Presentación

Curriculum Viajero - Presentación

"Si te cansas de esperar, puedes hacer un viaje. Puedes ser el extranjero que llega a la ciudad" Mary Morris "Pero allá...

martes, octubre 30, 2018

Destinoserrantes Instagram

Pues eso...que ya estamos también en Instagram...

Instagram Destinos Errantes

Aunque igual pasa como con Twitter, que solo aparecemos de vez en cuando porque no conseguimos pillarle el truco al asunto.

Pero se intentará, aunque sea solo para compartir fotos durante nuestro próximo viaje.

Que como hay wifi gratuito a donde vamos, hay que aprovechar.

lunes, octubre 29, 2018

Taiwan o China

Con Taiwan me pasa un poco como Groenlandia. ¿Lo pongo con China o separado?.

Taiwán es una isla de clima tropical situada frente a las costas de China. Aquí viven más de 23 millones de personas en un espacio del tamaño de Cataluña, aproximadamente. La capital es Taipei y nos encontramos con una diferencia de 6 horas más con España. El idioma oficial es el chino mandarín.

Taiwán es oficialmente la República de China, que no es lo mismo que la República Popular de China, lo que para nosotros es la China continental, o simplemente China. Sin embargo, en el subconsciente popular existe algo que motiva la pregunta y la realidad es que el origen de Taiwán se encuentra en la China continental.

De forma resumida diré que la República de China se fundó en 1911 en China. Tras acabar el dominio japonés sobre Taiwán en 1945, el gobierno asumió el control de la isla. Poco tiempo después, terminó la Guerra Civil China, en la cual salió derrotado el gobierno de la ROC con su partido nacionalista al enfrentarse al partido comunista.

Como consecuencia de esta derrota, el gobierno de la ROC y casi un millón y medio de ciudadanos se trasladan a Taiwán. Se crean así las dos Chinas y, con ello, las dificultades para el reconocimiento de Taiwán como República de China por el resto de países del mundo, de acuerdo al principio de la existencia de una sola China. De esta manera, quien reconoce a la República Popular de China no puede reconocer a la República de China o Taiwán.

Taiwán no pertenece a las grandes organizaciones mundiales y sólo está reconocido por 23 países; España no es uno de ellos, el único país europeo de la lista es El Vaticano.

domingo, octubre 28, 2018

Chinatown - Singapur

Chinatown. De nuevo hay que ir por la salida “A” en dirección a Pagode Street. La escalera mecánica de esa salida del metro te deja en el comienzo de la calle. Nada más salir tenemos la bulliciosa y turística Pagode Street, que con sus casas y decoración te hacen viajar de nuevo al pasado. Toda la calle está flanqueada por casas restauradas que reproducen el tradicional estilo arquitectónico de las tiendas de antaño. A mitad de calle, se encuentra el Chinatown Heritage Centre, y hacia el final de la calle aparece el muro del templo Sri Mariamman, con sus vacas vigilándonos desde lo alto. Es el único templo hindú de Singapur en el que se exige pagar para realizar fotografías dentro del mismo pero resulta diferente a otros y mucho más grande, cuando fui no había nadie, ni siquiera fieles, aunque teniendo en cuenta que se encuentra en pleno corazón de Chinatown es normal. 


Es curioso como en todos los barrios hay algún templo de otra cultura. Al lado contrario de este templo hindú podemos encontrar una mezquita, la de Jamae, de tonos verdes y dos torres como si fuera una iglesia más que una mezquita. Vuelvo al templo hindú para entrar en la primera calle, la Temple Street. Otra calle típica de Chinatown donde se mezclan restaurantes y tiendas en medio de un bullicio constante hasta llegar a la Smith Street que se transforma al final del día en la Chinatown Food Street. Ya están abiertos los puestos de comida así que paro a comer antes de continuar con el recorrido. Luego vuelvo a la South Bridge Road donde puedo encontrar una farmacia de medicina china tradicional, la Eu Yan Sang. Sigo por la avenida hasta llegar al majestuoso e imponente Buddha Tooth Relic Temple, que merece una visita atenta en su interior. La entrada es gratuita pero hay que tener los hombros tapados para poder entrar dado que requieren respecto. Por dentro una gran cantidad de figuras de todos los tamaños y un predominante color oro y rojo inundan el templo que es un templo imprescindible si se visita Singapur.

sábado, octubre 27, 2018

Little India - Singapur

Little India. Me fui a la estación de metro Bugis y cogí un billete para la estación Farrer Park. En la estación hay que buscar la salida A que da directamente a la Serangoon Road. Esta zona ya no está civilizada con respecto a tráfico, por lo que igual tienes que ir hasta el semáforo para poder cruzar y luego desandar lo andado para coger la calle que da justo enfrente de la salida A del metro. O también puedes probar suerte y ver si entre calles mal asfaltadas y coches consigues cruzar sin que te pase nada. Y es que esta es la principal arteria de Little India. En principio iba a hacer el recorrido corto que recomiendan en la guía de Singapur de Internet (muy recomendable echarle un ojo para organizarse recorridos) pero como tenía tiempo me acerqué a un par de templos hindús y chinos que están un poco alejados de lo que es el eje central de Little India. 


