Big Canyon (El Gran Cañon) - EEUU

El Gran Cañón

Desde Sedona tomamos la desaparecida ruta 66, por la que viajábamos a través de la lluvia que caía a veces si, a veces no. Íbamos en dirección al helipuerto, para tomar un helicóptero y volar sobre el Gran Cañón. Y es que el gran Cañón, también llamado el cañón del Colorado porque el río Colorado lo atraviesa y ha sido el causante de sus formas, es algo que se tiene que ver desde el aire para poder sentir su grandeza. Llegamos y tuvimos que ver un video de seguridad y llevar un paracaídas en la cintura. Estábamos preocupados porque llovía a ratos y temíamos que se cancelara el vuelo, pero no solo no se cancelo sino que además tuvimos la suerte de que con la lluvia vimos el arco iris sobre el gran cañón. A mí me toco ir de espaldas, así que las vistas eran peores, pero aun así valió la pena. Recordaba de mi vuelo en helicóptero en nueva york que no se nota nada el despegue y aterrizaje, y me gusto mucho el vuelo, y la vista diferente del lugar. Y este vuelo también lo recomiendo, es media hora pero se tarda unos cinco minutos ida y vuelta recorrer el bosque de arboles desde el helipuerto al gran cañón. Y de repente de entre los arboles empiezan a aparecer unos salientes de roca y vas moviéndote con el helicóptero y ves como cada roca tiene un color, rojizo, verde, amarillento. El río colorado se ve por el centro, algo que andando no se ve igual. Como decía llovió en una parte del gran cañón, pero no cubría todo, era curioso verlo desde lejos y desde arriba. Después del vuelo en helicóptero entramos al gran cañón para verlo a pie. Hay varias zona por las que entrar, no tengo ni idea de por donde entramos nosotros el caso es que empezamos a andas unas 2 millas hasta llegar a un saliente donde se veía una esquinita del río, pero lo cierto es que todo eran rocas. Lo curioso es que aunque el camino esta asfaltado no hay ninguna barrera que evite que las personas nos fuéramos fuera del camino y nos asomáramos al borde de los precipicios y de los salientes que tenía el gran cañón. Algunos subieron a sentarse en la rama de un árbol que tenía forma de columpio. Yo solo me asome al borde de la roca para intentar ver mejor el río, lo cierto es que es impresionante la vista desde arriba y sin ninguna barrera. Después de esto fuimos al pueblo de al lado para dormir, los hoteles eran como en las películas, con la puerta hacia fuera, en un pasillo, y la piscina también por fuera, igual que en la series. Pero aunque se termino el día, aquí no se acabo la visita del gran cañón, si no tenía bastante con este recorrido a pie y por aire, al día siguiente fuimos de nuevo al gran cañón. Completando así la visita mañana y tarde. Nos acercamos a una torre que hacía de mirador, desde esa zona si se veía mucho mejor el rio colorado, grande y curiosamente azul. Lo que era colorado eran las rocas, no el rio. Aquí también entre arbustos y piedras se caminaba hasta el borde de la roca, para ver mejor, aunque no deja de ser algo peligroso, si cualquiera se resbala

Visita: Junio 2010

Mis imagenes: aqui(en la foto de la entrada la parte borrosa es la zona de lluvia, donde si se observa se ve el arco iris).

Informacion para viajar: aqui

Comentarios

Entradas populares de este blog

Subir al Waynapichu - Peru

Esqui de fondo en Inari - Finlandia

Paseo en dromedario por Douz - Tunez