Diario Los Viajeros 2012 EE.UU. Nueva Orleans

El miércoles también me levanté pronto y me acerqué al barrio francés, a la zona frente al embarcadero donde se localiza el café du monde, había leído en internet al respecto así que fui ahí a por mi desayuno y me pedí lo que me habían dicho era típico de ahí, unos bignets o donuts franceses (así ponía en el cartel) mi sorpresa fue cuando al llegar a mi mesa el pedido vi que los famosos donuts franceses eran ¡¡¡buñuelos!!!. Eso sí, como una gran capa de azúcar glas por encima que no dejaba ver al buñuelo, pero indudablemente eran buñuelos. Esta entre otras cosas me recordarían mucho a España, porque por mucho que a todo le pongan el nombre francés en realidad es de origen español.Cundo estuve en el barco de vapor me dijeron que el barco tenía una bandera española porque los españoles estuvimos gobernando Luisiana durante unos cuarenta años y al final me cansé de oírselo a la gente que conocí por la ciudad. Y es cierto, hast la catedral tiene la bandera de España y de Castilla. Y las calles del barrio francés tenían su cartelito, en cerámica de talavera de la reina, con el escudo de España con el nombre de la calle en español. Y aquí en Zaragoza han quitado los carteles de la calle que eran de cerámica para ponerlos con plástico azul, que vergüenza. 







Pero como iba diciendo, después de tres buñuelos azucarados al máximo, estilo americano, me acerqué al puerto, donde está el acuario, y asi sacar las entradas para el acuario (que no para el insectarium ni el zoo). Pero había una fila largisima asi que en vez de eso lo que hice fue acercarme a tomar el ferry que va al otro lado del Mississippi. La estación estaba vacia y pude hacer fotos con tranquilidad de los diferentes cuadros sobre la historia del carnaval de Nueva Orleans.







Los horarios no los encontré en ningún sitio pero tiene una cierta frecuencia entre orilla y orilla por lo que aunque se haya perdido el ferry no hay que esperar demasiado para que vuelva de regreso. Lo curioso es que aunque el ferry es gratuito no había mucha gente cogiendolo, más bien casi nadie, ni siquiera el fin de semana vi que lo cogiera mucha gente. Entiendo que esa zona es una barrio residencial pero las casas son muy turisticas para los no estamos acostumbrados a esa decoración. Nada más bajar del ferry, en la estación del otro lado, hay un mapa del barrio, y nada más salir te encuentras con una escultura de Louis Armstrong.







Este barrio residencial se llama Algiers points. Si se va a Nueva Orleans no hay que marcharse sin cruzar al otro lado e ir callejeando por su calles (es imposible perderse porque son todas cuadriculadas), es solamente un barrio residencial pero las casas de madera con sus porches, ventanas, tejados, banderitas y decoración son todo un capricho para la vista. Tambien es posible ver las casas escopeta, estas casas de madera solo tienen una puerta y una ventana frontal y son muy estrechas de frente pero muy alargadas, como una escopeta, de ahí el nombre. como en todos los sitios estas casas se construyeron así para pagar menos impuestos. Los dueños de la casa pagaban en función de puertas y ventanas frontales, así que hacian las casas muy largas pero estrechas para no tener que pagar.








Una vez recorrido el barrio de arriba abajo, tomé de nuevo el ferry y regresé al otro lado para acercarme a la plaza de España (que tiene el nombre así, en español) y hacerme la foto de rigor en Zaragoza. La plaza de España de Nueva Orleans tiene el escudo de cada una de las ciudades capitales de provincia de España, en cerámica también, donado por la provincia de Castellón, cuando la compañera de trabajo me hablo de la plaza pensé si sería como al de Sevilla pero no, no es ni de lejos tan bonita con la sevillana. Al lado de la plaza de España estaba el acuario que había pasado antes y junto al acuario había una figura de un ratón con el nombre de la ciudad: NOLA. Los de Nueva Orleans llaman a la ciudad NOLA (Nueva Orleans Luisiana) pero esto no es algo que digan todos los estadounidenses, yo había leido en algún diario eso de que a Nueva Orleans lo llamaban NOLA pero estando ahí conoci a una mujer de Denver que viajaba sola como yo y me dijo que ella tampoco habia sabido lo de NOLA hasta que estuvo ahí. entiendo que eso significa que lo de NOLA lo dicen los autoctonos y no todos los estadounidenses.







De ahí me dirigí a tomar uno de los tours, que no recomiendo coger. El tour nos llevó al cementerio número 1 de st. Louis. En Nueva Orleans hay varios cementerios pequeñitos, el más famosos es el número 1 de st. Louis, pero también me vi el nº 3, y el cemente de Lafayette, y son todos muy parecidos. El tour es muy interesante si eres estadunidense como todos los que me rodeaban, porque para ellos enterrar a dos personas juntas (marido y mujer) y hacerlo en nichos es algo raro, para nosotros en España es de lo más normal. Quitando que fue un poco desilusión ver que los cementerios de Nueva Orleans eran muy parecidos a los de casa, lo más destacable del cementerio nº1 es la tumba de Nicolas Cage (si, ya sé que todavía está vivo pero se compró una tumba de forma piramidal en este famosos cementerio) y la tumba de Marie Leveau, la reina de vodoo en Nueva Orleans. Las tumbas relacionadas con el vodoo estaban llenas de objetos diversos y tres x, y es que si dejas algo como prenda y tocas tres veces en la tumbas y haces una petición a los muertos en cuestión estos te lo cumplen. 







Justo después del tour empezó a llover, una tormenta de verano, apenas duró unos minutos pero aproveché para acercarme al acuario. Hay una entrada que permite ver el zoo, el insectarium y el acuario, pero a mi el zoo nunca me fue mucho, los insectos los odios, hasta las mariposas me parecen unos bichos feos, así que decidí ir a ver el acuario, aquí, al contrario que en España, permiten hacer fotos y videos y lo que te de la gana, y es más divertido para los pequeños por la forma en la que lo plantean, en todo caso el acuario es famoso por su cocodrilo albino, algo como copito de nieve pero en cocodrilo en vez de en gorila. Lo cierto es que el cocodrilo me dio pena, es enorme pero ahí blanquecino resalta bastante más que sus colegas y se le veía muy solo y escondido, igual cansado de que todos le hiciéramos fotos. 







Cuando salí del acuario ya había dejado de llover y me dirigí al barrio francés donde me encontré con una banda de música escolar y un rey de carnaval con la cabeza estilo Burger King y un hombre con zancos y algun otro disfrz. Una especie de desfile que paseó por el barrio francés al que se iba sumando gente y más gente, era miércoles pero era música y disfraces en directo así que supongo que la gente se fue animando porque del número de gente que había cuando me encontré con el desfile, al número de gente que había cuando el desfile salió dle barrio francés, se había como triplicado. Es una de las muchas de las sorpresas que te puedes encontrar en Nueva Orleans. Luego encontré a otra banda escolar con otro uniforme así que supuse que había habido algún encuentro y que los que desfilaban tocando, en zancos, y alguno disfrazado eran los que ganaron.





Comentarios

Entradas populares de este blog

Viajes por EE.UU.

Transporte de Cuenca a la Ciudad Encantada

Valles de la Capadocia - Turquia