 Tras visitar un par de templos chinos, de los más antiguos creados en la ciudad y que se encuentran rodeados de templos hindús, y visitar también un par de templos hindús, sigo por la Serangoon Road en el sentido contrario al tráfico de vehículos hasta el templo hindú Sri Veeramakaliamman Temple, el templo está en obras así que es una pena porque no se puede ver por completo su exterior y su torre, que es lo que según leí llama más la atención pro todos esos personajes coloridos y sangrientos, dado que hay muchas imágenes, dentro del templo, de la diosa Kali, diosa del poder y consorte de Shiva, eso sí, la entrada solo es de 12:30 a 16:00. Pero vale la pena aunque sea ver cómo pueden adorar a una diosa que aparece con niños muertos y tragando las vísceras de una mujer muerta. Como estaban en obras dentro del templo tenían una televisión con imágenes a momento real de las obras que se realizaban en el exterior. Curioso como lo controlaban, pero lo entiendo dado que este fue el primer templo hindú fundado en Singapur por los primeros inmigrantes hindús. Como en todos los templos hindús antes de entrar al templo tendrás que descalzarte y dejar tus zapatos en el exterior. 


Seguí por la avenida hasta la Dickson Road que recorrí hasta casi su comienzo. En el número 2 está el Wanderlust Hotel. Y en la Dunlop Street se encuentra la mezquita Abdul Gafoor, monumento histórico nacional. A las mezquita no entré, sé que en muchas solo dejan entrar si eres musulmán, así que ni me molesté, pero está pro fuera era de un estilo y colorido diferente a las otras que vi por Singapur, asi que recomiendo su visita aunque solo sea exterior. De aquí callejeé y pude ver mucha basura, calles sin asfaltar y pequeños templos dentro de los troncos de los árboles. Caminando por el mercado que cruza la arteria principal del barrio indio se puede encontrar una antigua casa de comerciantes chinos muy colorida y llamativa por el diseño diferente al del resto del barrio. De ahí hasta la estación del metro apenas son unos pasos.

viernes, octubre 26, 2018

Barrio Árabe - Singapur

El barrio árabe de Singapur es una zona bastante pequeña formada por un puñado de calles en torno a la Sultán Mosque (Mezquita del Sultán). Por la noche está muy animado y en sus terrazas y restaurante hay gente a cualquier hora. Pero también se pueden encontrar tiendas de tejidos, alfombras, saris, batiks, cuero y perfumes. A quien le gusten los países árabes disfrutarán de este pequeño barrio, a primera hora de la mañana está bastante vacío pero parece sacado de un cuento de Aladín, con su magnífica mezquita y su calle de tiendas coloridas y alfombras. Un paseo por este barrio es imprescindible, como un viaje al pasado. Junto al barrio está el Malay Heritage Centre, que fue durante mucho tiempo la residencia de la familia real malaya que ya habitaba la región antes de la llegada de los ingleses.



miércoles, octubre 24, 2018

Zaragoza, Torre del Pilar - España

Zaragoza, Torre del Pilar

El día del Pilar una conocida de Barcelona vino a Zaragoza y aproveché para subir a la torre del Pilar, que como sabréis, ya he subido en otras ocasiones. Esta vez, como hacía mucho calor (demasiado para según qué trajes regionales), había mucha gente en la calle, además coincidía que el día festivo caía en viernes, así que había muchas más gente de lo normal. Eso significa que había mucha gente haciendo turismo y por tanto haciendo fila par subir a la torre del Pilar. Muchos preguntaban si valía la pena, mi respuesta es que para mí sí dado que no hay otro sitio en Zaragoza desde donde puedas ver toda la ciudad desde arriba. Además, como el día estaba claro se veían todos los montes de alrededor, los puentes y la marea de gente que caminaba por las calles dado que al ser fiesta habían cortado el puente de piedra y la calle de Echegaray y Caballero (que es la calle paralela al Pilar) y desde arriba se veía la cantidad de gente andando por esa avenida. Como siempre una visita recomendable por los tres euros que cuesta.

