se va hasta las puertas de madera y uno se da la vuelta puede contemplar el pórtico tallado de entrada y la vista de las capillas y el altar al fondo, casi creado para bajar las escaleras de entrada con lentitud y magnificencia.

Tal y como me comentó un amigo, la entrada no está exactamente recta hacia el altar, así que he buscado un poco de información y debe ser al entendimiento que hubo durante la reconversión de la mezquita musulmana en catedral cristiana, tras la conquista de Alfonso el Batallador.

Y ya saliendo de La Seo por la puerta por donde hemos entrado hay otra puerta más pequeña, en un lateral que nos da acceso a la parroquieta. En el interior de la parroquieta podemos encontrarnos con una maravilloso techo artesanado de estilo mudéjar y el sepulcro del arzobispo Lopez Fernandez de Luna, con una tallas preciosas.

Esta foto, como las del principio de la entrada, es mía. En la parroquieta si dejan hacer fotografías.

Horario de Verano (a partir del 15 de junio): 
Lunes a Domingo: de 10 a 21h(20.30 última entrada) 
L-D: 18h se interrumpe la entrada para la misa de 19.00 
El viernes de 10-18h 
Sábados: 12h se interrumpe la entrada para la misa de 13h 
Domingos: 11.30h se interrumpe la entrada para la misa de 12.30 

 Horario de Invierno: 
 Lunes a viernes: de 10.00 a 14.00 y de 16.00 a 18.30 h 
 Sábados: de 10.00 a 12.30 y de 16.00 a 18.30 h 
 Domingos de 10.00 a 12.00 y de 16.00 a 18.30 h

miércoles, octubre 28, 2015

Puerto de Santa Maria - España

Puerto de Santa Maria

Tras dos días disfrutando de Cádiz toca ir en tren hasta el Puerto de Santa María. En realidad este día iba a ver dos sitios pero al final lo que hice fue visitar dos sitios que el domingo no pude ir a ver y que el lunes cerraban. Nada más salir de la estación del tren encuentro el primer lugar para visitar, un antiguo convento, el problema es que está cerrado fuera de la temporada estival, aún así se puede ver por fuera a través de los barrotes y así ver su pórtico y estructura. Tras salir de la estación éramos tres personas dando vuelta alrededor de la verja mirando el convento. Tras terminar de dar el rodeo me dirigí hacia el centro siguiendo la ruta histórica de 1812. Aunque por desgracia la mayoría de los lugares son casas apenas reconocibles y además, para fastidiar, estaban de obras y la calle principal estaba toda abierta y apenas había un pequeño paso para peatones. De camino entré en la primera farmacia abierta, como había sido festivo y fin de semana no había podido hacerme con un protector solar del cincuenta y antibiótico para la infección del picotazo de mosquito del Alcázar de Jerez (el protector solar fue porque son muy blanquita y con el sol del sur – aunque a ratos se nublara y lloviera- me puse muy roja y no quería seguir poniéndome más roja de lo que ya estaba. En el centro visite la oficina de turismo donde a lo que ya tenía apuntado añadieron un museo que casualmente, no me lo dijeron me lo encontré al ir, ese día cerraba. Cuando llegué a la plaza donde está la oficina de turismo, que está donde el catillo de San Marcos aproveche para recorrer el exterior del castillo, fue una decisión afortunada dado que habían comenzado a montar unos andamios y a mi regreso, más tarde, tapaban todo el frente del castillo. Tras salir de la oficina de turismo me dirigí hacia la plaza de la basílica. La basílica, que por cierto es basílica desde hace poco, tiene pinturas de Bayeu, un órgano español que difiere de los europeos por la forma de sus tubos, y donde en la visita te explican la combinación de arte debido a el terremoto de Lisboa y la caída del techo de la capilla central, y la leyenda por la cual la ciudad se llama El Puerto de Santa Maria. Tras disfrutar de su visita guiada donde solo estaba yo y una chica alemana me acerqué al castillo de San Marcos para hacer la visita guiada al interior. El castillo es propiedad privada de una bodega, por lo que para visitarlo hay dos opciones: reservar vía mail o bien visitarla los martes cuyas visitas son gratuitas. Hay visitas en tres turnos, la primera es en inglés y la hacer erasmus en práctica, esto lo sé porque para no seguir esperando me hice la visita del castillo en inglés. Lo más espectacular del castillo son sus torres y su estructura bien conservada, así como su primera sala, un patio de columnas y arcos árabes que era la sala de oración del castillo antes de su conquista cristina. Tras visitar el castillo me acerqué al mercado de abastos, pues al lado se encuentra la casa de los leones con un singular patio andaluz y que hoy día sirve de sala de exposiciones. Cuando estaba dentro e iba a salir el cartero se metió dentro y decía "la que va a caer", y efectivamente después de un día de sol de repente cayó un agua torrencial, como una ducha abierta, pero tras cinco minutos o así paró y pude salir con mi paraguas, que por cierto, se rompió y se quedó en Andalucía porque lo tuve que tirar. Tras la visita a la casa de los leones me dirigí a la estación pero volvió otra vez a caer una tromba de agua, lo que me retraso otro rato. Finalmente cogí el tren a Cádiz para ver los dos sitios que no vi el domingo y que el lunes cerraban.

