Cuzco - Peru

Cuzco

En Cuzco o Cusco (ambos nombres son aceptados) hay que tener en cuenta dos tipos de monumentos arquitectónicos para visitar. Los que se encuentran dentro de la ciudad, y los que están en los alrededores a esta. Cuzco significa en quechua (el idioma de los incas) centro del mundo, y por eso hay tantos restos arquitectónicos a su alrededor. Comento lo de los dos tipos de monumentos porque es habitual ver en las guías hablar del boleto turístico para los monumentos de Cuzco que es un ticket compartido para visitar 16 sitios arqueológicos, y prueba de que están en las afuera es que algunos de ellos están en el valle sagrado y más cerca de otros pueblos pequeños que de la ciudad de Cuzco. En nuestro caso teníamos cogido un tour y ya nos llevaban hasta algunos de los 16 sitios del boleto turístico. Pero hay que tener en cuenta que los tours que ofrecen en la ciudad de Cuzco tu pagas el boleto completo y en realidad solo ves unos pocos, es importante mirarlo bien antes de coger cualquier tour porque el resto los ves de paso, si hay suerte. Comprar el billete turístico y verlos por tu cuenta es una opción para ver todos los lugares y, por tanto, amortizar el coste dado que al ser varios monumentos el precio es algo elevado, pero luego está el inconveniente del transporte, no es fácil encontrar transporte público hasta estos lugares. Como decía; no están en lo que es la misma ciudad de Cuzco. Hecha la aclaración vamos a descubrir la ciudad de Cuzco, la ciudad es muy grande pero lo interesante para ver está bastante cercano, de forma que andando se puede ver la ciudad. Nosotras fuimos al barrio de San Blas, es un barrio típico, con talleres de artesanos, casonas, calles peatonales, y muchas cuestas, tremendas cuestas que nos permiten llegar hasta a zona alta de la ciudad. Lo bueno de esta zona es ir callejeando, no te pierdes porque al final acabas en algún sitio cercano a la plaza de Armas. No hay que desalentarse de subir las cuestas para ir a la parte alta de la ciudad porque así se puede contemplar Cuzco a nuestros pies, con un cielo azul, nubes blancas y cerros imponentes. Todas las montañas que lo rodean están plagadas de casitas, y preguntamos a alguien el porqué todos los montes tenían nombres y grafitos grabados y nos comentaron que las escuelas para conmemorar algo escriben el nombre en la montaña, es una tradición. Paseando por las calles se pueden ver las antiguas casonas construidas por los españoles sobre importantes cimientos incaicos, con sus balcones de madera labrados con detalle, y piedras unidas. Es famosa la Casa Solariega donde nació Garcilaso de la Vega que era de ahí y al que llaman "el inca". Finalmente se llega a la plaza de armas, ahí comimos en uno de los balcones de madera tallada que cubren todos los portales de la plaza de armas, mirando a la plaza y las montañas que cubren el pueblo. Pasamos varias veces en la plaza de armas, una de las veces vimos pasar un desfile de escolares vestidos y bailando danzas típicas de diversas zonas, este desfile era por el día de las normas de tráfico y su respeto (que falta les hace), fue una suerte porque así pudimos disfrutar de un desfile muy colorido, aun así nos quedamos pensando en que nunca conseguíamos un día sin desfile, lo que significa que los chicos nunca están en el colegio, sino siempre desfilando. Ahí en la plaza de Armas también visitamos la catedral, por dentro está resaltan los cuadros rodeados de cristal veneciano, un Cristo que tiene un tono negro pero es por los trapos en los que está envuelto, como las antiguas momias incas, y mucha plata y cuadros. Hay muchísima plata, nos dijeron que hay una custodia, que tiene incrustados miles de diamantes con otras piedras preciosas como rubíes, topacios y esmeraldas. Y también de los muchos cuadros que llevan la catedral está el de la última cena donde judas el traidor tiene la cara de Francisco Pizarro, no tiene que decirse que nos quieren mucho por ahí. Y para rematar hay una virgen de la que no habíamos oído hablar; la virgen de la descensión. Por la tarde visitamos el Templo de Korikancha o Templo del Sol, este templo es una mezcla debido a la presencia española en la ciudad. Tanto por fuera como por dentro. Por fuera es un convento enorme, el convento de santo domingo, con sus torres y arquitectura española, pero sus cimientos son grandes piedras pulidas grises origen del templo inca del sol. Por dentro es una combinación de un patio de convento español, con las paredes cubiertas de pinturas y los restos de paredes, sales, puertas y ventanas del templo del sol. Piedras grises, perfectamente pulidas y ajustadas. Algo típico de la arquitectura inca. Hay muchas construcciones con cimientos de edificios incas pero es que Cuzco era el ombligo del mundo según la concepción del Inca, y el korikancha el centro religioso del Cusco, por eso hay quedado tanto vestigios. Desde el Templo del Sol comienzan cuatro caminos principales que llevan a las cuatro grandes partes del Universo, según nos contó el guía tuvimos para el Valle Sagrado.

Visita: Noviembre 2011

Mis imagenes: aqui

Informacion para viajar: aqui

Comentarios

Entradas populares de este blog

Subir al Waynapichu - Peru

Esqui de fondo en Inari - Finlandia

Paseo en dromedario por Douz - Tunez