Visita: Octubre 2018

Mis imágenes: Pendientes

Información para viajar:

lunes, octubre 15, 2018

Feria Steampunk de Barcelona - España

Steampunk Barcelona

Pues volvemos a Barcelona, ya casi parece que vivía por ahí pero este mes de octubre ya no hago más escapadas. Este fin de semana último de septiembre era la Feria Steampunk de Barcelona, alguna vez sé que he escrito sobre la de Zaragoza por el blog, y siempre tenía pendiente acercarme a la de Barcelona, y como ahora tengo conocidos por ahí, eso me brindó la excusa perfecta para finalmente ir a la de Barcelona. Este año la Feria estaba dedicada a los Piratas del aire. El lugar era las Cocheras de Sants cuyo edificio me gustó para entretenerse haciendo fotos tontas mientras esperaba a que abrieran porque por una parte es de ladrillo rojo y por otra de espejos. Nada más entrar me recorrí todos los stands porque iba a comprar, tenía esa intención pero es que además era el lugar perfecto para encontrar algo que estaba buscando para un regalo. . Como en la de Zaragoza, que hay stands, aquí también hay charlas y conferencias, así como juegos. Inicialmente nos apuntamos al Cluedo pero la explicación era muy enrevesada y de primeras fui incapaz de qué se suponía que tenía que descubrir. Difícil ir haciendo preguntas cuando ni siquiera te has enterado de qué tienes que preguntar. También hay música en directo (lo que más me gustó es tener siempre música de fondo acorde) y gente vestida al estilo Steampunk, hay muchos detalles en los que fijarse, aunque aquí no hacen un concurso de trajes como en Zaragoza (al menos el sábado, porque de los dos días solo pude ir uno). Pero aún así pase un día entretenido, porque al final estuve desde la apertura hasta el cierre. Aunque todo el mérito es de la gente de la Asociación RetroFuturista Nautilus que conozco, con tan buena compañía es fácil que el día se pase volando.


Visita: Septiembre 2018

Mis imágenes: Pendiente (ver galería de Facebook)

