Cazadores Oscuros: Nueva Orleans

Pues sí, Nueva Orleans aparece en muchos libros, por lo que va a dar mucho de sí.

En esta ocasión retomo una serie de libros llamada "Cazadores Oscuros" de Sherrilyn Kenyon, donde podemos encontrar mucha informacion de la ciudad, dado que es donde viven los protagonista de los libros.

Para empezar tomo algunas frases del libro "Placeres de la noche" y "El abrazo de la noche" traducido por Moonmates.

Moonmates conocen las primeras historias de este blog antes de que naciera el blog, por lo que indudablemente iban a estar presentes en esta nueva sección.

"Sunshine se detuvo junto al puestecillo donde Selena Laurens leía las cartas del tarot en Jackson Square" de "El abrazo de la noche"

Jackson Square

Pues esta simple frase refleja una realidad diaria en el centro de Nueva Orleans, la fotografía la saqué en la misma Jackson Square, y uno puede tener una lectura de manos o de cartas, y es que todos los días puedes encontrar ese toque místico en la ciudad (de las tiendas de vudú ya hablaremos). 


"El aroma del café de achicoria caliente y de los beignets flotaba desde el Cafe Du Monde y se extendía por toda la calle, mientras los coches pasaban zumbando a unos metros de distancia" de "Placeres nocturnos"


Cafe du Monde de Nueva Orleans


Otra frase directa a la realidad, si uno va a Nueva Orleans lo típico es probar en algún momento los bignets del Café du Monde (y esta palabra entra dentro de mi vocabulario gastronómico viajero; que consiste en una comida que es igual a otra pero que descubro que se llama de distinta manera según el país en el que esté. Como por ejemplo la tortilla de patata es tortilla española en Corea, o las torrijas es lo que llaman pan francés en México e Israel, o lo que en mi casa se llama buñuelos y en Nueva Orleans se llama bignets).


"Ella sacó un beignet recubierto de azúcar de la bolsa." de "El abrazo de la noche"


Hice la foto después de empezar a comer los beignets, sino habría más azucar.


Dada mi costumbre al dulce todos los días que estuve en Nueva Orleans fui a desayunar buñuelos, aunque algunos días los pedía para llevar. Eso sí, quitando algo de todo ese azúcar que les gusta echar por encima y que acaba cubriendo el buñuelo de forma que sea imposible distinguir si es una bola de nieve o un buñuelo.


"La mayoría de los vendedores ambulantes de Jackson Square ni siquiera se molestaba en colocar los puestos durante el invierno, pero su hermana Selena consideraba que el suyo era un tesoro tan importante como la catedral de San Luis, que se alzaba tras ellas" de "Placeres nocturnos"


Vendedores ambulante en Jackson Square


Efectivamente, otra de las cosas que uno va a encontrar siempre en Nueva Orleans son puesto de arte en las calles y plazas del barrio francés, alrededor de Jackson square.


(Todas las fotografías son de mi viaje).

Comentarios

Entradas populares de este blog

Jerusalen - Israel

Subir al Waynapichu - Peru

Paseo en dromedario por Douz - Tunez