Visita: Octubre 2015

Mis imágenes: Dentro del Álbum de España

Información para viajar: Pendiente

sábado, mayo 23, 2015

Contradanza de Cetina - España

Cetina: Contradanza


De un día a otro la temperatura bajó más de doce grados, pero la contradanza de Cetina solo se baile el 19 de mayo, caiga como caiga, así que un martes con frio más de invierno que tiempo de primaveral salí en una excursión de Gozarte para disfrutar de esta contradanza que sería el siglo XVIII cuando se creó la contradanza de Cetina que ha ido evolucionando con los años pero que conserva sus origines. Para gran sorpresa, pese a empezar a las once de la noche y estar a más de una hora de Zaragoza éramos casi ochenta personas que nos dirigimos hacia Cetina para disfrutar de una noche única en el año. Llegamos a Cetina pronto para coger sitio y cenar algo. El dance se celebraba los pies del castillo (donde en 1634 se casó Quevedo). Me situé en la escalera del castillo, donde podía ver el lugar de la danza perfectamente y en la altura distinguir las figuras de baile. Fue cayendo la noche y empezó a llegar la gente a la plaza, las escaleras se llenaron, y el alrededor de la zona de baile también, hasta las esquinas de las murallas eran usadas como asientos y refugio del viento frio para ver la danza. Para hacerlo aún mejor las luces de la plaza y las casas se apagaron, y al fondo aparecieron unos puntos de luz acompañados por música por la banda del pueblo, los danzantes traían una antorcha de fuego cada uno, y esa fue toda la iluminación que tuvo el dance durante la noche. Para evitar accidente las fotos con flash estaban prohibidas. Tras acercarse los danzantes a la plaza se podía apreciar a los cuatro vestidos de blanco con adornos negros y a los cuatro vestidos de negro con adornos blancos y uno vestido de rojo, que representa al Diablo, y que es quien dirige la danza mientras baila. La música se convirtió en algo monótono y repetitivo pero bastante acorde. Los danzantes giraban entre si y daban saltos como en las contradanzas. Ahora que estoy practicando pasos de baile para la recreación del baile de la Duquesa de Richmond puedo asegurar que esas figuras tenían un aspecto de contradanza, con su maestro de baile (el "diablo" vestido de rojo). Al final de cada baile los danzantes junto con la figura del Diablo se iban colocando para crear figuras, monumentos, y demás símbolos como si fueran equilibristas: una representando una araña, bajando y subiendo de su tela, otra una tijera, que es el símbolo del poder de Dios porque desde los antiguos la tijera era la que cortaba el hilo de la vida, además, su forma recuerda a la de la cruz, y las tijeras abiertas se solían colocar de noche en las chimeneas para evitar que entraran malos espíritus por ahí, y otras muchas más. Solo una pequeña y leve caída durante la hora y media que estuvieron danzando y formando figuras. El final viene dado por una danza, más teatro que danza, en la que se simula que se le va a cortar la barba al diablo, y el final… bueno, hay que verlo. Lo cierto es que pese a la bajada de temperaturas tuvimos una buena noche, lo que daba una sensación mágica. La gente en silencio, solo se oía la música repetitiva mientras los danzantes se movían iluminados solo bajo la luz de ocho antorchas de fuego, bajo un cielo azul estrellado, completamente inundado de brillantes estrellas, visibles gracias a la eliminación de la luz artificial. Una noche mágica.