Información para viajar: Feria Steampunk Barcelona

domingo, octubre 14, 2018

Barcelona en Fiestas de la Merce - España

Barcelona

Usualmente esta entrada, por orden cronológico, iría antes que las de 1918, pero como solo era estar el día por Barcelona y si surgía encontrarme con amigos de Nautilus no tenía idea de escribirla. Pero como dice uno de ellos; “ir cada fin de semana a Barcelona también es viajar”. El fin de semana que pasé en Barcelona durante las fiestas de la Mercé se dividió en dos, uno en un viaje a 1918, y otro en un paseo por Barcelona con amigos. No había hecho planes pero la gente de Nautilus son tan majos que ya me organizaron una tarde turismo por Barcelona hasta dejarme agotada. Primero me llevaron a la puerta del dragón que realizó Gaudí para la finca del conde Güell. El sitio estaba cerrado pero no me sonaba haber estado al lado de esa puerta con el dragón, luego paseamos por el parque (no recuerdo el nombre) que tenía una fuente y caminos de bambú, y un edificio con pórticos de estilo palaciego, hacía bastante sol y parecíamos los únicos caminando por la gran avenida. Luego me llevaron a un bar, que no recuerdo el nombre (como ando de memoria) donde por dentro estaba todo decorado con el estilo de Harry Potter, pero no se llama el bar de Harry Potter. Después de tomar algo me dejaron en la parada de autobús que me llevaría hasta el Hospital de Sant Pau donde había quedado con más gente de Nautilus para visitar el Hospital modernista de Sant Pau, y cuando lo vi por fuera me pregunté cómo, con la de veces que he estado en Barcelona, nunca había llegado a verlo. La entrada es bastante cara pero si luego tienes en cuenta que es un reciento muy grande acaba siendo amortizada. En cualquier caso mis amigos me invitaron así que no pagué nada. Entramos para hacer la visita del hospital y con tranquilidad fuimos caminando por pasillos de paredes y techos de baldosas blancas relucientes, dado que solo estábamos nosotros el lugar estaba bastante silencioso. Me recordaron a los tunes de acceso a la estación de Canfranc (la parte interior que se puede visitar), aunque también a la estación de metro de Chamberí. Tras salir de los pasillos llegamos al patio que está rodeado por diversos pabellones de estilo modernista, dentro de los pabellones, las paredes y los techos del interior eran lo más llamativo. Había una sala con una exposición explicativa muy estilo “steampunk”, que reproducía imágenes en la pared de la sala. Había también otros pabellones con el mobiliario que tuvo en determinada época: las camas, los radiadores, las sillas del solárium, etc. En todas las salas había paneles explicativos por lo que podías ver la fotografía de la época y la imagen actual. Todo muy bien conservada. Y la verdad es que no pudimos visitar mucho más tranquilamente porque nos avisaron que cerraba en cinco minutos (en inglés, para no variar en la costumbre que cuando voy de turismo por Barcelona siempre me hablan en inglés) así que rápidamente me llevaron a la parte final del lugar que es la más llamativa por la decoración de sus techos y paredes, una explosión de detalles coloridos en columnas, vidrieras, ventanas y paredes. Aunque fue una vista rápida porque no nos esperamos que a las siete cerrara el lugar. Si no tienes problemas de dinero, es un lugar recomendable de visitar. Cuando salimos me llevaron hasta la Sagrada Familia para coger el metro y de ahí al barrio gótico de Barcelona y las Ramblas, por aquí ya había estado varias veces así que, aunque hacía tiempo desde la última vez, todo me sonaba. También me acercaron al Palau de la Música, tanto el el Palau de la Música y el Hospital de Sant Pau son obras del arquitecto Lluís Domènech i Montaner, que os sonara de nombrarlo en alguna entrada de Canet de Mar, y son patrimonio de la Unesco. Ambos lugares son claro ejemplo de la arquitectura modernista de la época y que a uno le deja tan encantado, porque es muy rico en decoración y color, junto con originalidad. Y cuando buscábamos donde cenar algo (sí, comencé a las tres y media de la tarde y acabé cenando) nos pillo en medio de Via Laietana (me acuerdo del nombre por mi trabajo, no creáis), que estaba cerrada por las fiestas y llena de gente, los fuegos artificiales de las Fiestas de las Mercé con la brillante luna al fondo. Y de aquí acabamos comiendo en un bar de estilo modernista junto a una antigua parada de metro, para acabar la noche cenando unos bocadillos. Tarde en buena compañía visitando lugares turísticos.

Visita: Septiembre 2018

Mis imágenes: Álbum España 

Información para viajar: Pendiente

jueves, octubre 11, 2018

Museo Maritimo de Barcelona 1918 - España

Museo Marítimo Barcelona 1918

Como comentaba, aprovechando las fiestas de la Merce y el centenario del Pailebot Santa Eulalia el museo Marítimo de Barcelona organizó unas jornadas de puertas abiertas y allí nos encontrábamos nosotros, viajeros del tiempo del 1918 que vagabundeaban por el museo como fantasmas. Por la tarde había bastante gente (por la mañana estuve en el puerto marítimo), y varios se animaron a preguntarnos porque íbamos así vestidos, y ya nos distendimos sobre el centenario del velero, que se podía ver dentro del museo, y sobre la visita de la infanta durante las fiestas, y la gripe que se extendía por todo el mundo y que los periódicos le daban el nombre de gripe española. Que hablando sobre la gripe de 1918, en el jardín alguna dama necesitó ser abanicada tras el calor pasado dentro del museo, las malas lenguas dicen que seguramente tiene la gripe. Dado que yo no había estado nunca en el museo a parte de pasear por el lugar nos metimos dentro para verlo con detalle, de forma que así no solo yo lo visitaba, sino que así los visitantes que estaban por dentro también nos veían y podían interactuar con nosotros. La cosa es que había bastantes chinos, y con el chino todavía no nos hemos puesto en el 1918. Dentro del museo se puede ver la réplica de un barco con todo los detalles de marquetería muy cuidados, aunque tal vez por la madera el calor dentro del museo era peor que fuera, y había una humedad agobiante que hizo que alguna señora levantara sus faldas, todo un escándalo como iba enseñando pierna. Siguiendo por el museo visitamos la antigua escuela donde nos pusimos en plan niños, como de costumbre, una exposición de playa con caracolas de mar donde oír las cartas de los niños de la escuela. Por aquí arriba no había mucha gente por lo que no hubo muchas preguntas o fotografías requeridas, pero una vez abajo seguimos con nuestro paseo. En el jardín liamos un poco a un argentino y su compañero que hablaba inglés pero que no sé de dónde sería. No sé cómo acabé hablando con ellos cuando yo le interactuar con la gente más bien poco pero estaba muy en el papel, y cuando sus preguntas extendieron mis conocimientos (sobre quien construyó el pailebot) llamé pidiendo ayuda Mercé que tenía unas fotografías de ese año de Barcelona en fiestas y había estudiado más el tema, pero a los pobres los liamos porque le preguntaron donde se construyó el velero y Merce le dijo que en Zaragoza, yo me quedé sorprendida y ellos muy majos parecieron curiosos, como nos hicieron caso y entraron al museo se acabaron enterando bien de la historia (Merce fue a buscarlos para comentarles que lo de Zaragoza se lo había inventado pero ellos ya lo habían leído en los paneles del museo). También a la salida del museo pude ver los gigantes que habían sacado fuera por las fiestas (por la mañana estaban dentro del museo), por la tarde hubo varias personas que nos preguntaron por la exposición, al parecer no debe ser habitual verlos porque había bastante gente interesada, lo bueno es que yo pude verlos. Fue un día muy completo, aunque hay que reconocer que con tanto paseo y calor, el día resulto agotador.

