Mostrando entradas con la etiqueta Castilla La Mancha. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Castilla La Mancha. Mostrar todas las entradas

lunes, mayo 28, 2012

Ciudad Encantada - España

La Ciudad Encantada
.
En contra de lo que algunas personas piensan, la ciudad encantada no es Cuenca, sino un paraje natural en las cercanías de la ciudad de cuenca. En la oficina de turismo me comentaron que en verano hay un autobús que sale hacia el lugar, pero que en esta época solo había un bus y una visita guiada organizada por la oficina de turismo en el caso de que hubiera suficiente gente apuntada. Me apunte y al día siguiente me llamaron, pero el día que había suficiente gente para visitarla era el domingo, y ese día era cuando iba a ir a Aranjuez, así que fui en taxi el lunes. Lo cierto es que no me resulto caro el taxi, sobre todo porque aprovechando la subida el conductor me hizo de guía, sin yo pedirlo, y así pude observar la vista de cuenca del otro lado, la nieve todavía sin derretir y el mirador del diablo. La entrada a la ciudad encantada cuesta 3 euros si no se compra ningún guía que sirva para identificar la piedra que se está mirando, el lugar consiste en diversas formaciones rocosas que tienen formas de cosas o animales, pero en algunos casos hay que echarle mucha imaginación y una guía no estaría nada ma. En todo caso yo no compré la guía y entre en la ciudad encantada sin nada más que mi imaginación. El taxista me comentó que probablemente no me encontrara casi gente un lunes pero lo cierto es que había bastante grupitos de gente, aunque la mayoría, por lo que descubrí oyéndolos, eran de Zaragoza, que como yo habían aprovechado el puente para pasear por cuenca y alrededores. Hay varias formaciones como el torno, el mar de piedra, el puntee romano, los amantes de Teruel… que son muy fáciles de ver, enseguida uno los vislumbra. Pero hay otras formaciones que es un poco más difícil, la cara del hombre, los barcos y el perro fueron las que más me costó identificar. El perro recuerdo que hasta hice varias fotografías desde diversas perspectivas para intentar verlo, finalmente lo vi. Casi salto de alegría, realmente era un perro pero costaba conseguirlo verlo porque todo dependía de la perspectiva y la situación en la que uno se imaginara al perro. Es muy sencillo seguir el camino marcado y aunque se supone que en una hora se puede ver yo estuve casi dos horas recorriendo el lugar, aunque hay que añadir el tiempo de espera para hacer las fotos de rigor, dado que en algunos sitios teníamos que hacer fila para poder hacernos la foto, y eso que era lunes. Lo más impresionante es cuando se entra en el circo y se llega a los hongos, uno se siente como Alicia en el país de las maravillas cundo está es pequeñita y se encuentra con los hongos gigantes y el gusano fumador. No había ningún gusanos gigante, afortunadamente, pero si hongos gigantes en la, más que merecidamente llamada, ciudad encantada. Es un lugar precioso, pero tantas formaciones impresionantes en el lugar me llegaron a cansar de forma que casi me pierdo las caras de los amantes de Teruel besándose, que están casi a la salida del lugar, suerte que unos paisanos me pidieron una foto con los amantes. Aun así los tres euros que cuesta la entrada son más que merecidos y vale mucho la pena no irse de cuenca sin acercarse por la ciudad encantada, ya bien sea en el bus turísticos o en su propio coche, o si no se tiene problema de presupuesto en taxi.
.
Visita: Marzo 2012 .
.
Mis imagenes: pendientes
.

