jueves, junio 11, 2009

Baidi - China

Baidi(La Ciudad del Emperador Blanco)

A primera hora (las 6.00) una excursión a Baidi, la ciudad del Emperador Blanco, de todo el grupo que fue yo era la única occidental, el resto: españoles, australianos y alemanes se quedaron durmiendo, y solo los chinos y yo fuimos a ver la ciudad. La ventaja o inconvenient4 es que tuve una guía en ingles solo para mí. El pueblo original en si no tiene más que una calle principal con casitas, mercadillos con fruta y carnes y fabricas de peines de madera que según me comento una china del crucero que hablaba ingles, son famosos. Cogimos el bus y tomando la carretera de la montaña, junto al rio fuimos hasta la isla donde está el palacio del Emperador Blanco. Ahí, como es costumbre dada la forma de conducir china, temí por mi vida. Llegamos sin problemas y a la entrada, hasta de pasar a la isla había un templo con tenderetes de fruta alrededor. Hace tiempo se construyo un puente y desde entonces la isla ya no es isla. El puente está flanqueado por banderas de colores, que adornan la vista de las gargantas sobre el rio. Frente al puente porteadores con las sillas que antiguamente se usaban para el matrimonio, y al final más sillas de bambú y sus porteadores para subir, a quien lo pagara, hasta la cima de la isla, donde el palacio. Y es que para allegar hasta ahí hay que subir 300 escalones. Que eso a las 6 de la mañana no es nada. La entrada al palacio del Rey/Emperador Blanco estaba llena de colorido y según comento la guía había sido hecha por la dinastía Ming (la dinastía famosa pro los jarrones) que por cierto, la entrada tenía dos jarrones, supongo que de la misma dinastía. Hablando de los jarrones, me sorprendió que no comentaran nada sobre los jarrones de porcelana, la porcelana china siempre fue muy famosa por eso de que fue durante años un secreto chino sobre cómo fabricarla. En cambo hablan de seda, jade, perlas, te, pero nada de porcelana. Muy curioso. Como decía, desde arriba del palacio se tenía una vista privilegiada de la garganta qu, la primera de las 3 gargantas. Además la vita era exactamente la del billete de 10 yuan. Y aunque solo fuera por esto la visita a las 6 de la mañana valía la pena, porque vista desde abajo también impresiona, pero es una vista diferente. Entrando al palacio hay unas figuras representando una escena de una historia que paso ahí, sobre intrigas palaciegas, no recuerdo la historia porque tampoco era algo que retuviera en mi cabeza, luego visitamos más salas, patios, tumbas de reyes, y fue curioso porque en la figura de un pequeño buda las chinas lo tocaban por todos los lado, le pregunte a la guía y me dijo que según donde tocabas al buda daba salud en alguna parte de tu cuerpo. Vamos, que cambiamos a los santos pro los budas y es lo mismo. En una de las salas había unos ataúdes. Ataúd en chino significa riqueza y poder (supongo que de ahí que le dejen dinero al ataúd) dado que si uno s e podía permitir un ataúd es que era rico o poderoso. Antiguamente, no recuerdo en que época, pero en una bastante antigua, en esa zona al enterrar a la gente lo hacía en ataúdes que colgaban de la ladera de la garganta y los dejaban caer con cuerdas hasta introducirlos en huecos de la roca. Comento la guía que dentro de un mismo ataúd habían encontrado huesos de diferentes personas que no murieron en el mismo año, lo que puede significar que eran familiares que retomaban el ataúd de la roca, se enterraban juntos y lo volvían a dejar en la roca. Eso era algo muy curioso, que no conocí hasta llegar ahí pero más adelante del crucero vería con mis propios ojos los ataúdes en los agujeros de la roca en las gargantas. Y realmente a esa altura y vistos desde el río impresionan

Mis imágenes de Baldi, la ciudad del emperador Blanco: aquí

Visita: Mayo 2009

Información para viajar: Pendiente

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...