Visita: Septiembre 2018

Mis imágenes: Álbum de Recreaciones España

Información para viajar: Museo Marítimo Barcelona

miércoles, octubre 10, 2018

El Pailebot Santa Eulalia en 1918, Barcelona - España

Pailebot Santa Eulalia 1918

Con motivo del centenario de la construcción del pailebot Santa Eulalia el museo marítimo de Barcelona realizaba unas ornadas de puertas abiertas que aprovechamos para ir celebrar vestidos como en la época 1918. Quedamos todos en el Museo Marítimo, por si alguno se quería vestir ahí en vez de ir vestido en coche o en metro, como yo (los niños me llamaban Mary Poppins). Debido a que el Museo Marítimo está junto a la estatua de Colón ( y a que soy mega puntual y estuve como media hora antes) pude ver desfilar a la caballería (cosas de las fiestas de la Mercé). Nos acercamos al puerto marítimo para subir al velero y estar con la gente que subía a ver al velero y que también se interesaba por nosotros porque el día era caluroso y con todas las capas de ropas y sombreros que llevábamos se presenciaba algún desmayo. Pero en esta época no creáis que solo las señoras iban cubiertas con sus faldas largas, sus blusas hasta el cuello y sus sombreros (la duda más generada era si llevábamos corsé debajo de la ropa, y si, era la respuesta), el caso es que los caballeros con su camisa, chaleco y chaqueta también debían pasar calor. El velero es pequeñito, no se puede ver el interior pero si pasear por su borda, y coger el timón o apoyarse en los barriles para aferrarse a las cuerdas y ver la vista del puerto, con sus barcos entrando y saliendo. Además de estar en el velero también estuvimos fuera paseando por el paseo marítimo y haciéndonos fotos con todos los turistas que nos lo pedían (muchos chinos) durante la batalla de embarcaciones. Un grupo de franceses recreaban algo parecido a los torneos medievales en los que van a caballo con las lanzas y quien cae tras el encontronazo pierde. En este caso los marineros iban en las barcas con una persona a proba con una laza y un escudo para encontrarse con otra embarcación igual y quien caía al agua perdía. Aunque con el calor que hizo este día casi todos querrían tirarse al agua. Un espectáculo interesante, si vuelve a hacerlo recomiendo que os acerquéis, yo vi a mucho turista más que foráneo, no sé si porque había otras actividades de las fiestas más interesantes o porque Barcelona en sí es un enjambre de turistas (no sé, no tenía la guía de actividades) aunque en 1918 la infanta fue a ver las fiestas de la Merce de Barcelona.

