Suzdal - Rusia

Suzdal

Como ya habréis visto es más bonito. Para no enrollarme con todas las cosas que tengo que contar solo terminar con el tiempo que tuve. Como veréis primero un sol... pero acabe con unos 6 graditos. Menos nevar creo que me hizo de todo, cualquiera q vea las fotos pensara que en vez d 10 días hubiera estado meses en Rusia, por la evolución de ropa.Entendéis que fuera el que más me gusto de las tres ciudades del anillo de oro que visite. Con el día que hacia daba gusto pasear por el pueblo y ver las casas de madera donde viven los rusos (algunas renovadas, otras más viejillas, dependiendo de la economía del que vivía ahí), el pueblo de madera, las iglesias, los molinos, y el convento. En el pueblo las iglesias de madera eran dos, la de invierno y la de verano. Con el tiempo que hace ahí se entiende que hubiera dos. Dicen que están hechas sin clavos, lo mismo decían del templo kuyumizera de Kioto. Lo que ocurre es que ensamblan las maderas entre sí, nada más. La pareja que sale es un matrimonio, ella cantaba y él tocaba un instrumento antiguo ruso y vendían sus discos. La verdad es que era impresionante lo bien que sonaban. Ambos eran profesores. Pero como ya os comente algunos rusos necesitan dos empleos. Mi guía de san Petersburgo era profesora universitaria de ingles y en la época estival guía turística de español o ingles. Y hablando de turismo, aquí fue en el único sitio donde vi turistas japoneses, en el resto de Rusia era: españoles, italiano y chinos. Si, chinos, los chinos nos acosaban. Y lo digo bien. Eran una autentica plaga, además de colaban descaradamente. Íbamos todos haciendo fila ordenadamente y de repente "cuidado que vienen los chinos" y aponer los brazos sacando los codos y porque no teníamos armaduras. En el ermitage me rodearon y casi no consigo salir viva. Al parece por Rusia es común que haya mucho turismo chino según nos conto la guía. Nosotros solo sabíamos que eran una plaga que te acosaba hasta que conseguían ponerse los primeros y a ti que te den. Con respecto a las fotos de interior, son de la iglesia y del convento. Aquí son ortodoxos como los griegos, solo que en Grecia no pude hacer fotos ni ver tantas iglesias por dentro. Lo cierto es que tenía muchas ganas de verlas porque el libro de los mosaicos de sarantium y una historia de Bárbara Wood era de la época bizantina cuando hacían estos frescos en las paredes y lo cierto es que la realidad es mucho mejor. Es una pasada como esta todo pintado del suelo al techo. Si bien es cierto que después de ver seis o siete iglesias iguales te llega a cansar y ya no impresiona tanto. Pero al principio sí. Las imágenes solían ser más grandes que una persona, pero eso es algo típico de los rusos. Y el iconostasio siempre también estaba decorado con pinturas (lo que sería nuestro altar). Realmente impresiona... hasta que ves seis o siete iguales. Luego cambian con... bueno, eso más adelante. En el convento de suzdal hacían un espectáculo al tocar las campanas del campanario. Ahí había muchos turistas italianos pero es que en el convento había un cementerio bastante grande de italianos, dado que el convento sirvió de cárcel durante la guerra mundial y hubo varios italianos ahí.

Visita: Septiembre 2007

Mis imagenes: Pendientes

Informacion para viajar: Pendiente

Comentarios

Entradas populares de este blog

Subir al Waynapichu - Peru

Esqui de fondo en Inari - Finlandia

Paseo en dromedario por Douz - Tunez