Visita: Mayo 2015

Mis imagenes: Dentro del Album España-Aragón

Información para viajar: Excursión con Gozarte

domingo, marzo 15, 2015

III Recreación de Los Sitios de Zaragoza - España

III Recreación Los Sitios de Zaragoza

La entrada llega con retraso, y sé que tengo un poco abandonado el blog, pero es lo que pasa cuando uno viaja en el tiempo, que al regresar siempre se acaba muy cansado, o en mi caso, con un señor gripazo. Esta vez el viaje no ha sido muy lejano, apenas a unos pasos de mi casa, el fin de semana del 7 y 8 de marzo se celebró en Zaragoza la III Recreación Histórica de los sitios de Zaragoza. Al igual que la última vez que fui a Tokio, aparte de turismo, disfruté de mis amigos y experimenté muchos momentos frikis, esta vez, aparte de disfrutar de la recreación, conté con la compañía de Eva y Charo (Cuaderno de Costura) con quienes ya estuve en Elba, y además también conocí a personas majísimas con las que disfrutar. Eva y Charo me animaron a asistir vestida, cuando hasta ahora solo había ido de espectadora, pues como voy por libre, y además no conozco a nadie (solo de verlos todas las veces que voy a alguno de los actos) pues no estaba muy segura de ello. El campamento de época comenzó a montarse el viernes, y esta vez, en lugar de estar en la arboleda Macanaz, fue en la plaza de Los Sitios debido a la riada del Ebro que obligo a realizar una reorganización de todo el programa. (Fantástica reorganización con tan poco margen de acción). El sábado por la mañana, cuando llegamos al campamento de época, entramos tímidamente, pidiendo permiso, porque si bien estaba abierto al público, como vamos por libre, pues da cosilla. Mientras Charo y Eva iban saludando a todos su conocidos, yo me quedé un poco más rezagada al no conocer a nadie, así que aproveché y me di una vuelta por el campamento, que al ser en la plaza daba la sensación de ser un poquito más pequeño que la vez anterior. Sobre la valla que rodeaba el reciento del campamento estaban sentado en fila los polacos, con sus uniformes grises y amarillos, sus sombreros de forma romboidal, y todos muy rubios y blanquinosos, imposible no identificarles. Y luego ya había una serie de soldados repartidos por todo el campamento con trajes de diferente tipo y colores, todavía estoy aprendiendo a reconocerlos, pero he avanzado mucho en mis conocimientos. En el campamento se podían ver escenas de todo tipo; algunos hablando, preparando las armas, formando, durmiendo, lo que se podría encontrar uno en un campamento de verdad. Junto al campamento había un mercado, que aparte del algodón de azúcar, no tenía nada especial que me llamara la atención. Sobre las 12 dió comienzo el desfile, mientras hacía unas cuantas fotos me separé demasiado de mis amigas, y las vi pasar desfilando tras el pueblo llano, y casi de milagro poco antes de entrar en una de las calles, pude unirme a ellas (misión casi imposible porque no había manera de andar ni pasar por la cantidad de gente que había este año). Por la plaza San Bruno tocó arremangarse el abrigo pues había mojado el suelo, y claro, ese suelo mojado resbala. Un caballo se cayó, al igual que su jinete, menudo susto, pobres. Así llegó el desfile a la plaza de La Seo donde el General Palafox salió al balcón del palacio arzobispal para que todos ahí reunidos; soldados, gente de nobleza y la burguesía y el pueblo llano disfrutaran de un viaje en el tiempo escuchando su discurso, en el balcón junto al tío Jorge y el padre Boggiero (fabuloso, creo que con el momento del velero y el baile a la luz de las velas en Elba, no había experimenta un momento así). Tras este momento siguió el desfile hasta la Plaza España donde tanto recreadores de España como de Francia, Polonia, Rusia, hicieron