lunes, marzo 19, 2012

Cuenca - España

Cuenca

Si se quiere visitar solo Cuenca es mejor alojarse en el casco histórico para no subir y bajar tantas cuestas a todas horas. En todo caso yo me aloje en la zona centro que es la zona baja de la ciudad, no precisamente en el casco histórico pero si cerca de la estación de autobuses y la estación de tren regional. El hotel está muy bien y la mujer que lo lleva muy simpática me dio mucha información (que ya sabía pero que si uno no va preparado viene muy bien).Me acerqué a la oficina de turismo de la plaza de la Hispanidad para informarme de las visitas a la ciudad encantada (que no es Cuenca ciudad). En verano hay un autobús que sube y baja a la ciudad encantada un sitio interesante de ver que si uno no tiene coche antes solo se podía en taxi. En invierno no hay bus que suba pero hay excursiones de la oficina de turismo con bus y guía que cuesta 20 euros, que depende cuantas personas se vaya es más económico que un taxi. En la oficina de turismo también salen otras excursiones al castillo de Belmonte y otros lugares pero son en verano. La oficina de turismo de la plaza está al lado de la biblioteca que tiene un diseño moderno muy original. Por esa zona también hay bares para tomar algo por la noche. La gente me había comentado que en medio día me vería Cuenca así que busque diferentes rutas para no perderme nada. Al día siguiente salí pronto para aprovechar el día, al salir estaba nublado y no había casi gente pero a eso de las once de la mañana Cuenca se llenó de turistas por cada rincón que pasaba y también salió el sol. Para ser un fin de semana más o menos normal había un número considerable de turistas. Como estaba en la zona baja empecé por acercarme a la Iglesia de la virgen de la Luz, desde le puente hay un buena vista de la zona alta de la ciudad, la torre sobresaliendo y por el otro lado del puente si uno se fija bien y aprovechando que en invierno los arboles no tienen hojas se ve la figura de una virgen en la roca sobre el río.Luego fuí subiendo hacia el centro de la ciudad, ahí encontré un pasadizo que daba a una bajada hasta un camino a pie por el río. Luego subí hacia la plaza mayor, donde de repente aparecen las casitas de colores todas estrechas y juntas hasta dar paso al arco que da la entrada a la plaza mayor. Subiendo hay una zona que es la ruta subterránea de cuenca pero ahora en invierno estaba en obras así que no pude ver que había. Antes de llegar a la altura dela catedral tome una calle estrecha que me llevó a una aparcamiento desde donde se veían algunas casas colgadas, hacia el otro lado se podía ver el puente y el parador nacional que es un antiguo convento. Ahí me encontré con una pareja de alemanes haciendo fotos con los que me tropezaría varías veces.Finalmente llegué a donde están las casas colgadas más fotografiadas, crucé el puente de San Pablo hacía el lado del parador nacional y luego baje hacia el pueblo por el otro lado. Agradecí haber preparado la ruta antes mientras bajando veía como la gente subía la cuesta casi con la lengua afuera, dado que a de la manera en que lo hice yo es menos cuesta continua y por tanto menso agotador. Cuando llegué a la puerta de Valencia el sol ya había salido, la ciudad estaba llena de gente y había unos cuantos pintores por la calle dibujando el paisaje de Cuenca. Nuevamente me tocaba subir pero así me acerqué a la torre Mangana y la vista desde los miradores cercanos, ahí al lado estaba el museo de ciencias que estaba abierto, lo que no estaba abierto era el espacio Torner junto al parador nacional. Finalmente me acerqué de nuevo a la plaza mayor para ver la catedral, realmente muy curiosa que me gustó más que las casas colgadas, y callejeé hacía arriba de la plaza varias veces hasta llegar al castillo. El camino de los jerónimos que comienza cerca del castillo es de lo más recomendable de hacer, desde ahí se tiene una vista de Cuenca espectacular, que fue lo que más me gustó. Desde la zona del castillo se debe mirar también al otro lado, así se puede ver la playa de Cuenca y los ojos del dragón pintado en la montaña. Y así, entre subidas y bajadas para no dejarme ni un rincón pro ver, más la parada para comer, se me pasó todo el día y que dé gratamente complacida con la ciudad.

Visita: Marzo 2012

Mis imagenes: aqui

Información para viajar: aqui

domingo, enero 16, 2005

Toledo - España

Toledo

EN CONSTRUCCION

En Toledo he estado en dos ocasiones pero recuerdo bien el pasear por sus calles adoquinadas, llenas de tiendas de armaduras, espadas, y platos labrados (alguno de ellos todavía conserva mi madre),el recorrido realmente fue partiendo desde Zocodover, en la calle Cervantes nos encontramos con el antiguo Hospital mandado por el Cardenal Mendoza, la catedral de Toledo, con la sala del Tesoro, Sacristía, sala Capitular y el Coro, la sinagoga de Santa María La Blanca y llegamos al puente de San Martín., recuerdo también visitar una iglesia, o parroquia o catedral, ya no sé, pero sí que tenían un cuadro del Greco, con sus caras alargadas, impresionante era el entierro de Orgaz, y la pintura era impresionante.

Visita: años 90

Mis imagenes: Pendientes

Información para viajar: pendiente

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...