Visita: Septiembre 2018

Mis imágenes: Álbum de Recreaciones España

Información para viajar: Museo Marítimo Barcelona

martes, octubre 09, 2018

Paseo de la playa y coches por Canet de Mar - España

Paseo por la playa y coches 

El domingo seguían las actividades modernistas en Canet de Mar, había varias rutas guiadas para hacer, aunque todas en catalán. Al final yo no hice ninguna ruta, ni siquiera hice turismo porque no tuve ni un segundo libre de recreación, tuvimos noche cena, baile, paseo por el cementerio, baños en la playa, danzas modernistas, y hoy me encontraba también con miembros de las asociación retrofuturista Nautilus para dar un paseo por la playa en plan Sorolla, desayunar, y ver los coches de época que iban a exponerse en una antigua casa. El estilo de la villa no sabría decir si era todo modernista porque tenía un par de carteles en la fachada, lástima que la política oculte todo lo demás. Pero volviendo al tema, el caso que en el día de hoy hasta la hora de la comida estuve acompañada, me vestí de época yo sola (lo de ponerse esta ropa sola es difícil pero empiezo a cogerle práctica) y salí para encontrarme con dos personas maravillosas para desayunar tranquilamente y tomar un café (y yo una coca-cola que en esa época ya existía). Vimos el desfile de automóviles de época que desde una de las villas bajaban para recorrer el pueblo, aquí tuve que tener mucho cuidado porque había muchísima gente y los vestidos con cola son un peligro. Tras verlos pasar nos dirigimos a la playa para un pequeño paseo, sentarnos en la arena y disfrutar del entorno como los pintores de la época, como Sorolla con sus cuadros. Y mirando la hora decidimos intentar subir hasta la villa para ver de cerca los automóviles de época, pese al calor y la cuesta hacia arriba, que es lo que tiene Canet de Mar al ser un pueblo de montaña hasta la playa. Aún así llegamos con tiempo para ver los automóviles (no se podían tocar) y luego bajar otra vez hasta la playa donde está la estación de tren, donde cogí el cercanías para llegar a Barcelona para a su vez coger el tren para Zaragoza. Cuando nos fuimos de la villa había congregado un grupo que había cogido una de las visitas teatralizadas que había. Lo cierto es que hay un montón de actividades para realizar y muchos lugares interesantes que visitar. La próxima vez me toca ver el castillo y la casa museo de Lluis domenech por dentro, sobre todo el castillo ahora que sé que es donde se grabó "leyenda de un mar azul" (el único sitio rodado en España que no había identificado cuando me vi esa serie coreana). Y es que hay mucho por hacer y por ver durante la feria modernista, y además la mañana se me paso volando debido a la buena compañía. Lo dicho, tengo que regresar con más tiempo y menos actividades en la agenda.

Visita: Septiembre 2018

Mis imágenes: Álbum de Recreaciones España

Información para viajar: Turismo Canet de Mar

lunes, octubre 08, 2018

Danza Modernista en Canet de Mar - España

Danza modernista 

Tras el picnic y el baño de olas nos fuimos a cambiar de nuevo la ropa, quitarnos los bañadores y volver a vestirnos con la ropa de paseo para ahora pasear por la feria y ver las diversas actividades que tenía organizada la feria. Tuvimos tiempo de ver, antes que cerraran, la exposición de fotografías y trajes de la bailarina Carmen Tórtola Valencia, que en 1911 actuó por primera vez en España en el Teatro Romea de Madrid. En 1908 inició su carrera como bailarina en Londres con el nombre de la Bella Tórtola, entre 1908 y 1930 actuó en diversos escenarios de Europa y América. Sus actuaciones en España eran aclamadas por la mayoría de los intelectuales y artistas entusiasmados por la originalidad de sus propuestas de danza. Junto a la sala de exposiciones había una bailarina que recreaba una de sus danzas así que nos quedamos sentados a disfrutar de la actuación. Y tras ver esta danza llena de incienso y toques árabes nos marchamos hacia el lugar donde iban a recrear la danza Serpentina de Loïe Fuller. Loïe Fuller sonará a algunos por la película “La bailarina” y a los que no, pues esta mujer nació en Illinois 1862 pero murió en Paris tras mostrar su espectáculo de danza por el mundo. Se la considera precursora de la danza moderna americana y utilizó la luz y el color creando experiencias visuales una vez que ésta se proyectaba sobre su cuerpo en movimiento. En la representación hablaron algo pero la verdad es que no se podía escuchar nada de lo que decían, pero la danza nos gustó mucho y eso que como la vimos atardeciendo no se hizo con las combinaciones de luces y colores con la que fue diseñada, pero es realmente una danza muy interesante. Tras ver la danza me despedí de mis amigos de la asociación Retrofuturista Nautilus dado que cada uno se marcha a un sitio distinto y yo me quedaba en Canet otro día más. Aproveché para ir al hotel, muy céntrico, cambiarme de ropa y volver al mercado de la feria para cenar y comprarme un algodón de azúcar, que los que me leen desde siempre saben que soy muy rara comiendo fuera pero que el algodón de azúcar si lo hay, es algo que siempre pruebo. Este fue el más dulce que he probado nunca, casi me empalaga (y eso es muy difícil en mí) pero también fue el más caro.

