jueves, diciembre 18, 2014

Trasmoz - España

Trasmoz 

Nuestra siguiente visita era Trasmoz, la imagen más impactante del lugar sin duda se capta antes de llegar al pueblo, desde la carretera. Desde ahí puedes ver el pueblo y su castillo en lo alto de la montaña y tras el pueblo inmenso e imponente el Moncayo cubierto en parte por las nieblas. La mejor imagen del pueblo porque cuanto más te acercas ya el Moncayo se deja de ver inmenso sobre el pueblo y el castillo pierde su silueta medieval, y es que de cerca se ven los agujeros, dado que no se conversa muy completo. Aun así se ha podido mantener hasta estos días y hasta reconstruir la torre del Homenaje gracias a que el inventor de la fregona y la jeringuilla desechable se enamoró del lugar y compró el castillo y ha estado cuidado desde entonces. Como en el castillo no cabemos todo el autobús nos dividen en dos grupos, uno va hacia el castillo y el otro se queda en el pueblo. No hay mucho que ver en el pueblo, pero el tiempo pasa rápido porque primero visitamos a una pareja que hace mermeladas muy originales (melocotón con vino, mango, plátano y mojito, gelatina de ginebra, etc) y al lado visitamos la quesería, donde nos explican cómo y qué tipo de queso hacen y esto si, como me encanta acabo cogiendo un queso, que está buenísimo. Trasmoz puede que no tenga muchas cosas por ver pero es un lguar especial, el pueblo entero ha sido des veces excomulgados por la Iglesia y están malditos por la Iglesia, y no han pedido al Papa que les levanten la maldición, dicen que así son únicos. También paseando por sus calles de camino al castillo se pueden ver adornos de brujas y carteles en cerámica indicando “aquí vive la bruja del año…” con el nombre de la misma. Y es que cada año no eligen la reina del pueblo sino a la bruja del pueblo, no se pueden presentar sino que son elegidas por el pueblo y lo consideran un honor. En el castillo nos espera la bruja del pueblo de este año para explciarnos la historia del pueblo y del castillo. Mientras se sube hasta el castillo además de los curiosos carteles que anuncian las mujeres que han sido brujas del año también están los carteles de las calles, con tanta historia como “calle del gol de Naym” (todo aficionado al Real Zaragoza Club de fútbol sabe a qué me refiero) y otros como la calle de la tía casca. La bruja del año nos contaría que el pueblo tiene una larga historia unida a las brujas, de ahí que fuera excomulgado y demás, pero que la tia Casca es un caso importante porque cuando ya había desaparecido al inquisición a una de las vecinas del pueblo que era curandera de esas que sabe mucho de hierbas y era llamada “Tía Casca” (por lo habitual en Aragón de llamar a las personas importantes pero del pueblo como “tíos”), el pueblo entero la persiguió acusándola de brujería hasta que la mujer cayó por un precipicio y se mató. Una mujer injusta y sobre la leyenda de esta bruja Bequer escribió, y es que los hermanos Bequer estuvieron mucho tiempo por estas tierras para curar su enfermedad y así recopilaron leyendas y tradiciones de estas zonas. En todo caso, el pueblo a parte de ese caso famoso ha debido tener un poco más de historia para que tenga la fama por la cuál sus fiestas de brujas sean tan conocidas. Además de que fue aquí donde estuvo secuestrado el padre de Julio Iglesias (hablando de secuestro que comentaba con el pozo de aines). La historia de las brujas del pueblo de Trasmoz empezó, como nos contaron, por una mentira. Y es que en el castillo comenzaron a acuñar moneda falsa por la noche, y para que los habitantes del pueblo no sospecharan les dijeron que el ruido era el ruido de las cadenas de las brujas del lugar. Y así comenzó todo. Eso y que el lugar era un sitio muy deseado dado que estaba en una situación estratégica perfecta pues linda con Navarra, Francia, La rioja, y Aragón. Todo a la misma distancia. El caso es que tras dejar las calles del pueblo se sube hasta arriba del monte donde está el castillo. Como decía lo mejor conservado es la torre del Homenaje, aunque el resto o tenía mucho más dado que era una fortificación militar en la línea defensiva cristiana del somontano del Moncayo. Se excavó alrededor de una parte de la muralla y se encontró un enterramiento de la Edad Media, con casi toda la cerámica y armas muy bien conservadas. Pero para seguir el trabajo de excavación se necesita un equipo arqueológico y eso es costoso. La Torre del Homenaje es de planta rectangular y está dividida en varios pisos. Esta torre estaba protegida por un recinto ovalado de grandes sillares y por un foso artificial y su estructura se ve perfectamente desde lo alto de la torre. Y es que lo segundo que más vale es la vista desde lo alto de la torre de homenaje, donde se puede ver mucho mejor el castillo y todos los paisajes que lo rodean, incluido la inmensidad del Moncayo. Dentro de la torre del Homenaje hay un museo con piezas variadas. En la planta baja de la torre esta la parte dedicada a las brujas, y en el resto de plantas se puede ver una colección del ajuar del último señor feudal del castillo de Trasmoz, Pedro Manuel Ximenez de Urre, descubiertos en la excavaciones comentadas antes. Así como escudillas, jarras, parte de la coraza de una armadura de caballero, elementos de orfebrería, vajilla, cantimploras, broches, puntas de lanzas, flechas, agujas, dedales, moneda, elementos de tortura, lienzos pictóricos y en la última planta antes de llegar al techo de la torre es donde se encuentran dos armaduras japonesas perfectas, en Japón no las vi tan increíbles. Son de la organización que el inventor compró a un exembajador de España en Japón, pero no tienen nada que ver con Trasmoz. Hablando de Japón, las escaleras que suben de plantan a planta en la torre me recordaron a las del castillo de Himeji en Japón, desde Himeji no había vuelto a subir unas escaleras de madera tan empinadas como esas, hay que bajar de espaldas para evitar peligros. En Japón era porque era mejor para defender el castillo, aquí es porque no hay más espacio para escaleras, y las de piedra que pudo tener la torre están perdidas. Pero no hay que asustarse, se pueden subir las escaleras con calma y así alcanzar el techo de la torre, donde se tiene una vista increíble del Moncayo y todas las tierras que rodean Trasmoz. Lo mejor del castillo: la vista. Es impresionante.

Visita: Noviembre 2014

Mis imagenes: Pendientes

Información para viajar: Gozarte

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...