unas salvas de honor por los caídos. Y así el desfile continuó hasta la plaza del Pilar donde D. Luis Sorando Muzas, el organizador, y una gran persona, que todas las veces que coincidido con él, aunque no me recuerda, siempre es muy agradable y simpático, amable, cercano, en fin, un lujo de persona, iba presentando los diversos regimientos y personajes que iban llegando a la plaza, a la vez que daba información histórica y anécdotas interesantes de historia. Aquí el calor más que veraniego para estas fechas invernales me agotaron, y tras un cumulo de circunstancias por la tarde, aunque pensaba acercarme de nuevo al campamento hasta que comenzara la batalla al final no lo hice, después de pasar por casa volví a estar con mis amigas mientras oíamos los cañones y los disparos de la contienda, pues por la tarde y a lo largo de las calles del centro hasta la plaza del Pilar recrearon la batalla de los sitios. El sonido de los disparos, que se oía en la distancia y continuo mostraba in situ lo que históricamente debió ser el continuo ataque durante los sitios que se sufrió en la ciudad de Zaragoza, y aunque los lugares dicen mucho de la historia del lugar, los sonidos sin duda alguna también (es historia viva). Acompañé a una de mis amigas a ver La Seo, siempre digo, igual cuando mis amigas extremeñas vinieron a Zaragoza, que uno no puede ir a Zaragoza y no ver: la Aljaferia, La Seo y El Pilar. Nos acercamos al puente de piedra para ver la salva de honor tras los combates, y como íbamos recreando la época todo el mundo nos preguntaba por información y por fotografías, me sentía como cuando salgo de casa para viajar, que siempre me están preguntando (como si pareciera que vivo ahí) o queriendo hacerse fotos conmigo. Al final la salva de honor no se pudo hacer donde se esperaba debido a la cantidad de gente que había. Al día siguiente me acerqué hasta el campamento, que estaba medio desocupado, mientras mis amigas paseaban por el rastro de anticuarios. Al principio di vueltas sola, cuando vi a una de mis conocidas, me uní a ella y lo pasé en su agradable compañía hasta que se nos unimos al resto en la plaza de La Seo donde desfilaríamos hasta el palacio de la Aljafería donde sería el último combate. En el desfile, tras coger un semáforo en rojo (sí, los semáforos no los habían dejado fijos para el desfile) perdimos al resto y arrastrándonos entre la gente (el abrigo sobrevivió de un milagro) conseguimos alcanzarlas en el palacio. En la recreación anterior me perdí esta batalla por estar griposa en cama (siempre por estas fechas el cambio de clima me acaba enfermando) pero esta vez disfruté muchísimo, los combates con espada, los cañones, los fusilamientos, los heridos atendidos, la rendición, y otros detallitos; como ver como a D. Luis Sorando se le caía el sombrero cuando justo había un disparo (ni de película), Palafox herido gritando “Zaragoza no se rinde”. Disfruté como una niña pequeña. Tras la recreación me quedé un rato sola mientras mis amigas iban a saludar a sus conocidos, pero al final conseguí juntarme con ellas y pasar la comida del domingo juntas antes de despedirme de ellas, pues ellas si habían tenido que viajar hasta aquí. Una pena que hasta dentro de dos años no se vuelva a repetir. Al día siguiente me sentía como cuando regreso de mis viajes, con ganas de verlas fotos, recordar todos los momentos vividos, y repetir lo antes posible, recordando los maravillosos buenos momentos vividos.

Visita: Marzo 2015

Mis imágenes: Recreacion Los sitios de Zaragoza
Video: Discurso de Palafox en Zaragoza
Dentro del Album de España-Zaragoza

Información: Programación III Recreacion Los sitios

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...