Visita: Septiembre 2018

Mis imágenes: Álbum de Recreaciones España

Información para viajar: Turismo Canet de Mar

domingo, octubre 07, 2018

Baños de Ola en Canet de Mar - España

Baños de Ola

Después de visitar el cementerio bajamos al centro para cambiarnos la ropa y nos ponernos los bañadores, coger las cestas de comida y los manteles, junto con las tiendas y demás enseres, y dirigirnos a la casa museo de Lluis Domenech. Desde aquí una banda de música nos acompañaría hasta la playa. Y así, con música animada, fuimos paseando desde el centro de Canet hasta la playa, tal vez fue la música o lo diferente de nuestras ropas, pero la gente nos acompañó en nuestro camino a la playa, donde nos despedimos de los músicos y buscamos un sitio donde extender nuestros manteles para hacer un picnic y comer. Los niños querían bañarse pero al acercarnos al mar probamos que el agua estaba muy fría y que era mejor esperar a bañarse después de comer. Así que tanto los bañistas como las parejas que iban vestidos de ropa de calle, nos dispusimos a sentarnos y abrir nuestras cestas con comida y bebida. Brindamos por Vany y Nil que no estaban presentes pero sí en los pensamientos de todos, y empezamos a comer, y es que ya era la hora de la comida y apetecía llenar el estómago. Aunque el bañador de la época modernista no deja mucha piel al descubierto, la poca que dejaba me cogió color, pues aunque nublado el sol pegaba con fuerza. Al principio iba a ir con ropa de paseo dado que no tenía un bañador ahí pero Manena Atelier me dejó uno y me alegró mucho porque si bien los que, como en la época, fueron vestidos a la playa disfrutaron del picnic, lo más divertido es poder jugar y meterse en el agua, y eso vestido con la ropa de la época ya es imposible. Las telas de estos bañadores pesan bastante mojadas, y además mis medías tenían agujeros, muy monas pero toda la arena de piedras de la playa se me metía dentro y acababa pesando más y más, y como con niños saltamos mucho en el agua, al final con tanto peso de la ropa y las medías costaba moverse tanto que era peligroso adentrarse mucho en el mar o corrías el riesgo de, si no llevabas una par de calabazas de flotador, acabar hundiéndote. Como salpicarnos los unos a los otros dentro del mar no fue suficiente también jugamos a tirar de la cuerda; mujeres a un lado y hombres a otro, pero los malvados de ellos soltaron la cuerda cuando más tirábamos nosotras, así que acabamos todas en la arena. Nos reímos mucho entre chapuzones, aguadillas y tirones de cuerda. Los pequeños intentaron saltar a la cuerda pero con esos bañadores mojados se hacía pesado y complicado, y más porque con la risa aún te cansas más. Se montó una tienda como en la época para que las señoras algo enfermas se pudieran refugiar, que los baños de ola son buenos en cierta medida. Y al estar tan cansados no llegamos ni a jugar a las raquetas, si es que el agua cansa y más si la ropa te pesa como kilos y las medias se llenan de arena. También cumplimos con el reto de formar un arco con todos los bañistas del grupo, los que más esfuerzo pusieron los de los extremos., estaba claro que la actividad consistía en agotarse. Al recoger para irnos nos encontramos con el inspector que reviso la altura del bañador en las piernas mientras otros lucían músculos junto con sus calabazas para flotar en el agua. Una experiencia muy recomendable y tengo ganas de volver a repetir esta recreación.

Visita: Septiembre 2018

Mis imágenes: Álbum de Recreaciones España

Información para viajar: Turismo Canet de Mar

martes, octubre 02, 2018

Cementerio modernista de Canet de Mar - España

Cementerio Modernista

Dentro del programa de actividades de la Feria Modernista estaba la visita libre a los panteones modernistas del cementerio municipal, y decidimos hacer nuestro paseo por el cementerio por la mañana. Así que después de una cena muy tardía, un espectáculo de danza, una visita a la casa Roura, y un paseo por el centro modernista de Canet de Mar hubo que madrugar y a las diez y media estábamos reunidos para ir al cementerio. Lo más llamativo de la mañana eramos nosotros, vestidos con nuestros trajes modernistas de día, los más formales de negro para la visita al cementerio, caminando por las calles de Canet de Mar en dirección al cementerio. Lo bonito de Canet es que tiene playa pero está en una montaña, el problema es que el cementerio está en la parte alta de la ciudad así que tocó subir una empinada cuesta, bajo el sol de la mañana, arrastrando las colas de los vestidos de 1900, limpiando las hojas del lugar, hasta que llegamos al cementerio. el lugar no es muy grande pero destaca por si solos los panteones al ser muy grandes, detallados y muy bien conservados. Aquí pasamos casi toda la mañana, un par de horas donde paseamos, y lloramos, y consolamos, y cotilleamos sobre las amantes, las herencias y el difunto. Un cementerio da mucho de sí. Entre los panteones que pudimos ver estaban el panteón Busquets (1906 - 1909), el panteón Font Montaner y el panteón Domènech i Montaner (1910). Los ángeles, los búhos, y todos los detalles tan de la época estaban muy bien conservados y las letras también estaban muy limpias y claras. Se nota que cuidan mucho el lugar, aunque solo sea para la visita libre de la Feria Modernista. Luego regresamos al centro de Canet para cambiarnos de ropa y prepararnos para ir a la playa, cuesta abajo se iba mejor, aunque las colas de los vestidos seguían arrastrando hojas, y las sombrillas fueron muy aprovechadas para evitar el sol. 

Visita: Septiembre 2018

Mis imágenes en el album: España - Recreaciones XIX

Información para viajar: Turismo Canet de Mar

lunes, octubre 01, 2018

Noche Modernista en Canet de Mar - España

Noche modernista 

He tardado en escribir la entrada por lo que me cuesta un poco extenderme en los detalles, pero fue una noche en buena compañía, y eso no se olvida. Nunca había estado en Canet de Mar así que aprovechando que los amigos de Nautilus iban a la feria Modernista para sus baños de ola y me habían aceptado, pensaba aprovechar para hacer turismo en Canet, pero con la feria Modernista y la buena compañía de Nautilus no hubo turismo pero si muchas actividades. La Feria Modernista de Canet de Mar este año estaba dedicada a la danza, hay muchísimas actividades, como varias rutas modernistas normales y teatralizadas, y aparte de los mercadillos típicos también hubo muchos espectáculos de danza y exposiciones. La pena es que es todo en catalán y eso que tienen mucho turismo extranjero (si no quieres en español al menos en inglés seguro llegaría a más gente). Quitando las explicaciones es un cartel de Feria muy completo y no solo de mercadillo, lo que se agradece. Empecé el viaje el viernes, cogiendo el tren de Zaragoza a Barcelona y desde la misma estación de Barcelona a Canet de Mar en el cercanías. El cercanías viaja paralelo a la costa por lo que se puede disfrutar de las vistas d la playa. Mi alojamiento es de estilo modernista y está muy cerca del centro y de la playa, el único inconveniente es que no tiene ascensor, así piso segundo arriba y abajo todo el fin de semana. Quería visitar la Casa Museo Lluís Domènech i Montaner pero en vez de abrir a las cuatro como ponía en el programa de internet abría a las cinco, por lo que después de esperar y cruzarme con gente que miraba mi peina de 1900, muy tipo Gibson Girl, me fui a la playa a descansar, y me di cuenta que llevaba desde Israel el año pasado sin pisar una playa. Y así se hizo el momento de prepararse para la noche, primero me encontraría con mis amigos de Nautilus, un gran descubrimiento porque son todo muy buena gente, y aún voy conociendo a más. Estuvimos en la recepción del evento y disfrutamos de la presentación de una de las danzas, Les fleurs de lotus, a cargo de la Compañía de Danza @sisesentit., un ballet profesional con un tipo de música muy variable, como la del espectáculo del Iceberg de la Expo 2008. Muy bonita y muy bien ejecutada, incluso cuando se fue la luz siguieron bailando en la oscuridad y sin música. Luego consiguió restaurarse y seguir con el espectáculo. Fue fabuloso. El resto de días también se pudo ver esta danza ...Cuando terminó fuimos a cenar, los tickets para las tapas se habían terminado así que nos fuimos andando hacia el centro donde se encuentra la cada museo Lluís Domènech i Montaner y una casa que creo que es el Centre de estudios de Lluis Domenech i Montaner que de noche iluminadas me gustaron mucho más que de día, lo recomiendo. Y en nuestro paseo nos dejaron entrar a la casa Roura, que ahora es un restaurante, y un lugar perfecto para nuestros atuendos modernista de noche y para imaginar que estábamos ahí, de fiesta, cotilleando, disfrutando de la música y la noche calurosa. Y al final cenamos en el mercadillo al aire libre, porque hacía una noche calurosa, aunque se olvidaron dos veces de dos de nosotros. Una noche muy completa: un espectáculo de danza fabuloso al aire libre, unos edificios modernistas iluminados, y buena compañía para la noche y la cena

Visita: Septiembre 2018

Mis imágenes en el album: España - Recreaciones XIX

Información para viajar: Turismo Canet de Mar